La economía importa para las divisas de mercados emergentes

Los saldos de cuenta corriente no fueron de mucha importancia para las monedas de mercados emergentes cuando las tasas interés de referencia en el mundo se mantuvieron moderadas desde el llamado “taper tantrum” de 2013. Ahora, a medida que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos suben, importan más que nunca: seis de las ocho principales monedas en el último mes son de países que recientemente reportaron superávits.

Los países con superávits de cuenta corriente tienden a ser ahorradores netos, cuyas exportaciones de bienes y servicios valen más que sus importaciones, y no necesitan depender del financiamiento externo. Los que tienen déficits, por el contrario, necesitan dinero del exterior para llenar las brechas financieras y, por lo tanto, son más susceptibles a los aumentos de las tasas de interés. Los rendimientos promedio de las divisas para el grupo de los ahorradores superan a los del grupo de los gastadores, incluso después de excluir la lira turca y el peso argentino, cada uno de los cuales ha perdido más de un quinto de su valor en lo que va del año.

Turquía y Argentina tienen los mayores déficits de cuenta corriente entre los principales países en desarrollo, lo que ayuda a explicar por qué sus monedas lideraron las pérdidas de las divisas de mercados emergentes. Pocos países con una fuerte dinámica de cuenta corriente estuvieron en la lista de los peores desempeños.

Y no es una coincidencia que la mayoría de las monedas de mejor desempeño, fuera del rublo ruso, se encuentran entre las economías de Asia enfocadas principalmente en la exportación. Si bien las monedas emergentes asiáticas han descendido, han caído mucho menos que el aumento del 4,7 por ciento que ha registrado el índice del dólar. El yuan chino, el won surcoreano y el dólar de Taiwán han perdido menos del 1,5 por ciento durante el último mes. La moneda de Hong Kong está vinculada al dólar.

Por el contrario, las monedas latinoamericanas, que superaron a sus pares asiáticos este año hasta mediados de abril, se han rezagado significativamente durante las últimas semanas. El índice de divisas latinoamericanas de JPMorgan incluye Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, todos los cuales tienen déficits.

Fuente: George Lei*– Bloomberg

*Estratega de divisas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *