Robots en Wall Street: ¿más rentabilidad?

A partir de un estudio de tecnología financiera realizado desde 2003 hasta 2018 en siete firmas de roboanalistas se estableció que los robots que fueron programados para realizar análisis de la toma de decisiones en inversión son más rentables y rápidos que los humanos, resultando que las probabilidades de producir calificaciones de venta y analizar divulgaciones corporativas y complejas son más altas. Lo anterior debido, en parte, a que los robots no están sujetos a convenciones ni actúan bajo juicios por conflicto de interés y llevan a cabo una distribución más equilibrada.

Así las cosas, en los últimos años las máquinas han estado haciendo gran parte del trabajo en Wall Street y se pronostica que en los próximos diez años la automatización podría reducir incluso más el personal humano de la Bolsa, a pesar de la defensa que intenta consolidarse en torno a que solo los trabajadores cuentan con capacidades como estudiar discusiones matizadas sobre llamadas de ganancias o establecer conversaciones con la gerencia.

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Bloomberg

Para más información consulte el artículo titulado “¿Analistas robot superan análisis humanos en Wall Street?” publicado por Bloomberg.

¿Analistas robot superan análisis humanos en Wall Street?

Nos ganan en ajedrez y cultura general, suplantan miles de trabajos y están a punto de quedar sueltos en calles y carreteras como conductores y mensajeros.

Ahora, están surgiendo nuevas señales de supremacía de robots en Wall Street en forma de máquinas analistas de acciones que toman decisiones de inversión más rentables que los humanos. Al menos, ese es el resultado de uno de los primeros estudios del tema, cuyos resultados preliminares fueron publicados en enero.

Comprar recomendaciones vendidas por roboanalistas, que supuestamente imitan lo que hacen los departamentos tradicionales de investigación de renta variable, pero más rápido y a un costo más bajo, superan a sus homólogos de carne y hueso a largo plazo, según profesores de Indiana University.

“Usar este tipo de tecnología para hacer recomendaciones de inversión o realizar análisis de inversión será cada vez más importante”, dijo por teléfono Kenneth Merkley, profesor asociado de contabilidad y uno de los autores.

Los departamentos de investigación de Wall Street cumplen una variedad de funciones, entre ellas conectar a los inversionistas con los ejecutivos de la compañía y recopilar ganancias y otros datos corporativos. Si bien sus recomendaciones de compra, venta y retención aún atraen la atención y pueden mover acciones, el número de clientes que basan sus decisiones de inversión probablemente sea limitado.

El estudio analizó una rama pequeña y aún en gran medida experimental de tecnología financiera, empresas fundadas en la premisa de que la tecnología digital hace un mejor trabajo que los humanos al emitir recomendaciones accionarias. Si bien todos los analistas usan computadores, un puñado de startups ha estado analizando si los programas pueden manejar todos los aspectos del proceso de selección de valores.

El estudio de Indiana University analizó más de 76.000 informes emitidos por siete firmas diferentes de roboanalistas entre 2003 y 2018. Entre los hallazgos se evidencia que los servicios automatizados tienen más probabilidades de producir calificaciones de venta (en oposición a retenciones y compras) que las empresas tradicionales. También revisan sus informes con mayor frecuencia y pueden ser mejores para analizar las divulgaciones corporativas grandes y complejas, incluidas las presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores.

Los autores compararon las recomendaciones de los roboanalistas con las de analistas tradicionales que forman parte del sistema de estimación de corredores institucionales. Omitieron retenciones en su análisis a largo plazo ya que esas recomendaciones son menos procesables, según Merkley.

Dado que los roboanalistas no muestran sesgos y no están sujetos a conflictos de intereses, producen una distribución más equilibrada de las calificaciones, afirmaron los autores, que también incluyen a Braiden Coleman y Joseph Pacelli. Mientras que los analistas tradicionales trabajan activamente para mantener relaciones con la administración de la empresa, los robots no están sujetos a las mismas convenciones. Es posible que sus análisis no reciban el mismo nivel de respuesta que los de humanos al principio, pero las recomendaciones pueden generar “ganancias sustanciales para los inversionistas individuales”, dijeron.

Del total de recomendaciones pendientes de roboanalistas, más de 30% representaron calificaciones de compra en comparación con 47% de analistas tradicionales (el número total de recomendaciones pendientes de analistas tradicionales fue cinco veces superior al de robots). Alrededor de una cuarta parte de las recomendaciones de las máquinas cayeron en la categoría de venta, en comparación con 6% de los humanos.

Los analistas tradicionales han estado bajo presión recientemente, las máquinas han estado haciendo una mayor parte del trabajo, mientras que los inversionistas se quedan cada vez más en fondos pasivos. En la próxima década, la automatización podría reducir el personal en Wall Street y la industria bancaria en aproximadamente 200.000, de acuerdo con Wells Fargo Securities.

“Lo que vemos es que los presupuestos de investigación en estos bancos están siendo limitados, la propuesta de valor de la investigación de acciones del lado de la venta se está reconsiderando; para nosotros, esta industria está lista para la interrupción”, dijo Merkley. “La tecnología es una de esas interrupciones porque puede hacer cosas probablemente a menor costo y mayor escala”.

Los opositores argumentan que las máquinas no pueden analizar discusiones matizadas sobre llamadas de ganancias o tener conversaciones con la gerencia de la compañía.

Ver: Estudio de la Universidad de Indiana

Fuente: Bloomberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *