Vocero del INCP habla sobre transparencia, confianza y ética

ConfianzaFernando Niño Niño, vocero del Instituto Nacional de Contadores Públicos, se refiere a la confianza como un elemento esencial en el desarrollo de los profesionales, pues el mundo de los negocios gira en torno a ella y los fallos éticos resultan intolerables no solo en el ámbito económico sino también en el ámbito social y político. Para Niño, Colombia cuenta con excelentes profesionales capaces de prevenir y detectar oportunamente vínculos, movimientos u operaciones sospechosas en una organización lo cual se debe aprovechar, alinear y engranar con los principios de contabilidad y ética corporativos.

El vocero también señala que nuestro país es líder regional en prevención de riesgos asociados al lavado de activos y el financiamiento del terrorismo y que estamos llamados a mantener estos estándares de transparencia.

Redacción INCp

“Prevención y detección de movimientos sospechosos van de la mano con principios generales contables” 

Para Fernando Niño Niño, vocero del Instituto Nacional de Contadores Públicos –INCP–, la responsabilidad no es solo de los entes de control, sino de todas las personas que tienen visibilidad sobre las actuaciones. La transparencia y confianza deben surgir también desde la academia.

Los próximos 7 y 8 de septiembre, en la ciudad de Cartagena, se realizará la V Cumbre de Contadores, organizada por el Instituto Nacional de Contadores Públicos, evento en el que se expondrán diversos temas enmarcados y enfocados en los desafíos y retos de la profesión.

El evento busca marcar unas directrices para los profesionales de la industria contable, los auditores y todos los profesionales relacionados con la gestión empresarial, para que conozcan el valor de la confianza como un elemento para el desarrollo tanto de los profesionales como de la industria en general y de todo el país.

Fernando Niño Niño, vocero del Instituto Nacional de Contadores Públicos –INCP, señala que Colombia está viviendo un momento interesante ya que está dejando atrás un pasado violento y está mirando hacia adelante como una nación competitiva y preparada para cumplir los compromisos y las responsabilidades que esto trae. “Esto la pone en el centro de la mira del mundo entero, en particular de las demás naciones y empresas que quieren tener negocios con el país y fortalecer la relación en el mediano y largo plazo”.

En sintonía con lo anterior, se debe mostrar que existen las condiciones económicas, políticas, sociales para atender las demandas del extranjero. Este trabajo es una tarea ardua y vital para todos los colombianos y se resume en dos palabras: generar confianza.

La confianza en el mundo de los negocios es uno de los principales activos. Las empresas invierten con fluidez si las variables son favorables y generan confianza.

Por el contrario, si existen escándalos financieros, administrativos, de índole ético, tráfico de influencias, en síntesis, si los índices de corrupción son altos, es difícil que un inversionista haga algún movimiento o recomiende trabajar en el país.

El reto integral de construir confianza

“En Colombia contamos con excelentes profesionales en diferentes áreas de conocimiento como sociales y económicas, excelentes abogados en oficinas jurídicas, sobresalientes y destacados contadores que cumplen funciones de auditores y revisores fiscales; coyuntura que genera y posibilita un alto nivel de exigencia en materia de prevención y detección oportuna de posibles vínculos, movimientos u operaciones sospechosos realizadas por parte de altos funcionarios de una organización, miembros de juntas directivas, u otros, de entidades tanto públicas como privadas”, afirma Niño Niño.

Lo anterior debe ser evaluado por los principios generales tanto de la contabilidad, como de la ética. Lo ético es hacer las cosas correctas sin impactar negativamente a los terceros, lo mismo sucede en la empresa. La ética va desde el manejo del medio ambiente, los insumos y las relaciones con los proveedores, hasta la manera como se interactúa con los empleados y los clientes.

“Tanto los mecanismos de control de los negocios, como los profesionales y en general los empleados de todos los niveles de una organización, debemos tener conciencia de que una falla en la ética es intolerable razón por la cual debe prevenirse desde el principio”, dice Niño Niño.

El vocero del INCP apunta también que la responsabilidad no es solo de los entes de control, sino de todas las personas que tienen visibilidad sobre las actuaciones.

“Lo importante y esencial es que se trabaje de manera articulada y coordinada, compartiendo la información que permita entender lo que sucede en una empresa, de forma transparente y resolviendo temas comunes, desde las áreas de logística, hasta la de control financiero, jurídica, incluso la junta directiva, entre otros”, afirma.

A mantener los estándares de transparencia

La OCDE dicta las normas en cuanto a transparencia y lucha contra la corrupción. De igual manera, ha desarrollado estudios para naciones como México y Perú, en los que se evidencia la necesidad que tienen estos países de implementar medidas para prevenir los riesgos de corrupción.

Colombia, por su parte, es líder regional en prevención de riesgos asociados al lavado de activos y el financiamiento del terrorismo. Hoy, otras naciones siguen sus mismas estrategias en este frente. Lo que sigue es mantener estos estándares altos para continuar generando un importante nivel de confianza y credibilidad.

Igualmente, la Superintendencia de Sociedades en el año 2016 se pronunció por medio de una circular con la que pretendía que sus vigilados implementarán programas de cumplimiento para la prevención del soborno transnacional, enfocados en la transparencia y la ética empresarial.

Desde el punto de vista de Niño Niño, la transparencia y confianza deben surgir también desde la academia: superando el conocimiento técnico para que este se vincule con el tema humano y el de confiabilidad.

Fuente: Actualícese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *