Presentación de informes financieros y Blockchain

La firma de consultoría Deloitte compartió su investigación Criptomoneda: implicaciones para la presentación de reportes financieros, donde habla sobre esta nueva tendencia en el manejo de divisas. Allí, se evalúa si este es o no un tipo de dinero autorizado; las raíces del Blockchain; la presentación de reportes financieros, y las implicaciones para el gobierno corporativo, entre otros.

Con este documento los autores buscan “hacer algunas observaciones acerca de las criptomonedas y los actuales requerimientos de contabilidad para quienes emitan, adquieran o posean criptomonedas”.

Consulte el documento completo en nuestro sitio web.

Ver: Criptomoneda – Implicaciones para la presentación de reportes financieros

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Deloitte

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Criptomoneda: implicaciones para la presentación de reportes financieros”, de la fuente Deloitte.

Criptomoneda: implicaciones para la presentación de reportes financieros

Las criptomonedas han atraído la atención de muchos. Desde individuos que están interesados en Blockchain y las actividades relacionadas de procesamiento o quienes desean invertir en ellas, hasta minoristas, inversionistas corporativos y fondos de inversión, reguladores de valores, el sector bancario, la profesión contable y los gobiernos.

La idea de una moneda virtual que no esté vinculada a una jurisdicción y que exista en una red pública, mantenida en computadores operados por una miríada de individuos, no fue algo que fue anticipado cuando la International Accounting Standards Board (IASB) desarrolló su conjunto actual de requerimientos para la presentación de reportes financieros.

Bitcoin nació en el año 2008. Fue creado para facilitar intercambios par-a-par, usando la tecnología de la cadena de bloques. Su uso de la criptografía para controlar cómo es creada y administrada llevó a que fuera denominada una criptomoneda. Bitcoin fue el primer caso-de-uso de la cadena de bloques y ha llevado a desarrollos adicionales en la criptografía.

El primer valor atribuido a Bitcoin fue en octubre de 2019 cuando un Bitcoin tuvo un precio de US$0.00076. En noviembre de 2017 un Bitcoin tenía un precio de más de US$19,000, y en el momento de escribir está por debajo de US$6,000.1 El número de corporaciones dispuestas a aceptar Bitcoin en intercambio por sus productos también ha crecido.

Bitcoin no es la única criptomoneda. El uso incrementado de, y la exposición a, las criptomonedas generan problemas acerca de las implicaciones que tiene para la presentación de reportes financieros de quienes reciben, tienen, emiten o negocian con ellas.

En este documento identificamos algunas de las preguntas que actualmente enfrentan las diferentes partes que se ocupan de las criptomonedas, incluyendo tenedores, emisores y mineros. También explicamos cómo los requerimientos actuales de los International Financial Reporting Standards (IFRS) [Normas internacionales de información financiera (NIIF)] aplican a las criptomonedas.

Las características de las criptomonedas varían, y es importante entender los atributos de cada criptomoneda. También, tal y como lo explicamos en la siguiente sección, la etiqueta criptomoneda algunas veces puede llevar a engaño.

Fuente: Deloitte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *