Ley de insolvencia: compañías liquidadas desde 2007

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, hizo un recuento de los procesos de insolvencia y reorganización de sociedades desde 2007, año en que empezó a regir la Ley de Insolvencia, hasta el día de hoy.

En este periodo, ya son 1500 las empresas liquidadas, de las cuales 148 entraron en tal proceso en 2017 y 56 en lo que va de 2018 (a febrero). El superintendente resaltó que el año pasado se redujo la cifra inicial de entidades en liquidación en cerca del 20%, con respecto a las 176 inscritas, y acotó que el año en que se presentó más esta situación fue 2010, con 186 liquidaciones.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por SuperSociedades

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “SuperSociedades presenta balance de procesos de insolvencia” de la fuente SuperSociedades.

SuperSociedades presenta balance de procesos de insolvencia

Un total de 148 sociedades de todos los tamaños y sectores, entraron en procesos de liquidación judicial durante el año 2017, de acuerdo con el reporte consolidado de la Delegatura para los Procedimientos de Insolvencia, de la Superintendencia de Sociedades.

El Superintendente, Francisco Reyes Villamizar, informó que “la cifra representa 28 casos menos con respecto a las 176 empresas que iniciaron liquidación en el año 2016, es decir, hubo una reducción cercana al 20%”.

El reporte indica que en los últimos 10 años se han ido a liquidación más de 1.500 compañías. En esta década, el 2010 se constituyó como el año en el que más empresas se extinguieron, con un total de 186 casos de liquidación.

Reyes Villamizar explicó que “estos procesos procuran la liquidación pronta y ordenada de la empresa y buscan el aprovechamiento del patrimonio del deudor. No hay que olvidar que al aplicar el régimen de insolvencia, la Superintendencia de Sociedades busca proteger la buena fe en las relaciones comerciales y garantizar la protección de los acreedores”.

Por sectores, el mayor número de liquidaciones registradas entre 2007 y 2017, periodo en el que ha estado vigente la ley de insolvencia, corresponde a empresas pertenecientes al comercio, a los servicios, a la industria manufacturera y a la construcción. La mayoría de las empresas liquidadas están ubicadas en Bogotá  en los departamentos de Antioquia y Valle del Cauca.

Entre las causas más frecuentes que originan la liquidación de compañías con la intervención de la Superintendencia de Sociedades figuran las siguientes: el fracaso o incumplimiento de los acuerdos de reestructuración y reorganización, el abandono de los negocios, la solicitud directa del deudor o de sus acreedores o las órdenes judiciales, entre otras.

En cuanto al tamaño, las empresas clasificadas como micro, pequeñas y medianas son las que más se someten a liquidación por problemas de insolvencia. En efecto, de las 1.500 liquidaciones adelantadas en los últimos 10 años, 1300 comprenden a estas tres categorías.

Procesos de reorganización.

Según el reporte consolidado hasta diciembre 31 de 2017, se adelantaron 358 procesos de reorganización, la mayor cifra de procesos de este tipo desde que entró en vigencia la ley de insolvencia.

Lo anterior representa un aumento de 70 procesos, con respecto a los registrados durante todo el año 2016, cuando la cifra de reorganizaciones fue de 288 sociedades.

El comercio, la industria manufacturera, los servicios y la construcción, son los sectores a los que pertenece el mayor número de sociedades sometidas a reorganización.

Procesos de insolvencia iniciados en lo corrido del 2018.

Durante los dos primeros meses del presente año (con corte a febrero 28), la Superintendencia de Sociedades ha admitido en proceso de reorganización a 56 compañías.

Más del 90% de estos procesos se iniciaron por petición de la sociedad deudora.

Entre tanto, este año se han iniciado cinco procesos de liquidación judicial. Cabe recordar que en los últimos 10 años, la Superintendencia de Sociedades ha culminado alrededor de 1.100 procesos de liquidación, permitiendo el aprovechamiento de los activos en favor de los acreedores.

Fuente: SuperSociedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *