Esto piensa Colombia del bitcoin

A propósito de la volatilidad en los precios del bitcoin (la moneda virtual más famosa y comercializada), el Gobierno colombiano generó una alarma frente a su negociación y uso en el país.

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, enfatizó que este tipo de monedas no son legales en el territorio nacional -entre otras cosas porque no hay un banco central o un país que las regule para usar como divisa- además recordó que nadie está facultado u obligado a recibirlas en ningún tipo de transacción financiera.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Dinero.

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “SuperSociedades tiene en la mira a monedas virtuales por reciente inestabilidad” de la fuente Dinero.

Supersociedades tiene en la mira a monedas virtuales por reciente inestabilidad

Los sobresaltos que ha registrado el precio de las criptomonedas han motivado, en los últimos días, múltiples consultas de ciudadanos preocupados en torno a la seguridad de participar en clubes de inversión o abrir monederos o billeteras virtuales para adquirirlas.

La Superintendencia de Sociedades explicó que ha conocido varios casos en los últimos días, en los que el desplome de estos medios de pago en mercados internacionales ha causado pérdidas de entre el 60% y el 100% a inversionistas que han adquirido monedas virtuales con cargo a sus tarjetas de crédito.

“Estas invitaciones a invertir están sujetas a los vaivenes de precios y dependen fundamentalmente de los movimientos que se hagan en mercados virtuales, sin ningún tipo de control ni respaldo institucional por parte de ningún banco central”, explicó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

Al respecto, la Superintendencia resaltó que tiene en el radar a algunos bancos en el extranjero que están tomando medidas de precaución, como restringir la adquisición de criptomonedas a través de tarjetas de crédito, en vista de que hay casos de personas que se endeudan con el sector financiero con la expectativa de obtener abultadas ganancias en corto tiempo.

Por tanto, Reyes Villamizar reiteró que “participar en este tipo de inversiones implica un alto riesgo para el inversionista, dado que el comportamiento de estos activos es prácticamente impredecible”.

Cabe recordar que la Superintendencia Financiera también está preocupada por el tema de las monedas virtuales. El ente de control financiero ha advertido en repetidas ocasiones que la única moneda avalada por el Banco de la República para su uso en el país es el peso y agregó que estas ‘monedas’ “no cuentan con el respaldo de ningún banco central, por lo que no pueden utilizarse como una divisa”.

En una nueva Carta Circular, la Superfinanciera destacó que, ya que no es un medio de pago avalado en el país, ningún establecimiento o persona natural está obligado a recibir alguna moneda virtual como pago en transacciones o “como medio de cumplimiento de los compromisos financieros”.

Además, en el país, tampoco se ha autorizado a entidades vigiladas para custodiar, invertir, intermediar ni operar con monedas virtuales. Lo que también restringe el uso de estas plataformas por parte de los participantes, en lo que se conoce como ‘Sistema de Monedas Virtuales’.

Movimientos del bitcóin

El 17 de enero de este año, la moneda virtual más reconocida en el mercado, el bitcóin, cayó por debajo del piso de los US$10.000 por primera vez desde diciembre de 2017. En esa oportunidad, el precio de la criptomoneda bajó hasta los US$9.807,56, lo que representó una caída de cerca del 50% desde que alcanzó su máximo histórico el 18 de diciembre del año pasado, según datos de la agencia de prensa financiera Bloomberg.

En los últimos días ha llegado a cotizar por debajo de los US$6.000, es decir, niveles en los que se encontraba en noviembre del año pasado, lo cual ha encendido las alarmas, sobre todo de los recientes compradores.

Cabe resaltar que el bitcóin no valía más que unos pocos centavos cuando fue creado en febrero de 2009 por informáticos bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto y, en diciembre pasado, logró tocar su máximo nivel en US$19.511.

Por su parte, el Gobierno de China está en la búsqueda de acabar con las transacciones de criptomonedas en el país por medio de bloqueo en las plataformas extranjeras y retirando aplicaciones de las plataformas móviles locales. El objetivo de la iniciativa busca proteger la estabilidad financiera de la población de China.

Fuente: Dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *