Panorama laboral colombiano según el SINIDEL

El Sistema Nacional de Demanda Laboral (SINIDEL) dio a conocer el informe ‘Saber para decidir 2016 – II’, una publicación semestral que muestra el comportamiento del mercado laboral colombiano y su relación con la educación. Según este estudio, el salario promedio mensual en nuestro país de un técnico profesional y/o tecnólogo es de $1.089.760; $2.224.564 para un profesional y $4.114.203 para los trabajadores que poseen algún tipo de posgrado.

Información de los ocupados por región, graduados y vinculados de la educación superior, trabajadores cotizantes, vacantes en el Estado y en el Servicio Público de Empleo, también podrá ser consultada en el documento publicado por el SINIDEL.

Ver: Boletín Sinidel-2016 02

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “El sueldo mensual de un profesional duplica el que recibe un tecnólogo” de la fuente La República. 

El sueldo mensual de un profesional duplica el que recibe un tecnólogo

Si avanza en su nivel de educación superior, su salario mensual podría aumentar casi el doble. Así lo recoge el Sistema Nacional de Demanda Laboral, un estudio que muestra que el sueldo de un técnico profesional o un tecnólogo es, en promedio, de $1,08 millones cada mes, mientras que los ingresos de un profesional son de alrededor de $2,22 millones.

Los trabajadores que cuentan con algún tipo de posgrado también logran un incremento de sus ingresos de casi el doble frente a lo que recibe un profesional con solo pregrado, pues su salario es de $4,11 millones, en promedio.

Este documento, elaborado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), registró también que el año pasado las mayores tasas de ocupación juvenil fueron personas que “contaban con estudios de técnica profesional, tecnológica, universitario y de posgrado”. Bogotá es la ciudad con la mayor cantidad de trabajadores con educación superior, con una tasa de 80,8%.

La región centro oriente (Boyacá, Cundinamarca y los Santanderes) tuvo la segunda tasa de ocupados con un nivel de educación superior, la cual se ubicó en 76,8%, mientras que el centro occidente logró una tasa de 75,1%.

El informe encontró que la capital fue la ciudad donde mayor número de graduados consiguieron empleo tras un año de haber finalizado sus estudios universitarios, con un porcentaje de 83,7%. La siguió la región del centro occidente, con una vinculación laboral de 83,5%, según una muestra hecha entre 2013 y 2014.

Si se toma como muestra a todo el país, los resultados fueron menores. Según el Dane, “80,7 % de los graduados universitarios en 2013 se vinculó laboralmente en 2014, y reportó un salario promedio mensual de $1,73 millones”.

En el caso de los graduados con títulos como tecnólogos, 72,2% logró vincularse laboralmente en dicho año, y consiguió un salario de $1,1 millones en promedio, mientras que el sueldo mensual de los técnicos fue de $1,04 millones, aproximadamente.

En relación con los aportes a seguridad social, el Dane contó 8,75 millones de trabajadores con cotizaciones, la mayoría ubicados en un rango de edad entre los 29 y los 40 años, el cual llegó hasta 34,2%.

Adicionalmente, se encontró que “25,2% del total de los trabajadores cotizantes eran personas entre 18 y 28 años, correspondientes a 2,20 millones de jóvenes”, mientras que los menores aportes (6,1%) vino de los trabajadores de más de 60 años.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *