Panamá sube aranceles a más productos colombianos


AduaneroMientras continúa la disputa arancelaria dirimida por la Organización Mundial de Comercio (OMC) entre Colombia y Panamá, el país centroamericano aprobó el aumento arancelario de ciertos productos: café, tableros de madera, papel toalla (de baño), perfiles de aluminio y ciertos alambres, y cables que provengan de naciones con las que no haya un acuerdo comercial vigente. Si bien no se menciona a Colombia en ninguna sección, estos productos hacen parte de los bienes de origen colombiano que se importan en Panamá. Esta medida se suma a la aprobada hace algún tiempo, que aumentó los aranceles de las flores, el carbón mineral, el cemento sin pulverizar y las prendas de vestir.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por El Tiempo

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Panamá sube aranceles a más productos colombianos” de la fuente El Tiempo.

Panamá sube aranceles a más productos colombianos

El Gobierno de Panamá aprobó un aumento a los impuestos de importación de productos tradicionalmente provenientes de Colombia, un país con el que mantiene una disputa arancelaria dirimida ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El incremento aplica al café, tableros de madera, papel toalla (de baño), perfiles de aluminio y ciertos alambres, y cables «provenientes de países con quienes no tengamos tratados comerciales vigentes», indicó el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) en un comunicado en el que no se precisó el porcentaje de aumento.

El Ejecutivo no se ha referido específicamente a Colombia al anunciar estas imposiciones, pero ha incluido en la lista productos usualmente importados de ese país, con el que suspendió la negociación de un tratado de libre de comercio en medio de la disputa, iniciada en 2012.

La medida comienza a regir el 15 de marzo y se suma al Decreto Ejecutivo que aumentó de manera temporal el arancel nacional de importación en rubros tales como flores, carbón mineral, cemento sin pulverizar o “Clinker” y prendas de vestir a partir del 15 de febrero pasado.

«La política arancelaria debe funcionar como una herramienta que proteja los intereses esenciales de nuestro país para mantener un equilibrio y fortalecer los intercambios con los países con los que tenemos acuerdos comerciales», dijo el ministro Augusto Arosemena, de acuerdo con la información oficial.

Este mes Panamá pidió ante la OMC autorización para imponer sanciones comerciales a Colombia por 210 millones de dólares por considerar que Bogotá no ha cumplido el fallo ratificado en junio por el organismo, que le ordenó retirar los gravámenes contra las mercancías reexportadas de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC).

Complejo proceso

El conflicto arancelario entre ambos países se inició en 2012, cuando Colombia empezó a aplicar aranceles del 10 por ciento a los calzados y textiles y un cargo de 5 dólares por cada contenedor procedente de la panameña ZLC, por lo que Panamá acudió a la OMC, que falló a su favor.

El Gobierno colombiano sustituyó el pasado 2 de noviembre el arancel por dos decretos que, a su juicio, cumplen el fallo de la OMC y que, en opinión de Panamá, endurecen el control aduanero y suponen nuevas restricciones al acceso en el mercado colombiano de vestido y calzado reexportado por la ZLC.

De acuerdo con Panamá, la medida de Colombia le ha causado una pérdida de 210 millones de dólares en exportaciones de productos textiles y de calzado. Ambos países acordaron a principios de febrero en Cartagena un mecanismo para resolver las diferencias en los próximos meses.

El aumento de los aranceles no afecta a mercancías originarias o procedentes de los miembros del Subsistema de Integración Económica Centroamericana, y los Países de Menor Desarrollo Económico Relativo (PMDER) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (Ecuador, Bolivia y Paraguay), y de la Zona Libre de Colón.

Fuente: El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *