Ley de financiamiento configuró la Defraudación o evasión tributaria como nuevo delito fuente del lavado de activos

En la búsqueda de solventar el déficit presupuestal de la nación para el 2019 –luego de revelar que en Colombia la evasión del impuesto de renta y del IVA está entre el 3 % y 4 % del PIB, y que dicha evasión en el impuesto sobre la renta representa casi un 39 % del recaudo– el Gobierno nacional introdujo, con la aprobación de la Ley 1943 de 2018 (ley de financiamiento), la defraudación o evasión tributaria como un nuevo delito fuente del lavado de activos.

Así lo recordó la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) en su sitio web, donde también señaló que los contribuyentes que serán castigados por esta conducta penal, que contarán con penas de entre 3 a 5 años de cárcel, serán aquellos que:

  1. Estando obligados a declarar, no declaren; o
  2. declaren, pero en la declaración tributaria:
    a. omitan ingresos, o incluyan costos o gastos inexistentes; o
    b. reclamen créditos fiscales, retenciones, o anticipos que no procedan (como devoluciones del IVA), y que como consecuencia de ello se emita una liquidación oficial de la autoridad a cargo, con un mayor valor del impuesto igual o superior a 250 SMMLV e inferior a 2500 SMMLV.

Redacción INCP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *