El IASB planea darle prioridad a la entrega de información sobre activos intangibles, conforme a las NIIF

El IASB (Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad, por sus siglas en inglés) actualmente se centra en dos aspectos específicos, estados financieros básicos y comentarios de la gerencia, para mejorar la calidad de la entrega de información para analistas y partes interesadas importantes, con el objetivo de mejorar la estructura de calidad de los estados financieros y crear una mejor plataforma para nuevos avances, más amplios, en la entrega de información empresarial.

En su intervención en el Congreso anual del IASB en Londres, el presidente Hans Hoogervorst dijo lo siguiente: “En el mundo de las Normas NIIF, el cambio ha sido una constante casi desde que empezamos por allá en 2001. Primero, tuvimos que poner a punto las normas heredadas, de manera oportuna para su adopción por parte de la UE en 2005. Luego, tuvimos que ocuparnos de nuestros mecanismos de respuesta a la crisis financiera, mientras culminábamos las actualizaciones sustanciales de las herramientas de contabilidad de instrumentos financieros [NIIF 9], reconocimiento de ingresos [NIIF 15], contabilidad de arrendamientos [NIIF 16] y, más recientemente, contratos de seguro [NIIF 17].

Solamente, porque se hayan hecho las grandes reformas, no significa que ya no se requiera de más cambios. Se está haciendo mucho a nuestro alrededor. Existe la naturaleza cambiante de las empresas: la economía del conocimiento está fomentando un gran crecimiento en activos intangibles, por ejemplo. También hay una proliferación de medidas presentadas, no conforme a los PCGA y un mayor interés en que haya una entrega de información empresarial más amplia, especialmente en el espacio de la sostenibilidad. Y existe el impacto de la tecnología y la forma en que afecta la elaboración y uso de información financiera”.

El IASB está trabajando en dos aspectos clave para garantizar que las NIIF sigan siendo pertinentes y reflejen el mercado comercial actual. El proyecto de los estados financieros básicos (EE. FF. BB.) se centra en mejorar la estructura y la eficacia de la comunicación de los estados financieros, conforme a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Lo segundo es el proyecto de comentarios de la gerencia, que es el principal vehículo para pensar en la posibilidad de nuevos avances, más amplios, en la entrega de información y en la forma en que se relacionan con los estados financieros.

Hoogervoorst dijo lo siguiente: “El objetivo del proyecto de los estados financieros básicos es darles una estructura y mejores contenidos a los estados financieros, que se presentan conforme a las NIIF, especialmente al estado de pérdidas y ganancias. Actualmente, el estado de pérdidas y ganancias que se presenta conforme a las NIIF, en cierta medida, no tiene forma. Definimos ingreso ordinario, definimos pérdidas o ganancias, pero no definimos mucho de lo que hay en medio.

En la práctica, tanto quienes elaboran estados financieros como los inversionistas gustan de utilizar subtotales para explicar y entender mejor el desempeño. Nuestra falta de orientación en este sentido ha tenido la consecuencia no deseada de estimular el uso de subtotales autodefinidos, que también se conocen como medidas presentadas no conforme a los PCGA.

Estas medidas pueden ser útiles para explicar diferentes aspectos del desempeño de una empresa y no pretendemos cortarlas de raíz. Sin embargo, su uso debería venir acompañado de una “advertencia en cuanto a salud” —o, tal vez, “advertencia en cuanto a riqueza” es una mejor forma de describirla—.

Algunos subtotales como los ingresos operacionales y el Beneficio antes de Intereses, Impuestos, Depreciaciones y Amortizaciones (EBITDA, por sus siglas en inglés) se usan muy comúnmente, pero, en la práctica, las empresas definen estos subtotales de muchas formas diferentes ¿Cuántos inversionistas realmente saben sobre estas diferencias? Algunos lo sabrán, pero estoy seguro de que la mayoría de los inversionistas quedan profundamente confundidos”.

El personal técnico del IASB analizó sesenta empresas en diferentes países y sectores industriales. Aproximadamente el 70% de esas empresas utilizaba el subtotal de los ingresos operacionales, pero había nueve versiones diferentes de dicho subtotal —aunque cada subtotal utilizaba el mismo nombre—.

“Ese es el panorama de la entrega de información financiera en ausencia de normas”, agregó. “Además, muchas medidas presentadas no conforme a los PCGA tienden a mostrar una imagen muy optimista del desempeño de la empresa, con lo cual casi siempre se muestran unos resultados que son mejores que los números oficiales que se entregan conforme a las NIIF”.

El sentido principal del proyecto de entrega de información financiera es establecer definiciones más rígidas de los indicadores comúnmente utilizados, tales como los ingresos operacionales y las utilidades antes de financiación e impuesto sobre la renta de las sociedades.

El IASB también tiene planeado introducir mayor transparencia y disciplina en torno al uso de subtotales no definidos en las normas NIIF, al clasificar estos números en medidas de desempeño de la gerencia (MPM, por sus siglas en inglés), las cuales se alinearán con las disposiciones obligatorias sobre “presentación aceptable” descritas en la NIC 1-Presentación de Estados Financieros, “para ayudar a erradicar las MPM que están claramente en desequilibrio”.

Hoogervoorst explicó lo siguiente: “Buscamos mejorar la transparencia en torno a las medidas de desempeño de la gerencia, exigiéndoles a las empresas que ubiquen esas MPM y la información que explica esas medidas dentro de una nota única en los estados financieros. Eso les facilitará mucho más a los inversionistas la búsqueda de tal información. Actualmente, tienen que estar buscando por ahí dicha información, con frecuencia, tanto dentro como fuera del informe anual.

Es posible que algunos se preocupen con el hecho de que introducir las MPM en los estados financieros aumente el prestigio de las medidas presentadas no conforme a los PCGA. Sin embargo, la presentación de las MPM quedará sujeta a gran parte de la disciplina que muchos entes de reglamentación del mercado en todo el mundo ya exigen. La gerencia tendrá que explicar cómo se calculan las MPM y por qué son importantes. Se requerirá de un registro contable y una entrega de información coherentes de un periodo a otro y, si una empresa decide cambiar sus medidas de desempeño, tendrá que explicar por qué”.

“Las propuestas crearán más estructura en el estado de pérdidas y ganancias y mejorarán la comparabilidad. La estructura mejorada les facilitará mucho más a los usuarios la búsqueda de los elementos para el análisis que prefieran. También facilitará el consumo digital de información financiera”, agregó.

En cuanto a los comentarios de la gerencia, el IASB planea revisar la Síntesis sobre Prácticas de Comentarios de la Gerencia, una guía no obligatoria para quienes elaboran informes anuales, que se publicó por primera vez en 2010 y que se tiene que revisar con el fin de que tenga en cuenta el impacto de los activos intangibles en la entrega de información financiera.

“La Síntesis sobre Prácticas actualizada se seguirá centrando principalmente en las necesidades más generales de información financiera que tienen los inversionistas”, dijo. “Queremos empresas que entreguen información sobre lo que es estratégicamente importante para ellas, lo cual incluye la manera en que las políticas sobre remuneración se adaptan a sus objetivos a largo plazo. Habrá un mayor enfoque en los activos intangibles que sientan las bases del éxito a largo plazo de las empresas. Y, por supuesto, se esperaría que las empresas digan de qué manera algunos problemas en cuanto a sostenibilidad, tales como el cambio climático, podrían tener impacto en sus negocios si dicho impacto es importante”.

El IASB no ha expuesto ningún cronograma para la culminación de los proyectos.

Para más información lea: Strengthening the relevance of financial reporting

Fuente: Accountancy Daily – Traducción INCP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *