Pros y contras de la banca mundial para el uso de blockchain

Dado su auge y constante evolución, cada día más entidades analizan las ventajas y desventajas en la adopción de tecnología de contabilidad distribuida (DLT) para sus procesos. En esta ocasión, un estudio realizado por las corporaciones francesas Capgemini y banco BNP Paribas: “World Payments Report 2018” reveló las principales dificultades para la adopción de sistemas de pago alternativos en el mundo.

A pesar de la eficiencia en las funciones de pago, manejo de identidad, remesas y pagos interbancarios que pueden ofrecer, antes de pensar en la adopción mundial de sistemas de pago basados en DLT o blockchain, la mayoría de encuestados aseguran que deben resolverse problemas de compatibilidad e interoperabilidad con las tecnologías existentes (85,9 %); aclarar su regulación (83,1 %); solucionar las complicaciones derivadas de la  escalabilidad (77,8 %); reducir el tiempo para añadir transacciones a los bloques (69 %); y mejorar su seguridad (66,2 %).

No obstante las dudas y aprehensión generadas, cerca del 38 % de los bancos centrales del mundo ya se encuentran realizando pruebas con monedas digitales basadas en DLT

Consulte todo el informe, en inglés, a continuación:

Ver: World Payments Report 2018

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Criptonoticias

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Banca señaló la falta de interoperabilidad como obstáculo para adopción de blockchain”, de la fuente Criptonoticias.

Banca señaló la falta de interoperabilidad como obstáculo para adopción de “blockchain”

Una investigación realizada por la corporación Capgemini y el banco BNP Paribas, con sedes en Francia, sobre los sistemas de pago alternativos a nivel mundial, arrojó que en el sector existen limitaciones para la adopción de tecnologías emergentes como blockchain. El informe se basa, entre otras metodologías, en una encuesta aplicada a 101 actores del sector bancario en distintas jurisdicciones, en junio de 2018.

Según el estudio, titulado: World Payments Report 2018, una mayor adopción de tecnología de contabilidad distribuida (DLT) en los sistemas de pago empleados por la banca requiere resolver retos de compatibilidad de las tecnologías. No obstante, es válido aclarar que el bitcoin, como otras tecnologías de criptoactivos, está diseñado como un sistema de pago en sí mismo que no depende de terceros de confianza.

El estudio reflejó que 85,9 % de los encuestados encuentran como principal limitación para la incorporación de la tecnología de contabilidad distribuida (DLT) a los sistemas de pago bancarios, la ausencia de interoperabilidad. De acuerdo con el informe, existen desafíos relacionados con la complejidad técnica de logar compatibilidad de esta tecnología con los sistemas existentes. Asimismo, la ausencia de claridad regulatoria fue señalada por 83,1 % de los participantes, como la segunda limitante más importante en la adopción de DLT.

Los actores del sector financiero también destacaron que las complicaciones derivadas de la escalabilidad (77,8 %), el elevado tiempo para añadir transacciones a los bloques (69 %) y la seguridad (66,2 %), son obstáculos importantes.

El estudio indica que la masificación de sistemas de pago bancarios basados en DLT implica confrontar algunos retos. Entre ellos, resalta que las “blockchain son resilientes, pero no inmunes a los ciberataques”, lo cual se desprende de ataques registrados a algunas criptomonedas. Afirma, además, que la existencia de múltiples sistemas limita la conectividad entre diferentes soluciones. Asimismo, señala la dificultad para operar las aplicaciones con mayor tamaño, especialmente las blockchain públicas.

Pese a ello, en el informe se habla de los beneficios potenciales que las características de la tecnología de contabilidad distribuida pueden aportar a los sistemas de pago bancarios. Por ejemplo, la eficiencia en las funciones de pago, el manejo de identidad, remesas, y pagos interbancarios.

A pesar del resultado de este estudio, según una investigación anterior, que se dio a conocer en octubre de este año, 38 % de los bancos centrales a nivel mundial están probando el concepto de monedas digitales basadas en la tecnología de contabilidad distribuida. Dicho estudio, aplicado a 21 bancos centrales, reveló que más de la mitad cree que este sistema puede mejorar la velocidad y eficiencia de los pagos, en especial los transfronterizos.

Entre los bancos centrales que han divulgado que están realizando pruebas para optimizar sus sistemas de pago a través de la tecnología de los criptoactivos, se encuentra el Banco de Inglaterra (BoE). La máxima autoridad monetaria en el Reino Unido dijo el pasado mes de julio que su sistema de pagos se puede servir de la tecnología DLT para interconectarse con empresas fintech y protegerse de ataques cibernéticos.

Más recientemente, a mediados de noviembre, la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) anunció el desarrollo exitoso de un Sistema de Entrega contra Pago (DvP) que facilita la liquidación de activos tokenizados. Este nuevo sistema cuenta con interoperabilidad en varias cadenas de bloques.

Fuente: Criptonoticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *