Facturación electrónica: 3604 grandes contribuyentes tienen 53 días para puesta en marcha

El próximo 1 de junio, será la fecha límite para que 3604 empresas de todo el país, clasificadas como grandes contribuyentes, se encuentren facturando electrónicamente. El problema es que teniendo en cuenta que para 2019 se espera que sean 550.000 los contribuyentes que empleen este mecanismo de facturación y que a la fecha tan solo 471 de estos se encuentran autorizados por la DIAN, no parece que pueda cumplirse la meta.

Además de agilizar los procesos, reducir el impacto ambiental y situarse a la par de los países que ya han adoptado esta medida, en varias ocasiones y desde varios frentes, se ha resaltado la disminución en los gastos que acarrea la facturación electrónica, los cuales podrían significar hasta un 80 % menos, si se tiene en cuenta que, durante su ciclo de vida, una factura impresa alcanza los $2.600, mientras que la electrónica llega a poco más de $500.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Grandes contribuyentes tienen dos meses para facturar electrónicamente” de la fuente La República.

Grandes contribuyentes tienen dos meses para facturar electrónicamente

Los plazos para la adopción de la factura electrónica están cada vez más cerca y aún son pocas las empresas que ya comenzaron el proceso para incorporar el mecanismo.

El primer vencimiento lo tendrán 3.604 grandes contribuyentes, que para el primero de junio deberán tener implementada la factura electrónica, de acuerdo con los lineamientos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

Sin embargo, persiste el desconocimiento sobre las normas de la Dian, de acuerdo con Marly Pico, gerente general de Delcop, uno de los 44 proveedores autorizados. “En este segundo lote de grandes contribuyentes, las compañías están en preparación, pero hemos identificado que muchas no están listas para hacer la migración”, dijo.

De hecho, el número de facturadores es todavía muy bajo frente a la meta y el tiempo que tienen los contribuyentes para implementar la facturación electrónica.

La meta para 2019 es que al menos 550.000 contribuyentes, que están obligados a declarar IVA o impuesto al consumo, y que le reportan a la administración tributaria, establezcan este método de pago, para lo cual, paulatinamente, ya se han dado avances.

De acuerdo con los últimos datos de la Dian, hasta el momento hay 5.223 contribuyentes voluntarios que se han acogido. Sin embargo, existe un rezago importante en el número de facturadores, pues apenas existen 471 autorizados en la Dian, con corte a dos de abril.

Este rezago no es solo en los grandes contribuyentes. Un estudio del proveedor Seres, encontró que solo 3% de las empresas comenzaron el proceso, a febrero.

Según los resultados del estudio, de las 900 empresas que hicieron parte, ninguna pequeña registró facturación electrónica, y solo 1,96% de las medianas lo había hecho. Aunque en mayor proporción, la tasa de uso de estos documentos en las empresas grandes es baja.

Como parte del proceso de transformación, entidades bancarias como las del Grupo Aval, trabajan junto con los proveedores. El director de cash management del Banco de Bogotá, Felipe Pérez, destacó que hicieron una alianza con Delcop que permite “un acompañamiento para que el proceso sea menos traumático para quienes ya ofrecemos servicios de recaudo”.

En relación con el número de documentos electrónicos que se han recibido en el país, la cifra de facturas generadas ya asciende hasta los 2,2 millones, para un total de $31,56 billones facturados a través de este mecanismo.

Uno de los principales beneficios de la facturación electrónica es que garantiza ahorros hasta de 80% en los gastos asociados a este proceso, si se tiene en cuenta que el costo de una factura puede bajar de $2.633 a $540 por documento.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *