Los millennials marcan tendencia en el mundo laboral

Los millennials, personas nacidas entre 1984 y 1999, marcan tendencia en el mundo laboral al contar con amplios conocimientos de las herramientas tecnológicas y del mundo virtual. Los millennials, se destacan entre sus antecesores generacionales al impulsar un desempeño laboral que representa una mayor flexibilidad horaria además del trabajo remoto. Esta nueva tendencia de trabajo obliga al Gobierno Nacional a desarrollar una reforma laboral que les garantice a los jóvenes una buena remuneración económica, respetando el principio de productividad. En la actualidad, las nuevas tecnologías permiten que las personas cuenten con una mayor productividad laboral en menor tiempo de trabajo, sin la necesidad de estar en una oficina durante 8 horas.  Además, los nuevos avances han permitido el surgimiento de innovadoras tendencias de trabajo, siendo modalidades como el networking la pauta para el surgimiento de una mayor flexibilidad horaria y de nuevos espacios de trabajo. Las empresas están en la obligación de prestar a sus funcionarios millennials optimas condiciones y herramientas tecnológicas de trabajo, impulsando así la creatividad y la promoción de las políticas públicas del futuro.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República

Para mayor información puede revisar el artículo: “Las tendencias que marcan a los millennials”, de La República.

Las tendencias que marcan a los millennials

Se le llama millennials a las personas nacidas entre 1984 y 1999; los mayores no alcanzan a cumplir 35 años mientras que los más jóvenes llegan a los 20. Los más grandes ya tienen amplia experiencia laboral, mientras que los veinteañeros apenas están saliendo de la universidad o están empezando a tener responsabilidades laborales. Hay una brecha sociológica que se ahonda en esta generación que la hace muy distinta a su predecesora, la Generación X, los nacidos entre 1966 y 1980. Sin embargo, ambos grupos de los actuales activos laborales se diferencian de los ‘baby boomers’, nacidos después de 1946 hasta 1965, y quienes gozan de su jubilación o están ad portas del retiro. Son los usos tecnológicos y los desarrollos virtuales los dos factores que más los hacen distintos y marcan tendencias.

La primera tendencia tiene que ver con la flexibilidad horaria. Los más jóvenes quieren trabajos sin horarios, que no tengan que concentrarse ocho horas seguidas durante un día completo, o 40 a la semana, para obtener una remuneración. Esta marcada tendencia le obliga al Gobierno Nacional a avanzar en una reforma laboral que garantice el trabajo bien remunerado por horas, bajo el principio de la productividad. No hay necesidad de estar todo un día metidos en una oficina para dar resultados. En dos horas se puede hacer más que en ocho si las condiciones están dadas por la tecnología. En conclusión, los millennials no quieren estar sentados en un cubículo todo un día bajo el ojo observador de su jefe.

La segunda tendencia laboral del nuevo entorno tiene que ver con los espacios de trabajo. El networking es una realidad en Colombia por las facilidades para interrelacionarse con otras disciplinas y aprovechar sinergias entre empresas de distinta índole. Sobre estas dos tendencias se están construyendo las empresas del futuro: flexibilidad laboral y nuevos espacios, no solo teletrabajo, sino espacios compartidos.

La tercera tendencia comenzó en la tercera revolución industrial con la llegada de los computadores y la informática y se ha acentuado con la masificación del internet de las cosas; la tecnología digital es una realidad que va más allá de las tendencias sociales. Los trabajadores millennials quieren tener a su alcance tecnología de punta para hacer su trabajo; es una exigencia para sus empresas, una manera de maximizar su productividad. Las dos tendencias restantes son los indicadores para medir resultados y los espacios para ser más creativos. Las flexibilidades horarias, los espacios no tradicionales y el trabajo remoto solo son posibles si existe hay aceptación y entendimiento de la función de los indicadores de gestión para garantizar los resultados laborales. Solo si la medición funciona en el entorno laboral moderno, todas estas nuevas variables son efectivas. Toda disrupción es viable si tiene objetivos y puede ser comparable, situación complementaria que también es aceptada por las nuevas generaciones.

Hay generaciones que han cambiado el rumbo de los sectores económicos y todo parece indicar que son los millennials y los últimos reductos de la Generación X quienes cambiarán la manera en cómo los trabajadores se relacionan con sus entornos. Todos estos cambios deben enfocarse en lo más importante de los usos laborales que es la creatividad, solo si los avances tienen ese foco y ese objetivo se dará un salto de cara a la segunda década del siglo XXI.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *