RPA e inteligencia artificial en la hiperautomatización empresarial

La Hiperautomatización es considerada como la combinación efectiva de herramientas y tecnologías avanzadas enfocadas en la automatización de tareas en los procesos empresariales. Para iniciar esta implementación en las compañías es indispensable contar con un plan de acción definido que organice el modo en que la información es recibida y manejada en el software, así como tener a disposición herramientas con la capacidad de eliminar y sustituir tareas repetitivas. La principales son:

Elaboración propia

Redacción INCP a partir de artículo publicado por AuraPortal

Para más información consulte el artículo titulado “Qué es la Hiperautomatización” publicado AuraPortal.

Qué es la Hiperautomatización

Gartner define la Hiperautomatización de procesos empresariales como la combinación efectiva de herramientas de software con el fin de automatizar las tareas del flujo de trabajo, y eliminar los silos de información o funcionales del sistema.

Estas tecnologías incluyen la aplicación de tecnologías avanzadas, como Inteligencia Artificial (IA), aprendizaje automático (ML), RPA, BPM y minería de datos.

Implicaciones de la hiperautomatización de procesos empresariales

Cuando abordamos nuestro proyecto de hiperautomatización es muy importante entender el alcance de la automatización que vamos a abordar y establecer un plan de acción. La integración entre las herramientas es ahora más crítica que nunca, y debemos ser conscientes de que todas las organizaciones generan mucha más información desestructurada que estructurada: correos, mensajería, etc.

Por lo tanto, necesitaremos herramientas de software fáciles de usar, escalables y que, además, tengan capacidades para extraer datos de las diferentes fuentes que componen nuestro sistema de software.

Componentes clave de la hiperautomatización de procesos empresariales

Las características de un software Low-Code avanzado pueden ser clave a la hora de poner en marcha nuestro plan. Estas herramientas ofrecen facilidades para poner en marcha procesos, y cuentan con asistentes para facilitar las integraciones con otros elementos del sistema. Además, nos ofrecen potentes utilidades para obtener informes y realizar un seguimiento del estado de las tareas. En definitiva, nos ofrecen un control total de la organización.

Pero una herramienta no es suficiente para poner en marcha nuestro sistema hiperautomatizado. Necesitamos otras herramientas que lleven nuestros procesos un paso más allá y que tengan capacidades para eliminar tareas repetitivas o que puedan sustituir tareas que impliquen habilidades cognitivas.

Estas herramientas son el RPA y la Inteligencia Artificial. Pero nuestro trabajo siempre va a necesitar que combinemos las habilidades de los humanos con las de las máquinas. Las máquinas son muy potentes trabajando con datos, pero no tienen la capacidad de decisión que tenemos lo humanos. Conseguir la armonía perfecta entre el trabajo de las máquinas y el de las personas es vital para garantizar nuestra competitividad.

Por otra parte, necesitaremos utilizar aplicaciones de minería de procesos para descubrir, monitorear y mejorar nuestros procesos. No existen soluciones definitivas, y nuestro sistema debe evolucionar a medida que evolucionan nuestros usuarios.

RPA

Un RPA emula el comportamiento humano en el manejo de los sistemas informáticos. La comunicación con los sistemas es similar a como lo hacen las personas: mueven el ratón, pulsan botones e introducen o leen datos de las pantallas. Estas habilidades les permiten ejecutar tareas repetitivas de forma más rápida y eficaz de lo que lo haría cualquier persona.

Actualmente se están utilizando mucho para integrarse con sistemas heredados que están generando silos de información en el sistema.

En general, los procesos que pueden ser ejecutados por un RPA deben estar basados en reglas y no depender del juicio humano. Se inician como respuesta a un evento preconfigurado, implican un elevado volumen de carga de trabajo, requieren la coordinación de varias funciones o presentan actividades comunes.

Un RPA integrado con una herramienta Low-Code nos proporcionará datos o ejecutará tareas dentro del flujo general de un proceso más amplio.

iBPMS

Las suites inteligentes de procesos empresariales (iBPMS) tienen un concepto más global de automatización de procesos que los RPA. Al contrario que estos, no se centran en una tarea específica sino en el conjunto de tareas del proceso. Es decir, una tarea gestionada por un RPA sería una tarea automática que formaría parte de un proceso iBPMS.

Un software iBPMS permite a las empresas modelizar, implementar y ejecutar conjuntos de actividades interrelacionadas (procesos), aplicando reglas de negocio. Estas acciones se ejecutarán tanto a nivel departamental como interdepartamental y, si el proceso lo precisa, incluirán a agentes externos: clientes, proveedores, etc.

La integración con sistemas externos se logra a través de conectores nativos que facilitan las integraciones con productos como Office, SAP, SharePoint, etc. Y, en algunos casos, también ofrecen asistentes para generar nuevos conectores mediante tecnologías de servicios web.

Son muy útiles en el control de la organización, ya que soportan todo el ciclo de vida de los procesos y decisiones de negocio: descubrimiento, análisis, diseño, implementación, ejecución, monitoreo y optimización continua.

Un iBPMS representa mejor que cualquier otro software el nexo entre la tecnología y las personas. Facilita la integración con otras herramientas y naturaliza la inserción de nuevas tecnologías como el RPA y la IA dentro de la organización.

DTO: el gemelo digital de una organización

Según los analistas de Gartner Marc Kerremans y Joanne Kopcho, un “Gemelo Digital” es un modelo de software dinámico que representa a la organización y cuya base son los datos operacionales y/u otro tipo de datos.

Es decir, con un gemelo digital tenemos una réplica virtual del producto, servicio o proceso que simula, que nos sirve como banco de pruebas para combinar distintas tecnologías y poner a prueba nuevas oportunidades de negocio o planificar escenarios futuros.

Técnicas de IA en hiperautomatización de procesos empresariales

El aprendizaje automático (Machine Learning) y el procesamiento del lenguaje natural (PLN) están expandiendo rápidamente las posibilidades de hiperautomatización.

Por otra parte, la minería de procesos está contribuyendo de forma muy positiva a mejorar los automatismos de las organizaciones y a descubrir otras tareas susceptibles de ser automatizadas.

Machine Learning

Machine Learning es una disciplina de la Inteligencia Artificial que crea sistemas que aprenden automáticamente. El aprendizaje automático y el análisis de datos lo que hacen es dar sentido a una cantidad ingente de datos. Buscan a través de grandes conjuntos de datos para establecer patrones y, en función de estos, identificar a qué características debemos prestar atención para hacer una predicción.

PNL

El procesamiento del lenguaje natural (PNL) está añadiendo al software la capacidad de comprender e interpretar el lenguaje humano de la forma en que está escrito o hablado. Esta característica está permitiendo introducir en los procesos chatbots y asistentes personales virtuales (VPA), que están desempeñando tareas hasta ahora reservadas a personas.

PNL y Machine Learning también pueden ayudarnos a encontrar información buscando en grandes volúmenes de información no estructurada: mails, publicaciones en redes sociales, vídeos, etc.

Otros usos, que cada vez se están incorporando más a los procesos de las organizaciones, son los siguientes:

  • Análisis de sentimientos: muy utilizado en opiniones de producto y automatismos de recomendación. Son capaces de diferenciar si un comentario es positivo o negativo.
  • Traducción automática de idiomas.
  • Clasificación automática de textos en categorías.

Minería de procesos

La minería de procesos es una técnica de administración de procesos que permite analizar los procesos de negocios de acuerdo con un registro de eventos. En concreto, aplica algoritmos de minería de datos a los datos de este registro para identificar patrones y tendencias.

Los registros de eventos ya están disponibles en sistemas como BPM, CRM o ERP y nos proporcionan datos como el nombre de la tarea, ejecutor, fecha de inicio y de fin de la actividad, etc.

La minería de procesos es el complemento perfecto para proyectos de automatización de procesos ya que permiten descubrir e identificar tareas repetitivas que podrían ser automatizadas.

Fuente: AuraPortal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *