Investigación, desarrollo, ciencia y tecnología dejaron de ser opcionales

La evolución del mercado que involucra la masificación de la tecnología y el conocimiento supone, por consiguiente, clientes más informados y exigentes frente a los productos y servicios que día a día consumen. Esto ha hecho que las compañías en general deban estar a la vanguardia de la investigación y el desarrollo no solo en sus campos específicos, sino en temas que involucran transversalmente a toda la sociedad como la sostenibilidad, la responsabilidad social empresarial o el medio ambiente, por nombrar solo algunos.

Es en este entorno que la inversión en ciencia, tecnología e innovación, además de ser necesaria para la supervivencia empresarial, se vuelve muy rentable. Por esta razón, es importante que conozca algunos beneficios de invertir en estos campos, tales como la generación de poder de mercado que se logra al incursionar con nuevos o mejorados productos y servicios; la mayor competitividad y/o productividad que redundará en crecimiento; la diferenciación y especialización que se obtiene al ser pionero en la producción de nuevos bienes y servicios; o la reducción en costos, que conllevan los resultados en investigación y desarrollo al generar nuevos materiales; entre muchos otros.

 Redacción INCP a partir del artículo publicado por Portafolio 

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “¿Por qué las empresas deben invertir en ciencia e innovación?”, de la fuente Portafolio.

¿Por qué las empresas deben invertir en ciencia e innovación?

Hoy por hoy es ampliamente aceptado que las empresas que promueven mayores inversiones en ciencia, tecnología e innovación logran mejores resultados y desempeño frente a las empresas que son más tradicionales y conservadores en este tipo de inversiones y en muchos casos se ven estancadas en esos nuevos desarrollos, estrategias de producción y en muchos de los casos en pérdidas de poder de mercado.

Es así como las empresas con mayores fortalezas e ingresos a nivel mundial han visto cómo la ciencia, la tecnología e innovación logran transformar sus negocios, ser más atractivas para los inversionistas, incrementar sus mercados y crecer durante el tiempo al enfrentarse a consumidores y usuarios más exigentes e informados frente a los productos y servicios que consumen. Es así como empresas de alto reconocimiento a nivel global como: Amazon, Toyota, Intel, Samsung, Microsoft, entre otras son las que más invierten en investigación y desarrollo, de acuerdo con el ranking global de innovación desarrollado por PWC strategy.

Las inversiones en ciencia, tecnología e innovación logran múltiples beneficios para el sector productivo:

  1. Generación de poder de mercado al lograr incursionar con nuevos o mejorados productos y servicios donde los consumidores están dispuestos a pagar por ellos y al ser los primeros definen precios y reglas que garantizan el retorno de la inversión y mayor facilidad para ingresar a nuevos mercados por ser pioneros en etapas iniciales los únicos proveedores, es un tema relacionado con las estructuras de mercado que se observa en bienes diferenciados;
  2. Mayor competitividad y/o productividad que genera crecimiento, mejores niveles de ingreso, bienestar y en las empresas se logra incrementar su participación en el mercado, mejorar las relaciones entre entradas y salidas (producir más con menos), empleos de mayor calidad y automatización de procesos que reducen errores o defectos e incrementan la calidad en el producto final o servicio;
  3. Diferenciación al ser pionero en la producción de nuevos bienes y servicios se logra especialización, mantener durante un tiempo la exclusividad de la producción que se genera con la obtención de patentes y su explotación lo que permite incrementar ingresos, consumidores y utilidades que se traducen en nuevos descubrimientos, productos y servicios acordes a las tendencias del mercado que garantizan la permanencia del negocio;
  4. Reducción en costos, los resultados en investigación y desarrollo generan nuevos materiales, procesos y estrategias de comercialización que disminuyen costos de producción al reducir desperdicios, utilizar nuevos materiales más económicos o que producen mayores ventajas, reducción en materiales, consumos de agua y energía, se logran economías de escala que se traducen en mayores utilidades y reducción de precios para el consumidor final;
  5. Mejoras en desempeño al revisar los procesos de manera científica lo que permite mayor producción, reducción de residuos, procesos más amigables para el medio ambiente, especialización y sofisticación de la producción lo cual optimiza la cadena de valor;
  1. Beneficios sustitutos que permite con las reducciones realizar otras actividades en pro de la compañía generando nuevas opciones de producción o servicios que facilita incursionar en nuevos segmentos de mercado, resolver problemas empresariales y dar solución a las tendencias de la economía, entre otros;
  2. Reducción de la contaminación al lograr procesos más amigables y menos impactos desfavorables con el medio ambiente;
  3. Mayor seguridad al lograr productos y servicios con análisis de riesgos y medidas de prevención para los consumidores, entre otros.

Todos estos elementos evidencian que cuando el sector productivo logra determinar la importancia en las inversiones en actividades de ciencia, tecnología e innovación podrá mejorar la cadena de valor y el ciclo de producción de una manera más efectiva incrementando sus utilidades y mercados, adelantar cambios que pueden alternar o cambiar el negocio.

Actualmente, los investigadores Cotte y De la Fuente (2019) están realizando un análisis de las inversiones en actividades de ciencia y tecnología en las industrias manufactureras y de servicios del país lo que permitirá determinar todas las ventajas que han traído estas inversiones en sectores y empresas específicas y analizar cuáles son las limitaciones y potenciales de mejora que se requieren para incentivar estas inversiones y lograr un país más innovador, competitivo, inclusivo, con crecimiento sostenido e incursionando con nuevos productos y servicios de mayor valor agregado que permitan seguir fortaleciendo el aparato productivo y la economía colombiana basada en el conocimiento, la tecnología e innovación.

Fuente: Portafolio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *