Cómo determinar la tasa de interés con la nueva NIIF 16: Arrendamientos

A pesar de que la aplicación de la Norma Internacional de Información Financiera (NIIF) 16 está vigente desde el pasado martes, 1.° de enero de 2019, aún son muchas las dudas que tienen las entidades al momento de su implementación debido a no tener claro cómo determinar la tasa de descuento que deben usar.

Para dar claridad a esta inquietud generalizada, la multinacional de servicios profesionales KPMG realizó un artículo describiendo la norma, enfocándose en las tasas de descuento. Conozca lo necesario sobre la NIIF 16 y el tratamiento que debe dar a las tasas de interés teniendo en cuenta el contrato, la solvencia y la tasa base de la compañía; además de los “cinco elementos claves del arrendamiento”: término o plazo del arrendamiento; entorno económico del negocio; solvencia; monto; y “subyacente”.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por KPMG

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “NIIF 16: El reto de la tasa de interés de descuento”, de la fuente KPMG.

NIIF 16: El reto de la tasa de interés de descuento

La NIIF 16: Arrendamientos es aplicable desde el 1 de enero 2019, este cambio normativo requiere que los arrendatarios registren la mayoría de los arrendamientos o leases en el balance general. Los nuevos activos y pasivos afectados por la norma serán medidos inicialmente al valor presente de sus pagos contractuales y esperados futuros. Pero, una de las preguntas más frecuentes que se realizan las entidades al momento de implementar la norma es ¿qué tasa de descuento debo usar?

Esta inquietud es el eje principal de muchos proyectos de implementación de diferentes entidades, dado que la tasa seleccionada afecta el monto del pasivo a registrar y la mayoría de los principales indicadores financieros de las empresas, generando confusión de cuál debo seleccionar, cómo calcularla y cómo puedo documentar su fuente, reflejando que la norma no brinda soluciones claras ni suficientes.

Teniendo presente que aunque la norma anterior NIC 17 se incluía la definición de una tasa, el nuevo estándar NIIF 16 afecta a las operaciones que anteriormente eran registradas como un arrendamiento operativo; ahora serán contabilizados como arrendamientos financieros requiriendo una tasa de descuento.

Determinar la tasa de descuento apropiada es un reto demandante y de cuidado en la transición de la norma, su documentación y las bases financieras que se utilicen deberán ser correctamente justificadas.

Tasas de descuento de la NIIF 16

El nuevo estándar establece que los flujos futuros contractuales de cada contrato deberán ser descontados utilizando la tasa de interés implícita (TII) o la tasa de interés incremental de endeudamiento (TIIE). La TIIE se refiere a la suma del valor presente de los pagos del arrendamiento y el valor residual no garantizado es igual a la suma del valor razonable del activo subyacente y cualquier costo directo inicial del arrendador.

Un arrendatario descontará los pagos del arriendo usando la tasa de interés implícita en el  contrato, solo sí está puede ser fácilmente determinable, en otro caso, se utilizará la tasa de endeudamiento incremental.

La TIIE es el tipo de interés de deuda que se le aplicaría al arrendatario, si hubiera solicitado un préstamo para comprar el mismo activo con el mismo vencimiento y en las mismas condiciones que el contrato de arrendamiento. De acuerdo a la definición anterior la TIIE depende principalmente de tres factores: el contrato, la solvencia y la tasa base de la compañía. Estos buscan capturar cinco elementos claves del arrendamiento:

Elemento Descripción
 

 

Término o plazo del arrendamiento

Plazo contractual del arrendamiento, la definición de duración (tiempo promedio esperado de recuperación de los flujos futuros) también es válida especialmente para los arrendamientos acotados en un portafolio de arrendamientos.
 

Entorno económico

del negocio

Tasa de interés ajustada al ambiente económico del país, su riesgo de acuerdo a la fecha de inicio del arrendamiento y la moneda de referencia del contrato.
 

 

Solvencia

La tasa de interés debe reflejar la calidad crediticia y la solvencia de la compañía, tener presente decisiones de portafolio para grupos y conglomerados financieros que toman decisiones corporativas de endeudamiento.
 

 

Monto

La tasa debe reflejar el costo asociado al monto del endeudamiento, algunas entidades por montos significativos y calidad de solvencia pueden obtener tasas Premium lo cual debe estar presente en los análisis.
 

Subyacente

La naturaleza y calidad del bien mueble o inmueble sujeto del contrato debe estar reflejado en la tasa de descuento

Las compañías al momento de obtener la TIIE deben evaluar el cumplimiento de los cinco elementos relacionados anteriormente, por ello la evaluación de los tres factores (tasa base, solvencia y contrato) son una referencia útil, a continuación se detalla:

  • Tasa base: Es la referencia mínima de endeudamiento de la entidad que obtendría bajo situación actual de mercado, algunas fuentes pueden ser las tasas de bonos corporativos propios o de tesorería de endeudamiento.
  • Solvencia: La tasa base se ajustará ante situaciones propias de niveles de endeudamiento y calidad crediticia de la entidad, esto principalmente se refleja en entidades que poseen tasa base a través de una compañía matriz o corporativa, ajustando de acuerdo a la solvencia de la entidad que tomará el arrendamiento.
  • Contrato: finalmente al tener tasas que cuenten con entorno macroeconómico y solvencia de la entidad los ajustes finales dependerán del plazo, el monto y la moneda del contrato.

Las fuentes de información son amplias en el mercado colombiano, desde las cotizaciones propias de las entidades con emisiones de títulos de deuda, tasas de pares comparables con cotizaciones públicas, tasas base como endeudamiento público de TES, así como las publicadas por entidades financieras reportadas a través de la Superintendencia Financiera de Colombia lo que permitiría obtener referencias del mercado, sin embargo, la fuente principal es la cotización propia de la entidad bajo la definición de la TIIE, tasa que incurriría una entidad si su objetivo fuera la adquisición del subyacente bajo las condiciones del contrato.

Finalmente, la identificación de la tasa de descuento es vital dado que esta tiene impactos claves entre ellos, afectando  indicadores financieros relevantes como EBIT, cobertura de intereses, razón corriente, rotación de activos, entre otros; también es necesario tener presente que la implementación requerirá de ajustes en sistemas, procesos, documentación y en las notas a los estados financieros.

Fuente: KPMG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *