¿Qué se prevé en tecnología para 2020-2030?

Estas son nueve de las predicciones en tecnología para esta década que afectarán y mejorarán la calidad de vida de los trabajadores en todos sus entornos:

Elaboración propia 

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Dirigentes Digital

Para más información consulte el artículo titulado “Diez predicciones tecnológicas para los próximos diez años” publicado por Dirigentes Digital. 

Diez predicciones tecnológicas para los próximos diez años 

Gianfranco Lanci, Presidente y COO de Lenovo hace diez predicciones hasta 2030 del presente y futuro de la tecnología. Esta década será el tiempo de aterrizar alguna de las grandes tendencias que hemos ido viendo los últimos años, como la Inteligencia Artificial, el 5G la realidad aumentada o la realidad virtual.

2020 va a ser el año del 5G

La tecnología 5G ha sido uno de los avances más sonados en la última parte de 2019. Se ha extendido su uso comercial a la red telefónica de muchos países y se ha extendido la comercialización de dispositivos con conectividad de última generación, con una velocidad punta de 10 Gb/s, en otras palabras: una velocidad 100 veces más rápida que el 4G. El uso de esta tecnología aún está verde, ya que se precisa de un despliegue mucho mayor de las redes, la infraestructura y operadores para dar servicio a los nuevos modelos móviles con 5G.

Entre otros, los avances de esta nueva tecnología incluyen redes privadas para las plantas de montaje y fábricas que permitan una mayor productividad de los trabajadores, mayor eficiencia de las máquinas y un aumento de la rentabilidad. Algunos de los cambios que vendrán de mano de la tecnología 5G parecen aún lejanos y supondrán una verdadera disrupción en sectores completos. En un futuro no muy lejano, se espera que los médicos operen a pacientes a kilómetros de distancia mediante el control de dispositivos robóticos o la holoproyección en las reuniones como sustituto de las videollamadas.

Inteligencia Artificial para todos

Esta década veremos cambios en el campo de la Inteligencia Artificial que bajarán al terreno esta mega tendencia de la que tanto se habla. Llega el momento de las herramientas laborales y sociales basadas en la IA, con el objetivo de dar una mayor calidad de vida y de eficiencia en el trabajo. IDC predice que, de cara al 2024, más del 60 por ciento de los hoteles de lujo de todo el mundo habrá implantado un asistente inteligente para atender a los clientes con funcionamiento de Inteligencia Artificial para mejorar la experiencia de estos últimos. La IA ha venido para quedarse y con ella los desafíos en privacidad y gobernabilidad en las empresas que ello supone. En los años venideros se crearán departamentos con el objetivo de desplegar la Inteligencia Artificial de manera responsable, para que la sociedad realmente se beneficie de ella. Pasaremos de la IA como reclamo de marketing a empresas que verdaderamente sepan entender cómo implementarla y obtener beneficios de ella.

El auge del derecho a la privacidad

Desde luces inteligentes a aspiradores y coches conectados, el internet de las cosas invade nuestro espacio y se ha convertido de manera natural en algo con lo que convivimos; una realidad en la que la privacidad es el centro de atención. Aunque los consumidores han adoptado estos dispositivos conectados e inteligentes para mejorar nuestro día a día, un estudio realizado en 2019 por el Foro Económico Mundial concluyó que, el 57% de los consumidores se sentían incómodos con la forma en que las empresas utilizan sus datos. Existen riesgos de seguridad y privacidad de los que los consumidores están empezando a ser más conscientes. En 2020, cada vez más consumidores se posicionarán respecto a sus datos personales y las marcas, productos y características que protegen su derecho a la privacidad se ven recompensadas con una mayor demanda. Las marcas tendrán que ser mucho más transparentes en cuanto a qué datos recopilan y cómo se utilizan, y no solo en los mercados en los que rige el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Nuevas formas de conexión y colaboración laboral

La tecnología está adoptando nuevas formas que ayudan a la optimización de los flujos de trabajo, el ahorro de tiempo y una comunicación más eficaz, gracias a la colaboración entre trabajadores y capacidades automáticas (los llamados cobotos o robots colaboradores). Las empresas recurrirán a la IA para impulsar una experiencia más productiva, desde la conectividad instantánea hasta las transcripciones y traducciones en directo. Descubrir nuevas formas de colaboración y de conexión entre los trabajadores formará parte de la estructura de la actividad empresarial, en lugar de ser un medio para facilitar las conexiones entre tareas discretas.

La seguridad en las empresas será prioritaria

Cada vez se trabaja más en remoto, desde lugares distintos a la oficina tradicional, y prima contratar a los mejores profesionales, aunque eso suponga ofrecer mayor flexibilidad en cuanto a dónde y cómo trabajan. Este nuevo estilo de trabajo implica retos de seguridad, en primer lugar poniendo en práctica unos procedimientos adecuados, con herramientas que ofrezcan visibilidad sobre los dispositivos, independientemente de su ubicación y la capacidad de realizar acciones en ellos. El uso de una solución de seguridad de endpoint con IA será fundamental. En este punto, se espera que el blockchain ofrezca opciones al alcance de las empresas para encriptar transmisiones y accesos de punto a punto. Predecir, prevenir, detectar y responder a actividades maliciosas en los mismos dispositivos conectados (endpoint) será vital para contribuir a bloquearlo o remediarlo, si se ha producido la brecha. Los usuarios comenzarán a exigir soluciones que no dejen lagunas de cobertura explotables y las empresas dependerán de sistemas cada vez más interconectados. Los volúmenes y el valor de los datos contenidos en estos sistemas seguirán aumentando, lo que intensificará el daño potencial asociado a una vulneración.

La transformación digital llega a las consultas médicas

Las expectativas de los consumidores aumentan cuando se trata de mejores opciones de asistencia sanitaria. La combinación de métricas capturadas por los dispositivos portátiles y los equipos de monitorización conectados en el hogar, así como las conexiones virtuales con cuidadores y médicos comenzarán a transformar las experiencias de más pacientes y a dar mejores resultados. Mantener el bienestar y tratar enfermedades crónicas requiere un cuidado constante y regular, y una tecnología más inteligente es gran parte de la solución. La creciente red de dispositivos y servicios médicos móviles del Internet de las Cosas (IoT) ofrece la supervisión, el análisis y el tratamiento diarios necesarios para obtener sociedades más sanas mediante una atención personalizada y eficaz. Los mercados están respondiendo a este rápido crecimiento de la oferta y la demanda. A principios de 2019, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid en Estados Unidos ajustaron sus reglamentos para la monitorización en remoto de pacientes, dando a los proveedores de atención médica más flexibilidad en el uso de soluciones de atención médica virtual.

Educación con realidad virtual y aumentada

Más excursiones escolares, visitas turísticas e intercambios culturales enriquecen la experiencia de aprendizaje de nuestras generaciones futuras. En la educación, la realidad aumentada y virtual (AR/VR) ofrecen una experiencia inmersiva tanto para los educadores como para los estudiantes, lo que ejerce un efecto positivo en la comprensión y la retención de contenidos. Gartner predice que el 60 por ciento de todas las instituciones de educación superior en Estados Unidos utilizará la Realidad Virtual (VR) en el aula de aquí a 2021. Los estudiantes podrán aprender geografía viajando por todo el mundo, realizar experimentos científicos virtuales y explorar lugares históricos que de otra manera serían inaccesibles para muchos; lo que también iguala las condiciones para los diferentes estudiantes. Las experiencias inmersivas son la herramienta definitiva y los educadores podrán utilizar los datos para analizar el progreso de cada alumno, lo que puede derivar en planes de estudio personalizados que satisfagan las necesidades específicas y el tipo de aprendizaje más adecuado.

Los dispositivos plegables remodelarán la portabilidad y la productividad

Con unos dispositivos plegables a la vanguardia de las decisiones de compra de los prescriptores de tendencias tecnológicas, la productividad de los portátiles colisionará con la portabilidad de los smartphones en 2020. Los formatos plegables incorporarán pantallas más grandes y una variedad de factores nunca vista. Para ello, las organizaciones continuarán proporcionando tecnología más inteligente, como dispositivos plegables, que permiten una integración perfecta entre el trabajo y la vida personal, o se quedarán atrás en un ecosistema que evoluciona a marchas forzadas. En un momento en que los trabajadores se desplazan más, teletrabajan y las compañías se tornan cada vez más globales, los empleados buscarán tecnologías que les brinden experiencias rápidas, eficientes y fáciles, que no supongan una carga ni en su forma de trabajar ni en su aspecto.

De la nube al Edge Computing

La nube está sustituyendo a los centros de datos convencionales en el núcleo de la red, pero aún surgirá un nivel de tecnología completamente nuevo, el edge computing, como fuente complementaria de infraestructura de TI, dado que soporta numerosas tecnologías innovadoras que prometen ampliar el uso y el efecto tecnológicos hasta ámbitos completamente nuevos.

La transición al edge computing se ha visto impulsada por una computación superior capaz de procesar cargas de trabajo más complejas, incluyendo el aprendizaje automático y la IA. Con más de 20.000 millones de objetos conectados a Internet en 2020 según las proyecciones, más empresas trasladarán el análisis de datos y las aplicaciones potenciadas por IA de la nube al edge computing para reducir la latencia, aligerar las cargas de los servidores centrales y mejorar las operaciones empresariales.

Juegos en la nube

En 2020, el gusto de los consumidores por los juegos en la nube experimentará un auge ante su deseo de acceder a juegos a la carta desde prácticamente cualquier lugar. Los consumidores querrán poder jugar no solo desde sus smartphones y tablets, sino también desde sus ordenadores ultraportátiles, especialmente si no tienen la consola a mano, o desde sus PC de gaming de gama alta. A medida que los juegos en la nube van ganando adeptos entre jugadores profesionales y aficionados por igual, los consumidores demandarán a las empresas tecnológicas hardware que ofrezca alto rendimiento a precios asequibles.

Fuente: Dirigentes Digital  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *