Esto decidió la BVC en su más reciente reunión anual

Fusión EmpresarialDurante la reunión anual ordinaria de la junta directiva de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tomó tres decisiones importantes: La primera fue la aprobación de la distribución de $16.805 millones de sus utilidades, resultado del ejercicio de 2016 a sus accionistas, pago que se hará en efectivo y en dos fechas. La segunda tiene que ver con la selección de seis miembros más para el período comprendido entre abril de 2017 y marzo de 2019, entre los nuevos está Roberto Belchior da Silva, director de Bovespa (Bolsa de Valores de Brasil). La tercera decisión fue la aprobación de la fusión que la BVC hará con el Depósito Centralizado de Valores de Colombia (Deceval), lo que le permitirá a ser más ágil y menos costosa a la entidad.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por El Espectador

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “La BVC, más ágil y menos costosa” de la fuente El Espectador.

La BVC, más ágil y menos costosa

Miembros de la asamblea de accionistas de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tomaron tres decisiones que afectarán la operación tradicional del mercado bursátil nacional.

Los 13 miembros de la asamblea general de accionistas de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), siete de los cuales tienen la calidad de miembros independientes, decidieron por unanimidad dar un paso adelante para lograr la integración corporativa con el Depósito Centralizado de Valores de Colombia (Deceval), pero, ¿qué representa una decisión de este calibre?

Más allá de las 33.500 acciones pertenecientes a la BVC que recibirán los titulares de la compañía, esto repercute directamente en la operación que hoy por hoy hace el mercado de valores nacional.

En palabras de su presidente, Juan Pablo Córdoba, la operación que se puso a consideración de la junta directiva, durante su reunión anual ordinaria, generará una eficiencia en la cadena de valor del mercado de valores, pues reduciría costos y mejoraría la oferta para los comisionistas de bolsa y posteriormente a sus clientes interesados en los títulos.

La transacción resulta simple y complicada a la vez, pues la función de la compañía que controlaría en 100 % la BVC no la hace ninguna otra empresa en ningún otro sector. Deceval es la encargada de la administración, compensación y liquidación de los títulos valores físicos, es decir, tiene un papel fundamental dentro de la cadena de valor en la compraventa de las acciones. Esto se convierte en una tarea complementaria para la BVC, la cual tenía claro que debía controlar para así poder dinamizar procesos internos y hacer subir un peldaño al mercado de valores colombiano ante las principales bolsas del mundo.

Aunque la medida tiene varios pasos por recorrer para materializarse, entre esos la aprobación de la Superintendencia Financiera, especialistas como Ómar Suárez, comisionista de bolsa, se muestran optimista ante esta nueva integración, principalmente porque la estrategia ha impulsado a la valorización de la acción de la BVC en las últimas semanas. “Los márgenes de rentabilidad de Deceval, aunque sean mayores que los de BVC, pueden estimular los márgenes de la Bolsa de Valores”, indicó el experto.

No obstante, decisiones como la adquisición de Deceval no fueron las únicas que dejaron bien parada a la BVC ayer, pues la asamblea determinó otras dos nuevas medidas. La primera de ellas fue la aprobación de la distribución de $16.805 millones de sus utilidades, resultado del ejercicio de 2016 a sus accionistas, pago que se hará en efectivo y en dos fechas. En una segunda decisión, la asamblea eligió para el período comprendido entre abril de 2017 y marzo de 2019, a seis miembros más, entre ellos a Roberto Belchior da Silva, director de Bovespa (Bolsa de Valores de Brasil).

Su nombramiento, que se da en medio de la fusión entre Deceval y BVC, forma parte de la estrategia del mercado de valores brasileño, con el que una de las bolsas más importantes del mundo pretende tener participación accionaria en los principales mercados de Latinoamérica. De acuerdo con Belchior da Silva, este movimiento le otorga voz en el mercado mundial, “y tener voz significa estar en la mesa principal”, expresó para El Espectador el empresario.

Menos costos operacionales, mayor proyección internacional, facilitar procesos internos y romper barreras de precios fueron algunos de los beneficios que la Bolsa de Valores de Colombia obtendrá una vez tome el control de Deceval. Aunque el objetivo es claro y las estrategias del mercado nacional de valores traten de visibilizar más al mercado bursátil colombiano, aún faltan muchos pasos por dar, pues la BVC tiene carencias vigentes reflejadas en los pocos emisores que cotizan en ella, que no reflejan la dinamización de la economía nacional, además de algunas empresas que han expresado su deseo de deslistarse como Isagén. Pese a esto, la BVC ha tenido ganancias significativas y sus estados financieros así lo reflejan, cuyos números esperan crecer en los siguientes años.

Fuente: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *