Con el PND no desaparecen las rentas exentas por aportes a fondos de pensiones

Mediante la Ley 1955 del 25 de mayo de 2019 el gobierno nacional ha sancionado El Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, por lo que algunas disposiciones de dicha ley regulan y/o dan solución a los vacíos tributarios que dejó la Ley 1943 “Ley de financiamiento”. Así del artículo 64 -rentas exentas a partir del año gravable 2019, son rentas exentas para las personas, las comprendidas en los artículos 126-1, 126-4, 206 Y 206-1 del Estatuto Tributario (ET) y las reconocidas en convenios Internacionales, desde enero de 2019. Así, las rentas exentas (establecidas en los artículos 126-1, 126-4, 206 y 206-1 del E.T) no fueron incorporadas en el artículo 79 de la Ley de Financiamiento, por lo que desaparecían las rentas exentas por aportes a fondos de pensiones y a cuentas AFC. Sin embargo, el articulo 64 vuelve a incluir las siguientes rentas exentas para las personas naturales a partir del año gravable 2019.

En primer lugar la renta exenta del Artículo 126-1, Deducción de contribuciones a fondos de pensiones de jubilación e invalidez y fondos de cesantías; siendo deducibles las contribuciones que realicen las entidades empleadoras o patrocinadoras, a los fondos de invalidez, de pensiones, de jubilación y de cesantías. Además de que los aportes del empleador a dichos fondos serán deducibles en la misma vigencia fiscal que se realice, y que serán deducibles hasta por tres mil ochocientas (3.800) UVT por empleado, los aportes del empleador a los seguros privados de pensiones y los fondos de pensiones voluntarias.

En segundo lugar la renta exenta asociada con el Artículo 126-4, incentivo al ahorro de largo plazo para el fomento de la construcción, teniendo en cuenta que las sumas que los contribuyentes que son personas naturales y que depositen en las cuentas de ahorro (denominadas Ahorro para el Fomento a la Construcción, AFC) no harán parte de la base de retención en la fuente del contribuyente persona natural; teniendo así un carácter de rentas exentas del impuesto sobre la renta y complementarios, en miras a que tenga un valor que no exceda el 30% del ingreso laboral o del ingreso tributario del año, además de un monto máximo de tres mil ochocientas (3.800) UVT por año.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Diario Occidente.

Para mayor información, puede leer el artículo: “Renacen aportes voluntarios a los fondos de pensiones” de la fuente Diario Occidente. 

Renacen aportes voluntarios a los fondos de pensiones

El gobierno nacional ha sancionado mediante la Ley 1955 del 25 de mayo de 2019, El plan nacional de desarrollo 2018-2022. “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, por lo que algunas disposiciones de esta ley están encaminadas a regular y/o soluciones los vacíos tributarios que dejó la Ley 1943 “Ley de financiamiento”, dentro de los cuales hoy trataremos lo establecido en el artículo 64 del Plan Nacional de Desarrollo.

Los artículos

Artículo 64 rentas exentas a partir del año gravable 2019. Interprétese con autoridad el primer inciso del artículo 235-2 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 79 de la Ley 1943 de 2018, y entiéndase que las rentas exentas de las personas naturales comprenden las de los artículos 126-1, 126-4, 206 Y 206-1 del Estatuto Tributario y las reconocidas en convenios Internacionales, desde ello de enero de 2019 inclusive.

La expedición de este artículo da alcance a las rentas exentas de las personas naturales establecidas en los artículos 126-1, 126-4, 206 y 206-1 del Estatuto Tributario, las cuales no fueron incorporadas en el artículo 79 de la Ley de Financiamiento, por lo que desaparecían las rentas exentas por aportes a fondos de pensiones y a cuentas AFC.

Por lo anterior, nuevamente son rentas exentas para las personas naturales a partir del año gravable 2019 las siguientes:

Artículo 126-1. Deducción de contribuciones a fondos de pensiones de jubilación e invalidez y fondos de cesantías. Para efectos del impuesto sobre la renta y complementarios, son deducibles las contribuciones que efectúen las entidades patrocinadoras o empleadoras, a los fondos de pensiones de jubilación e invalidez y de cesantías. Los aportes del empleador a dichos fondos serán deducibles en la misma vigencia fiscal en que se realicen. Los aportes del empleador a los seguros privados de pensiones y a los fondos de pensiones voluntarias, serán deducibles hasta por tres mil ochocientas (3.800) UVT por empleado.

Artículo 126-4. Incentivo al ahorro de largo plazo para el fomento de la construcción.  Las sumas que los contribuyentes personas naturales depositen en las cuentas de ahorro denominadas Ahorro para el Fomento a la Construcción (AFC) no formarán parte de la base de retención en la fuente del contribuyente persona natural, y tendrán el carácter de rentas exentas del impuesto sobre la renta y complementarios, hasta un valor que, adicionado al valor de los aportes voluntarios a los seguros privados de pensiones y a los fondos de pensiones voluntarias de que trata el artículo 126-1 de este Estatuto, no exceda del treinta por ciento (30%) del ingreso laboral o del ingreso tributario del año, según corresponda, y hasta un monto máximo de tres mil ochocientas (3.800) UVT por año.

Fuente: Diario Occidente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *