Patrimonio del sector público incrementó más de $68 billones

Según Ian Carruthers, presidente de la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad para el Sector Público (IPSASB) “La contabilidad pública ayuda al reforzamiento de la gestión financiera Pública y mejora la toma de decisiones, la transparencia y la rendición de cuentas en toda la economía”. 

Normas internacionales

La Junta de Normas Internacionales de Contabilidad para el Sector Público (IPSASB, por sus siglas en inglés) asegura que, en la última década, se ha registrado una tendencia mundial por adoptar una contabilidad conectada con las normas internacionales, esto explica la velocidad en la adopción e implementación de las Normas Internacionales de Contabilidad para el sector Público (NICSP).

Cifras reveladas en el índice de contabilidad financiera del sector público internacional, elaborado por La Federación Internacional de Contadores (IFAC, por sus siglas en inglés) y el Instituto Colegiado de Finanzas Públicas y Contabilidad (CIPFA, por sus siglas en inglés), señalan que de 150 países evaluados en el 2018 25% habían adoptado las NICSP, por lo que se espera llegar al 65%, al finalizar el año 2023.

Colombia hace parte

Colombia se sumó a dicha tendencia mundial, hace más de una década con la promulgación de la Ley 1314 de 2009, que dio apertura al proceso de aplicación de estándares internacionales generando tres grupos de entidades para aplicar las normas internacionales de contabilidad y de información financiera en el sector público.

El primer grupo son empresas del Estado que cotizan en la bolsa de valores o captan recursos del público, por lo cual aplican Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). En el segundo grupo están empresas del Estado que no cotizan y no captan recursos del público y usan un modelo adaptado por la CGN a partir de las NIIF. Finalmente, en el tercer grupo están las entidades del Estado (ministerios, superintendencias, gobernaciones, alcaldías, entre otras) que trabajan con las NICSP.

De acuerdo con cifras consolidadas a septiembre de 2018, por parte de la CGN, el proceso de convergencia contable ha generado impactos patrimoniales positivos de casi $68,3 billones de pesos.

En el grupo uno se generó un impacto neto de $19,5 billones de pesos. En el grupo dos, de $13,3 billones de pesos; y en el grupo tres, de $35,5 billones de pesos. 

La contaduría

Por otro lado, Diego Fernando Católico Segura, director del Programa de Contaduría Pública de la Universidad de La Salle habló sobre los avances en este campo:

“Los resultados muestran valores distintos respecto a los registrados históricamente en las cifras públicas y son producto de considerar nuevos criterios más ajustados a la realidad económica de las entidades, lo cual es un gran avance. Sin embargo, es innegable que la contabilidad pública tiene retos significativos para la próxima década”.

Según Católico, los 5 retos vitales para que durante la próxima década el proceso de convergencia contable que ha iniciado el país, termine con éxito y responda a las nuevas demandas informativas de quienes desean y necesitan entender y comprender la gestión pública, son los siguientes:

  1. Modernización de los sistemas de información que respalden la generación y reporte financiero público.
  1. Pleno dominio de los lineamientos internacionales de información financiera en las entidades públicas nacionales y territoriales.
  1. Definición de un marco robusto de auditoria de la información, conectada a los nuevos lineamientos.
  1. Generación de una cultura de rendición de cuentas y transparencia organizacional en las entidades del Estado.
  1. Incorporación de información no financiera (ambiental, social, de capital intelectual, etc.) que favorezca el entendimiento integral de la gestión pública.

Ver: Public Sector Index 2018-Status

Fuente: Diario Occidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *