Evasión fiscal como insumo de la inversión extranjera directa

La inversión extranjera directa mundial siendo un elemento destacado que permite la sincronía económica internacional, esta sostenida en alrededor del 40% por capitales fantasmas diseñados en base de la ingeniería financiera y fiscal, siendo está la conclusión a la que llego el Fondo Monetario Internacional (FMI) después de efectuar un estudio sobre la misma. Tomando la evidencia del estudio, la mitad de este capital fantasma reside en Luxemburgo y países bajos.

Por esto, de manera sincronizada la inversión extranjera directa en el tramo de la última década creció en razón a 10 puntos porcentuales.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Portafolio

Para más información, lea el artículo:Casi el 40% de la IED en el mundo se utiliza para evasión fiscal” de la fuente Portafolio. 

Casi el 40% de la IED en el mundo se utiliza para evasión fiscal

Según un estudio publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), casi el 40% -cerca de 15 billones de dólares- de la inversión extranjera directa (IED) del mundo corresponde a ‘capital fantasma’ diseñado para minimizar las facturas de impuestos de las empresas multinacionales.

Dichas inversiones -que ahora son equivalentes al PIB combinado de China y Alemania- han crecido alrededor de 10 puntos porcentuales en la última década, a pesar de los intentos mundiales destinados a frenar la evasión fiscal, según un estudio del FMI y la Universidad de Copenhague.

El capital generalmente pasa a través de depósitos corporativos vacíos que no tienen actividad comercial real. “La IED es comúnmente un motor importante para una verdadera integración económica internacional, estimula el crecimiento y la creación de empleo y aumenta la productividad”, según el informe. No obstante, el capital fantasma es “ingeniería financiera y fiscal” que “difumina las estadísticas tradicionales de la IED y dificulta la comprensión de la genuina integración económica”.

Según la información, casi la mitad del capital fantasma del mundo se encuentra en Luxemburgo y los Países Bajos, y solo 10 economías poseen más del 85% de dichas inversiones. “Luxemburgo, un país con 600.000 habitantes, alberga tanta IED como Estados Unidos y mucho más que China”, se lee en el informe. “Una IED de esta magnitud apenas refleja las inversiones físicas en la minúscula economía de Luxemburgo”, cuyos 4 billones de dólares en IED llegan a 6,6 millones de dólares por persona. “Como era de esperar”, descubrió el estudio, la exposición de una economía a la IED fantasma aumenta con la tasa de impuestos corporativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *