Siglo XXI, una nueva era para la auditoria robotizada

La era de la digitalización y la automatización de los contenidos representa nuevos retos para los profesionales de la contabilidad, exigiendo su constante capacitación y adaptación a los avances que implican cambios en los modos de trabajo. Los avances en robótica de cara a la contabilidad generan un mejor aprovechamiento del tiempo de los funcionarios, el cual puede ser dedicado por los profesionales contables en la realización de mejores análisis y tomas de decisión. Esto no implica el fin del ejercicio de auditoría por parte de los profesionales, por el contrario, el progreso tecnológico tiene efectos positivos en la realización de esta trascendental profesión, siendo una herramienta fundamental para el desarrollo de las empresas.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por El Heraldo

Para mayor información, puede revisar el artículo: “Robótica y auditoría, el gran reto”, de El Heraldo.

Robótica y auditoría, el gran reto

La contabilidad y la auditoría se enfrentan a los retos que genera la era de la automatización y los profesionales que la ejercen no deben quedarse atrás. Los procesos de robótica están ganando mucho terreno y quienes trabajamos en estas áreas debemos conocerles y adaptarnos al cambio, el cual origina, por supuesto, una forma diferente de hacer nuestro trabajo, con mayores niveles de eficiencia y eficacia.

Actualmente, existen herramientas que realizan las actividades que hasta hoy han ejecutado las personas como parte de un proceso, con el beneficio de ejecutar actividades repetitivas más rápidas y precisas que las personas.

Algunos quizás podríamos temer que nuestro trabajo está siendo amenazado por robots, pero quizás el papel de los profesionales en la contabilidad y la auditoría está cambiando, liberando tiempo para dedicarlo a análisis más relevantes y de toma de decisiones.

Hoy, las principales firmas internacionales cuentan con herramientas automatizadas para brindar servicios de impuestos, asesorías y auditoría.

También la ejecución de auditorías en áreas como ingresos se han automatizado a través de robots de software que realizan funciones basadas en reglas para ejecutar conciliaciones, procedimientos analíticos y procedimientos de doble propósito (por ejemplo, pruebas de control interno y pruebas de detalles).

Los ingresos son generalmente un área de alto riesgo en los trabajos de auditoría y la automatización de las tareas que no requieren el criterio del auditor tiene el potencial de mejorar la calidad de la auditoría al reasignar el trabajo de los auditores al análisis de las diferencias generadas por los resultados obtenidos por el trabajo ejecutado a través de la robótica.

Estas herramientas también permiten verificar la transferencia segura de archivos por parte del cliente y que se origina directamente de los sistemas de información contable; otras herramientas toman las ventas de períodos anteriores, las comparan con el costo de ventas y permiten establecer una tendencia para el año actual, el cual se compara contra las ventas reales para determinar si son razonables, considerando el umbral de la materialidad.

Otra característica de estas herramientas es que permiten calcular si el precio y la cantidad son diferentes en las facturas de ventas, los pedidos de venta y los documentos de envío, y para generar alertas para las transacciones de ventas que contienen diferencias de precio y cantidad. Al automatizar estos procedimientos, los auditores pueden reasignar su tiempo a más actividades de valor agregado, lo que inherentemente aumentará la calidad de la auditoría y el servicio al cliente.

Así, los auditores pueden obtener una mejor comprensión de las operaciones comerciales del cliente y, por lo tanto, ser capaces de evaluar con mayor precisión el riesgo de error material.

En conclusión, debemos estar preparados para esta nueva era que ya es una realidad y un gran reto por afrontar.

Fuente: Ronald Fiallos – El Heraldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *