La tecnología y su impacto en la auditoría interna de las organizaciones

Las nuevas herramientas tecnológicas están cambiando la forma en que los departamentos de auditoría realizan su trabajo, al implementarse nuevas herramientas digitales que permiten el desarrollo de novedosas capacidades; logrando funcionar con mayor eficiencia para gestionar con mayor efectividad riesgos estratégicos y otras actividades de gran valor agregado.  En la medida en que las organizaciones adopten nuevos modelos de negocio e integren nuevas plataformas digitales, los auditores estarán en la obligación de emplear nuevos enfoques; en miras a identificar y evaluar riesgos y controles acontecidos como consecuencia de estos cambios. En razón a ello, se recomienda realizar un adecuado ejercicio de capacitación y reclutamiento de los contadores, dotando a las empresas de profesionales competentes y con grandes habilidades para su trabajo. 

Redacción INCP a partir del artículo publicado por El Observador

Para más información, lea el artículo:” El nuevo rol de la Auditoría Interna en las organizaciones” de la fuente El Observador. 

El nuevo rol de la Auditoría Interna en las organizaciones 

La tecnología permite a los departamentos de Auditoría Interna desarrollar más y mejor sus capacidades, ofreciendo nuevas oportunidades y desafíos.

Los avances tecnológicos están modificando rápidamente, no solo la manera en que las empresas hacen sus negocios, sino también la manera en que la función Auditoría Interna aborda los riesgos y controles. Las nuevas herramientas digitales permiten a los departamentos de Auditoría Interna desarrollar nuevas capacidades y funcionar con mayor eficiencia, permitiéndoles gestionar riesgos estratégicos y centrarse en actividades de mayor valor agregado.

Actualmente, la función Auditoría Interna puede enfocarse tanto en la realización de las actividades tradicionales de aseguramiento como en el desafío de desempeñar nuevas actividades que le aporten mayor valor al negocio. En la medida que las organizaciones adopten nuevos modelos de negocio e integren nuevas plataformas digitales, los auditores internos deberán emplear nuevos enfoques para evaluar los riesgos y controles introducidos por estos cambios. Por su parte, este escenario requiere del debido reclutamiento y capacitación de los profesionales que desempeñarán esta función, para así dotar al departamento de una adecuada combinación de competencias y habilidades.

  1. La Auditoría Interna puede desempeñar un papel más consultivo.

Dado que las empresas se centran no solo en mitigar riesgos, sino también en asumir los riesgos que considera adecuados, la Auditoría Interna puede desempeñar un papel clave: desde compartir prácticas empresariales que se identifiquen a lo largo de la organización, hasta apoyar en proyectos especiales y crear herramientas digitales útiles para otras funciones empresariales. Las organizaciones están comenzando a reconocer el valor que la Auditoría Interna les aporta. Sin embargo, en esta nueva realidad, es importante mantener el foco en las actividades básicas (actividades core) de los auditores internos, en particular porque la función se ha ajustado a un modelo más exigible para la evaluación y análisis de riesgos. 

  1. Desafíos de personal.

A medida que la función del equipo de Auditoría Interna se expande, encontrar la combinación adecuada de talento para asumir esos roles se ha convertido en un gran desafío. El equipo necesita profesionales multidisciplinarios altamente capacitados que cuenten con conocimientos del negocio, tecnologías de la información, ciber seguridad y una experiencia técnica más amplia. En este contexto, las empresas están buscando conformar equipos contemplando estos perfiles y para ello van tomando diversos caminos, entre los que se encuentran: rotar profesionales de otras partes de la organización o emplear recursos de terceros. 

  1. Supervisión del Comité de Auditoría.

La participación del Comité de Auditoría en la función de Auditoría Interna nunca ha sido más importante. Los Comités de Auditoría pueden ayudar a la evolución del equipo en el entorno empresarial actual. Las tácticas para lograr este objetivo incluyen:

  • Evaluaciones con retroalimentaciones continuas.
  • Participación del Directorio junto al Gerente de Auditoría y otros miembros del equipo, lo cual inspira confianza y compromiso al resto de las gerencias de la organización.
  • Uso de métricas para realizar un seguimiento del rendimiento del departamento.

Actualmente, la Auditoría Interna es un instrumento de control para la administración, ya que sus actividades son un medio para identificar que todas las políticas internas y procedimientos definidos por la organización, los sistemas contables y de control interno sean implementados de manera efectiva. El resultado son informes de Auditoría estratégicos que ayudan en la toma de decisiones.

Fuente: El Observador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *