OCDE: El país debe trabajar en salario mínimo, pensiones, garantías laborales y pactos colectivos

Como continuación de su exitoso ingreso a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), uno de los frentes a los que Colombia debe poner atención es el laboral. Además de lo obvio, en cuanto a normatividad, el país debe reducir la violencia e impunidad contra líderes sindicales, la informalidad laboral, la contratación indebida en la cadena de producción, y, por último, mejorar y fortalecer la inspección y vigilancia por parte del Ministerio de Trabajo.

También se deben atender las recomendaciones de la OCDE en cuanto a salarios mínimos, edad de pensión, garantías laborales y reducción de pactos colectivos; con el fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos de esta agremiación en cuanto a “la promoción de la aplicación de estándares laborales básicos ligados con la protección de los derechos humanos en el sitio de trabajo, la mejora de la productividad, el nivel de vida de los países miembros y la disminución de las brechas entre ricos y pobres”.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Portafolio

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Salarios mínimos y pensiones, claves de empresas en la OCDE”, de la fuente Portafolio.

Salarios mínimos y pensiones, claves de empresas en la OCDE

El socio de la firma consultora global Ernst & Young y experto en derecho laboral, Carlos Mario Sandoval, considera que “una de las premisas generales de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en el ámbito laboral es promover la aplicación de los estándares laborales básicos, que están ligados con la protección de los derechos humanos en el sitio de trabajo, en mejorar la productividad, el nivel de vida de los países miembros y disminuir las brechas entre ricos y pobres”.

Señala el experto que serían cuatro los temas en los que el país tendrá que trabajar arduamente para alinearse con los miembros de esta organización, además de los temas normativos laborales que la organización resaltó en los estudios sobre mercado laboral y políticas sociales en 2016, que definirán en cierta medida la agenda del Gobierno entrante en lo que concierne a violencia e impunidad contra líderes sindicales, informalidad laboral, contratación indebida en la cadena de producción, e inspección y vigilancia del Ministerio de Trabajo.

Primero está el tema de los salarios mínimos, ya que la OCDE planteó la necesidad de comenzar a trabajar en un esquema de salarios mínimos diferenciados. La recomendación es focalizar los salarios según regiones y edades. Adicionalmente, crear fórmulas efectivas para tener esquemas de salarios y prestaciones sociales mínimas que promuevan la formalidad y las oportunidades de empleo; esto contribuiría a la disminución de la brecha entre ricos y pobres.

Segundo, en las pensiones la propuesta del llamado ‘Club de buenas prácticas’ contempla la igualdad en la edad de pensión para hombres y mujeres, además del incremento de dicha edad. Esto requiere un debate más profundo sobre el sistema pensional.

Tercero, en cuanto a garantías laborales existen directrices para empresas multinacionales que si bien no sustituyen las normas locales, sí son una orientación de lo que la OCDE espera para el cumplimiento de normas laborales, el fomento al derecho a la asociación sindical, la no discriminación -por cualquier razón- y en el fortalecimiento de salarios que permitan cubrir necesidades esenciales.

Por último, está la reducción de pactos colectivos, ya que esta organización manifestó una preocupación por la presencia de estos en Colombia, como herramienta para desincentivar el derecho a la asociación sindical y a la negociación colectiva.

Fuente: Portafolio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *