La importancia de capacitar al equipo de trabajo

A partir de todos los cambios que el mundo empresarial atraviesa diariamente a causa de los avances tecnológicos es inherente cuestionarse cuál es el papel que desempeñará el contador público en la transformación digital, o si es suficiente con invertir en herramientas que optimicen las rutinas de nuestra profesión. La respuesta es que la contabilidad digital es tan indispensable como contar con un equipo de trabajadores que esté capacitado para así potenciar la realidad al asegurar un servicio de atención consultivo único.

Aunque es común pensar que los miembros de un equipo son sustituibles por los softwares en los que se invierte, esto es un asunto que puede evitarse si se lleva al personal a tener las capacidades y el perfil adecuados; además, el capital humano es el único que puede realizar funciones como hablar con un cliente e identificar cuáles son sus necesidades y cuál la estrategia del negocio, por lo que más que anularse el uno al otro, la consecución del trabajo cooperativo resulta muy valioso.

Por lo tanto, invertir en el equipo es una necesidad cada vez más acuciante en un entorno más competitivo, y hacerlo proporcionará beneficios como la construcción de un diferencial competitivo que haga única a la compañía, y el aumento de la productividad, pues se genera un ambiente que incita a los trabajadores a desarrollarse y a resolver más desafíos.

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Thomson Reuters 

Para más información consulte el artículo titulado “Contador del futuro: conoce cómo capacitar a tu equipo” publicado por Thomson Reuters. 

Contador del futuro: conoce cómo capacitar a tu equipo

Mucho se habla de la transformación digital y la tecnología en la contabilidad en los estudios contables, pero existe otro punto importante: ¿cuál será el lugar de las personas y del contador del futuro, en este nuevo tiempo?

Es necesario sí, invertir en soluciones digitales que sean capaces de optimizar las rutinas contables. Sin embargo, ¿será suficiente? ¿El mejor camino sería cambiar el equipo por un sistema de gestión contable o capacitar a los profesionales?

La respuesta es sencilla: una iniciativa no sustituye a la otra. La contabilidad digital es tan importante como tener un equipo capacitado, listo para atender las demandas de los clientes. Juntas, estas acciones estratégicas tienen el potencial de transformar la realidad del estudio contable, asegurando más agilidad y calidad en las entregas, así como un servicio de atención consultivo único. ¡Todo lo que necesitás para retener a los clientes!

¿Querés saber cómo conciliar y tener un equipo bien capacitado en el futuro de la contabilidad? ¡Descubrilo en este artículo!

#1 Contabilidad digital: software x analistas

Cuando el contador del futuro planea invertir en tecnología en la contabilidad, muchas veces piensa que los miembros de su equipo son potencialmente sustituibles por una inteligencia artificial. Sin embargo, no existe esta posibilidad si los profesionales tienen la capacidad y el perfil para atender a las diferentes demandas del estudio.

Al final, sólo un ser humano sabe cómo conversar con el cliente, identificar sus preferencias y, principalmente, comprender la estructura y la propuesta de su negocio.

En el futuro de la contabilidad, el objetivo no es despedir a todos los analistas y cambiarlos por un software, sino llevar a esos profesionales a un nuevo nivel de entrega y servicio de atención, que promueva la relación y fortalezca la integración con el cliente.

La contabilidad digital aliada a la capacitación del equipo va a ayudar al dueño del estudio contable, que, muchas veces, trabaja solo y es la cara del estudio contable. Esto se debe a que, con una estrategia de educación corporativa y capacitaciones frecuentes, los profesionales se sentirán preparados para relacionarse con el cliente, que se sentirá más seguro y pasará a confiar en el equipo, y no sólo en el gestor del estudio contable.

#2 Futuro de la contabilidad: es necesario invertir en las personas

Por lo tanto, el contador del futuro necesita capacitar y entrenar a su equipo, si quiere ver crecer el estudio contable. En un mercado cada vez más competitivo, que requiere cualificación, no faltan buenos motivos para invertir en las personas.

Cambios en los procesos y legislaciones y agilidad en la prestación de diversos servicios contables son apenas algunos ejemplos. A seguir, conocé otros 3 motivos para poder proporcionarle perfeccionamiento continuo a tu equipo.

  1. Diferencial competitivo 

Puede parecer que no, pero la construcción de un diferencial competitivo, capaz de tornar a tu estudio contable único ante tus principales competidores, empieza con la capacitación contable.

Al final, es por medio de la capacitación que los talentos de los profesionales comienzan a surgir. De este modo, al identificar su perfil, tenés condiciones de seleccionar las mejores opciones de capacitación para, entonces, definir el diferencial competitivo del estudio contable y beneficiarte de las ventajas que te ofrece.

  1. Más productividad

La oferta de cursos y capacitaciones de gestión y la tecnología en la contabilidad contribuyen para aumentar la productividad del equipo. De este modo, los profesionales trabajan en un ambiente que proporciona más desarrollo individual.

A medida que los colaboradores aprenden y avanzan, se tornan más aptos para resolver desafíos, mejorando el tiempo de respuesta al cliente.

  1. Servicio de atención proactivo

Una vez capacitados y actualizados, los profesionales adquieren más facilidad para mapear las necesidades de los clientes, antes incluso de que presenten nuevas demandas.

Esta es una de las características que se espera del contador del futuro: que tenga conocimiento y habilidad para ofrecer un servicio de atención consultivo, de calidad, con el objetivo de retener y adherir nuevos clientes.

#3 Contador del futuro: ¿cómo capacitar al equipo?

Si es verdad que se necesita invertir en tecnología en la contabilidad y en la capacitación de los profesionales, ahora el contador del futuro debe estar preguntándose: ¿cuál es el tipo de formación ideal para ofrecerle a mi equipo?

Depende mucho del momento del estudio contable y del perfil de sus colaboradores. De cualquier modo, a seguir, es posible comprobar 3 prácticas que te pueden ayudar.

Capacitación in company

Si tenés necesidades específicas y mapeadas de capacitación de tu equipo, optar por una capacitación in company, puede ser una excelente alternativa. Te permite el desarrollo de una temática personalizada, con un cronograma adecuado a los horarios de la empresa, lo que te posibilita integrar a todo el equipo contable.

Además, te facilita la definición y el uso de patrones de trabajo, así como orienta acerca del uso de la tecnología en la contabilidad. De esta manera, los profesionales logran mejorar sus conocimientos y tienen más facilidad para lidiar con soluciones y programas digitales, como Sped y e-Social.

Entidades Profesionales también ofrecen capacitación

El Consejo de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y los Consejos del interior del país organizan cursos y seminarios acerca de las normas y legislaciones contables.

Vale la pena buscar la programación de esas organizaciones y compartirlas con tu equipo, incentivando su participación.

Cursos centrados en temas específicos

Otra iniciativa importante es realizar cursos internos o incluso workshops para abordar aspectos relacionados a la contabilidad digital como atención al cliente, procesos, posventa y marketing digital. Este tipo de contenido es indispensable para orientar al equipo y establecer un modelo en todos los sectores. 

Fuente: Thomson Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *