Dólar más débil, ¿culpa de Trump?

DólarDesde que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos, el dólar ha tenido una tendencia a la baja. Hace un año superaba los $3.300, ahora se estima que su límite serán los $2.800. Una parte de la variación negativa de la divisa es por cuenta de las decisiones políticas del nuevo mandatario, otra parte tiene que ver con cuestiones externas como las medidas que la OPEP tomó para que el precio del petróleo aumentara. Trump aseguró que quiere un dólar más débil, por lo que no se verán muchos esfuerzos del gobierno para que la moneda recupere los valores del año pasado.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por El Espectador

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Dólar más débil, ¿culpa de Trump?” de la fuente El Espectador.

Dólar más débil, ¿culpa de Trump?

El aumento en el precio del petróleo y los anuncios que ha hecho el presidente de Estados Unidos provocaron una inminente caída en la divisa. Se espera que el nuevo límite sea $2.800.

Aunque ya se ha hecho casi una rutina atribuirle al presidente Donald Trump la caída de los mercados y la desvalorización de la moneda más importante, es bien sabido que desde su posesión como jefe de Estado la divisa se ha valorizado cerca de un 5 %, y ha asegurado que quiere un dólar débil, la moneda ha tenido comportamiento favorable en Latinoamérica y en general en el mundo.

En la mañana de ayer el mercado vio una tendencia a la baja en el movimiento del dólar. Su barrera se ubicó por debajo de los $2.840, hasta llegar casi a $2.835, desvalorizándose $17, desde su apertura este lunes. Para Felipe Campos, experto de la firma Alianza Valores, el comportamiento obedece en gran parte por el precio sostenido del petróleo, que, aunque ayer cayó extrañamente, su valor ha estado al alza en los últimos cuatro meses. Asimismo, otra razón que explica Campos son los precios de los TES que se valorizaron, trayendo más inversión y liquidez al país.

“A medida que esos dos activos se sigan valorizando, tenemos mejoras en exportaciones por un lado, y por otro hay personas invirtiendo y trayendo flujos en los TES colombianos”, aseguró Campos. De otra parte, la valorización del peso colombiano frente al dólar también estuvo relacionado por los resultados revelados ayer de las ventas al por menor y de producción industrial. Aunque hayan sido negativas, esto abre el apetito por la deuda colombiana.

Cuando del dólar se trata, varios son las razones que pueden influir en su valorización a nivel mundial. Otra explicación que se le atribuye al comportamiento de las divisas son las elecciones en Gran Bretaña, que tienen en expectativa al mercado. Sin embargo, para Camilo Pérez, analista del Banco de Bogotá, no hay un evento que tenga tal importancia para generar volatilidad en la moneda en este momento, “actualmente vemos una pérdida en el valor del dólar generalizada frente a la mayoría de monedas del mundo. Lo que se origina en parte por una menor confianza en que la FED va a aumentar la tasa de interés”, explicó.

La caída notoria de la divisa norteamericana tomó fuerza una vez el presidente Donald Trump asegurara varias veces en la semana de pascua que no le gusta el dólar fuerte y que, por el contrario, quiere tener una moneda débil durante su mandato. Adicional, a sus debates políticos que inició con Corea del Norte y las recientes amenazas de su mandatario, Kim Jong-un.

Por otra parte, para algunos expertos, la tasa de cambio ya rompió su piso de $2.850, la cual se había establecido hace un año cuando la moneda llegó a su tope máximo de $3.334 el 14 de febrero de 2016. Ahora, de mantenerse la tendencia bajista, se espera que su nuevo tope llegue a los $2.800, que se convertiría en el nuevo piso de la divisa.

Al cierre de la jornada el dólar se estableció en $2.839, bajando 0,50 %. Se cree que esta tendencia se va a mantener por lo menos en el mes de abril, mientras que el crudo sigue punteando su valor y las exportaciones de petróleo siguen aumentando en Colombia, al igual que la valorización del peso colombiano, que se ha apreciado 5,34 %, respecto a la moneda estadounidense, guardando correlación con el comportamiento del precio internacional del commodity. El mercado se mantiene positivo ante la volatilidad y se espera que la divisa siga débil en el gobierno de Trump.

Fuente: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *