Ponerse al día en la innovación tecnológica encabeza la lista de tareas de los CFO en 2019

Las innovaciones como el análisis de datos y la automatización no están llegando a las finanzas corporativas tan rápidamente como les gustaría a los directores de finanzas y a los controladores, impulsándolos a hacer un gran esfuerzo tecnológico en 2019.

Solo el 13 por ciento de los controladores y directores de finanzas señala que sus equipos utilizan la automatización robótica de procesos. Un grupo aún más pequeño (10 por ciento) indica que su equipo cuenta con las habilidades adecuadas para adoptar y utilizar las tecnologías emergentes, según una reciente encuesta conjunta realizada por la Association of International Certified Professional Accountants (AICPA) y Oracle Corp.

El Institute of Management Accountants descubrió en otra de varias encuestas e informes publicados el mes pasado que menos del 9 por ciento de los miembros en todo el mundo habían cumplido su objetivo de implementar herramientas y técnicas avanzadas de análisis de datos. Pero casi el 60 por ciento estaba trabajando activamente para adoptarlas.

Según una encuesta de KPMG LLP, casi la mitad de los ejecutivos encargados de los informes financieros dijo que no se mantiene al día con las innovaciones tecnológicas. Sin embargo, el 70 por ciento dijo que había invertido en tecnología de informes financieros durante el último año.

Los controladores y directores de finanzas entienden que se están quedando atrás. “Ellos admitirán de inmediato que no han avanzado tanto como les gustaría”, dijo Chris Westfall, vicepresidente de Estrategia de Contenido de Finance Executives International. “Las finanzas corporativas están tratando de encontrar una manera de ponerse al día con los otros aspectos del negocio”.

La inversión en herramientas como la automatización robótica de procesos y el análisis avanzado es una de las principales prioridades para los directores de finanzas en 2019, por encima de la implementación de cambios significativos de las reglas de contabilidad, fusiones y otras necesidades del negocio, dijo Westfall.

La profesión de contabilidad ha tenido problemas para adaptarse a las nuevas herramientas y tecnologías que reemplazarán los controles y procesos, a menudo tediosos y que requieren mucho tiempo, que los contadores han realizado de manera rutinaria. Se espera que esas herramientas liberen a los contadores para que dediquen su tiempo a análisis más complejos que los promotores esperan que proporcionen una mejor comprensión que aumentará las ganancias de la empresa.

Para las finanzas corporativas, la nueva tecnología podría automatizar los controles financieros, permitir que los contadores se centren en áreas de mayor riesgo y ofrecer vías para una auditoría más efectiva. En conjunto, eso podría dar lugar a estados financieros más confiables, dijo Roger O’Donnell, socio de KPMG y jefe global de datos y análisis para auditorías de la firma.

“La tecnología está cambiando el panorama de los informes financieros y entonces, por inferencia, la auditoría externa y lo que somos capaces de hacer”, dijo O’Donnell.

Las empresas de auditoría han invertido fuertemente en tecnología emergente, incluyendo tecnología de nube, automatización robótica de procesos, aprendizaje automático y herramientas de visualización de datos.

Pero poner esas nuevas herramientas en funcionamiento depende completamente de los sistemas propios del cliente y de si pueden producir el tipo de información que los auditores necesitan, dijo O’Donnell.

En este momento, los auditores tienen una tecnología más avanzada que sus clientes, sostuvo Ash Noah, director gerente de aprendizaje, educación y desarrollo de contadores internacionales de gestión certificados por la AICPA.

Desafíos

El informe AICPA-Oracle fue un chequeo realizado dos años después de una encuesta similar. Descubrió que no han habido muchos cambios: mientras algunas compañías mejoraron sus capacidades técnicas, otras no lo hicieron, dijo Noah a Bloomberg Tax.

Las compañías establecidas, como los grandes bancos y las líneas aéreas, invirtieron millones en sus sistemas financieros existentes y en las políticas y procesos que los acompañan. La actualización a sistemas de planificación de recursos empresariales basados en la nube es una gran tarea y sigue siendo uno de los mayores obstáculos para la adopción de nuevas tecnologías, dijo Noah.

El cambio a la nube representa un enorme avance tecnológico y un primer paso crucial para utilizar el análisis avanzado de datos, automatización y nuevas formas de hacer negocios. La nube cambia la forma en que se pueden usar los datos y facilita la incorporación de nuevas innovaciones, dijo Noah.

La brecha de habilidades sigue siendo otro desafío: hay escasez de personas en finanzas y contabilidad que puedan aplicar las matemáticas y las estadísticas a la montaña de datos que recopilan las empresas. Los directores de finanzas están tratando de descubrir cómo desarrollar esos conjuntos de habilidades en su fuerza laboral, dijo.

Ver: Agile Finance Unleashed

Fuente: Bloomberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *