Las nuevas habilidades que deben desarrollar los contadores hoy en la Argentina

Nuevas realidades requieren el aprendizaje de nuevas habilidades a desarrollar y las carreras tradicionales, como es el caso de contador público, se transforman adaptándose a los nuevos tiempos. Esto es esencial para poder cumplir con los desafíos que requiere la sociedad. La aparición de nuevos trabajos que hasta hace poco no existían y los que aparecerán en los próximos años encontrarán profesionales formados para estar a la altura de las circunstancias.

Desde que la inflación de Argentina superó el 100% acumulada en 3 años, a mediados del año pasado surgió la obligación de presentar los estados contables ajustados por inflación, es decir, medido a moneda de un mismo poder adquisitivo de fecha de cierre del período que se informa.

Este cambio se debe a que la moneda como unidad de medida requiere tener la estabilidad para ser un patrón comparable como cualquier otra medida. Por ejemplo, la distancia entre dos ciudades es siempre la misma expresada en kilómetros; el kilo o el litro son siempre iguales para medir elementos sólidos o líquidos. Lo mismo pasa con la medida “moneda” en la información de los negocios, y para eso se requiere una unidad de medida comparable y homogénea.

En otros países, el problema se arreglaría cambiando este patrón o unidad de medida pero en Argentina es obligatorio presentar los Estados Contables en pesos. La alta inflación que deteriora el poder adquisitivo de nuestra moneda, que debe ser reexpresada a pesos de poder adquisitivo del mismo momento para mostrar resultados reales, pero por ahora solo para fines contables. El problema es que la norma impositiva actual no permite para el cálculo de resultado del ejercicio al ajuste por inflación y el pago del impuesto a las ganancias se calcula sobre el resultado histórico.

Este cambio requiere desde el punto de vista profesional el desafío de formar Contadores con las habilidades necesarias para poder preparar Estados Contables en moneda reexpresada al mes de cierre de su ejercicio comercial, es decir ajustada por inflación.

El cambio es de fondo porque ahora un Contador tiene que estar preparado para poder mostrar por medio de los Estados Contables la realidad del negocio por sobre la formalidad de un cálculo alejado de la realidad del mercado. Siempre privilegiando mostrar la realidad por sobre la formalidad para lograr mayor transparencia con información que permita conocer la realidad de las empresas.

Hoy los contadores preparan información con base a principios y no aplicando reglas, las cuales pueden en algunos casos estar alejadas de la situación real de la economía en que se desarrolla el negocio.

Este cambio implicó la reformulación de la carrera de contador público que requiere hoy una mayor implicación en el conocimiento de los negocios, un amplio manejo de la tecnología y mayores conocimientos de otras disciplinas no tradicionales para la profesión.

Esto hace hoy más atractiva la Contaduría Pública, requiere de más disciplinas a aprender y poder aplicar para ejercer eficientemente esta profesión que se ha modernizado para satisfacer los requerimientos de una sociedad que requiere más y mejor información sobre la situación real de las empresas.

Fuente: Jorge Horacio Vignale – Infobae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *