¿Por qué le está yendo bien al sistema financiero colombiano?

Las cifras del sector financiero traen muy buenas noticias: la consolidación de la tendencia descendente de la cartera vencida, el repunte de las carteras comerciales y la recuperación de los rendimientos de los fondos de pensiones. Las utilidades del sistema financiero fueron $16,6 billones: 3 billones de las entidades financieras y 13 billones de los fondos administrados.

Durante los dos primeros meses del año, las entidades financieras obtuvieron utilidades acumuladas por $3 billones. Esto representa un crecimiento del 72% frente a los resultados del mismo periodo del año anterior cuando las entidades arrojaron utilidades por $1,7 billones.

Las entidades financieras que obtuvieron los mayores resultados fueron los establecimientos de crédito que generaron $1,94 billones en el periodo, seguidos de las Instituciones Oficiales Especiales (IOE) con $427.959 millones, las compañías de seguros con $307.397 millones y las Sociedades Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías con $215.346 millones.

Esto representa un crecimiento del 54% en los resultados de las entidades de crédito y superior al cien por ciento en el resto de establecimientos (IOE, aseguradoras y AFP), lo cual demuestra el buen arranque del sector financiero durante los primeros meses del año.

Una buena noticia para el país pues esto se traduce en una mayor capacidad patrimonial de las diferentes entidades para mantener su actividad y el crecimiento del crédito. Según la Superintendencia Financiera, los establecimientos de crédito capitalizan en promedio el 45% de las utilidades.

Y si bien para algunos las utilidades del sector siempre parecen “exageradas”, las entidades recuerdan que para generar dichos resultados tienen un patrimonio superior a los $146 billones. Por lo que sus rentabilidades relativas son similares a las de otros sectores de la economía.

El crecimiento de la cartera total se mantuvo por encima del 3,3% real anual y alcanzó los 467,3 billones, incluyendo la cartera del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), especialmente jalonada por el consumo de los hogares. De hecho, la variación real anual de la cartera comercial alcanza el -0,03% y la del microcrédito el 0,42%. Mientras que la cartera de consumo y de vivienda crecen a un ritmo anual del 6,61% y 10,14% real, respectivamente

No obstante, la Superintendencia Financiera destaca que la cartera tuvo un incremento de $4,8 billones frente al mes anterior, explicado principalmente por el crecimiento de la cartera comercial en $3,2 billones y de la cartera de consumo en $1 billón, lo cual son señales de que el crédito empresarial comienza a repuntar.

Otra buena noticia es que por primera vez desde junio de 2016, el crecimiento de la cartera vencida estuvo por debajo del crecimiento de la cartera bruta al registrar una variación real anual de 1,76%, con lo cual los créditos vencidos llegan a $22,2 billones. Con esto, se siguió consolidando la tendencia descendente de la cartera vencida. El indicador de calidad de la cartera total (cartera vencida / cartera bruta) presentó una reducción de 1 punto base y se ubicó en 4,74%.

Pero sin duda, la mejor noticia de los resultados de los primeros meses del año fue las utilidades de los fondos administrados, lo cual contrasta con los malos resultados que estaban dando a comienzos del año anterior.

Los resultados acumulados de los recursos de terceros administrados ascendieron a $13,6 billones y según el informe de la Superfinanciera fueron explicados principalmente por los fondos de pensiones y cesantías y por los fondos administrados por sociedades fiduciarias.

A febrero, los rendimientos acumulados abonados en las cuentas individuales de los afiliados a los fondos de pensiones obligatorias fueron $8,1 billones. Mientras que los recursos administrados por las sociedades fiduciarias arrojaron $3,7 billones de utilidades.

Con esto, las utilidades acumuladas hasta febrero del sistema financiero fueron $16,6 billones:$3 billones de las entidades financieras y $13 billones de los fondos administrados.

Fuente: Dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *