Facturación electrónica: Latinoamérica es de las regiones más avanzadas

La facturación electrónica es un tipo de facturación que viene imponiéndose no solo en Colombia sino en el resto del mundo. Gracias a sus beneficios en materia del control del recaudo fiscal, especialmente los países latinoamericanos han encontrado en este sistema un gran aliado. Por esta razón la multinacional francesa especialista en soluciones de intercambio electrónico seguro de documentos, SERES, realizó un balance sobre el estado actual de este sistema en Latinoamérica.

El documento Situación de la factura electrónica en Latinoamérica, revela que gracias a los múltiples beneficios que supone la facturación electrónica –como la reducción de costos; mejora de la gestión del negocio, de los pagos y de los cobros; la posibilidad de acceder a nuevas fuentes de financiación y la seguridad– este sistema ya es obligatorio en la gran mayoría de países de la región (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guadalupe, Guatemala, Guayana Francesa, Honduras, Martinica, México, Perú y Uruguay), está en proceso de implementación en otros (Paraguay, El Salvador, República Dominicana y Venezuela) y tan solo en unos pocos aún no se ha adelantado su uso (Belice, Cuba, Haití, Nicaragua, San Bartolomé y San Martín).

En cuanto a la adopción regional, ya en 2003, Chile fue el primer país en adelantar un modelo de facturación electrónica, con el objetivo de incrementar la competitividad y la eficiencia del mercado, mejorar el cumplimiento, los procesos de administración, cobranza y fiscalización para potenciar el control tributario –tal como lo señala el artículo–, pero no fue hasta 2007 que Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en hacer obligatorio el uso de la factura electrónica.

Por su parte, aunque con la Ley 223 de 1995 se legalizó el uso de la factura electrónica en Colombia, solo fue hasta el año 2016, de la mano de la Ley 1819, que se estipuló su obligatoriedad y su adopción gradual de 2018 en adelante.

Ver: Situación Factura Electrónica en Latinoamérica

Redacción INCP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *