Devaluación de la moneda colombiana frente al dólar desde la perspectiva de una hamburguesa

El pasado viernes, 11 de enero de 2019, el diario La República dio a conocer los resultados del Índice Big Mac –medida que busca comparar el nivel adquisitivo de dos países, teniendo como base el precio de una famosa hamburguesa, con el mismo nombre, en cada uno de estos– en el cual se evidencia que aunque una Big Mac cuesta 33 % menos en Colombia (11.900 pesos) que en Estados Unidos (5,58 dólares), esta diferencia está alejada del tipo de cambio real actual (3.191 pesos por dólar).

De acuerdo con The Economist, diario inglés que elabora el índice, si se tienen en cuenta las diferencias en el PIB per cápita, la hamburguesa debería costar 45 % menos en Colombia que en los Estados Unidos.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Peso colombiano se ha desvalorizado 33 % frente al dólar según el índice Big Mac”, de la fuente La República.

Peso colombiano se ha desvalorizado 33 % frente al dólar según el índice Big Mac

Ya se conoció el índice Big Mac de la revista The Economist, publicación que busca establecer las diferencias económicas de algunos países reseñados, para lo cual diferencian su poder adquisitivo al utilizar el valor a pagar por una de las populares hamburguesas como tipo de cambio base.

En este se muestra que el poder adquisitivo del peso Colombiano es 33 % más bajo que el del dólar, moneda base de referencia para la compra del producto. Sin embargo, entre los países de la región reseñados, la moneda local es superada solo por la de Brasil (-18,5 %), Uruguay (-22,8 %) y Chile (-30,3 %).

Una Big Mac cuesta $11.900 en Colombia y US$5,58 en los Estados Unidos. El tipo de cambio implícito es de $2,132,62 de acuerdo con el informe. “La diferencia entre este y el tipo de cambio real, de $3.191.50, sugiere que el peso colombiano está subvaluado 33,2%” señala The Economist.

Siendo así una Big Mac cuesta 33 % menos en Colombia (US$3,73) que en Estados Unidos, frente a las tasas de cambio del mercado. Sin embargo, según las diferencias en el PIB per cápita, esta debería costar 45% menos. Lo anterior sugiere que el peso está sobrevaluado en 21,5 % según el indicador.

La metodología utilizada por la revista se basa en la teoría de la paridad de poder adquisitivo (PPA), “la noción de que a largo plazo los tipos de cambio deberían moverse hacia la tasa que igualaría los precios de una cesta idéntica de bienes y servicios (en este caso, una hamburguesa) en cualquiera de los dos países que se comparan”, señala el informe del medio.

Mayor información, aquí.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *