Propuestas fiscales para solventar efectos del Covid-19

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) difunde ciertas recomendaciones temporales para las naciones que reciban impactos económicos directos a causa de las medidas de prevención que se implementen contra el Covid-19.

Elaboración propia

Redacción INCP a partir de artículo publicado por El Contribuyente

Para más información consulte el artículo titulado “Los 9 estímulos fiscales que recomienda la OCDE ante el coronavirus” publicado por El Contribuyente.

Los 9 estímulos fiscales que recomienda la OCDE ante el coronavirus

Pascal Saint-Amans, director del Centro de Política y Administración Fiscal de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), dio a conocer una serie de recomendaciones fiscales para que las naciones enfrenten el efecto económico del coronavirus.

Las medidas más comunes para detener el avance de la enfermedad como restricción de circulación a bienes y personas han tenido un importante costo económico. Por eso, los países de la OCDE deben brindar apoyo a hogares y empresas. En este sentido, la OCDE ideó algunas propuestas temporales que los gobiernos pueden usar como parte de su respuesta inmediata.

  • Exentar o diferir el pago de las contribuciones de seguridad social para los patrones y trabajadores independientes, así como los impuestos relacionados con la nómina.

Varias empresas y sectores afectados podrían beneficiarse de la exención de los impuestos de nómina y las contribuciones a la seguridad social, pagados por el empleador o por cuenta propia, para reducir de inmediato los costos laborales.

  • Proporcionar concesiones fiscales para los trabajadores de la salud y otros sectores relacionados con emergencias sanitarias.

Este punto está pensado para recompensar a las personas por trabajar horas extra y en condiciones potencialmente peligrosas. Así, los gobiernos deberían otorgar concesiones fiscales o incentivar a los trabajadores jubilados a reincorporarse temporalmente a la fuerza laboral asegurando sus derechos de pensión.

  • Brindar tiempo adicional para la presentación de obligaciones fiscales.

Se deben ajustar los requisitos de presentación y pago de impuestos y esquemas de pago anticipado. Los gobiernos también deben brindar reembolsos más rápidos a los contribuyentes, mejorando los servicios al contribuyente e implementando estrategias claras de comunicación.

  • Aplazamiento de pagos de IVA, aranceles o impuestos especiales para artículos importados.
  • Acelerar las devoluciones de IVA.
  • Simplificar los procedimientos para solicitar facilidades de pago del IVA de ejercicios anteriores no pagados.

También se puede reducir el período mínimo de demora en el pago que se requiere para el IVA en las facturas emitidas para ser elegible para obtener la facilidad.

  • Diferir o ajustar los pagos provisionales de los impuestos sobre la renta de las empresas sobre la base de un resultado tributario esperado.
  • Aplazamiento o exención de impuestos que se recaudan sobre una base impositiva que no varía con el ciclo económico inmediato.

Este punto se refiere principalmente a impuestos sobre la propiedad o impuestos sobre el volumen de negocios.

  • Aumentar la generosidad de las provisiones de pérdidas anteriores.

Fuente: El Contribuyente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *