Contabilidad financiera por cedulas

Documento de conclusiones

Spatia INCP, 14 de agosto de 2018


Introducción

Previo a la Ley 1819 de 2016 había tres tipos de contribuyentes, esta ley que obedece a una de las reformas tributarias, que a su vez cambió la forma de calcular el impuesto sobre la renta, donde se instauró el sistema de rentas cedulares, este pretende clasificar los ingresos según su origen.

En el caso de aquellas personas naturales o jurídicas que deban llevar contabilidad, esta modificación tributaria podría llegar a tener cambios en la formar de preparar la información financiera, para esta sesión se toma como base el Estatuto Tributario y el Decreto reglamentario 2420 de 2015.

Lo primero que se debe diferenciar es el concepto de personas naturales y persona jurídica:

  • Persona natural: Son todos aquellos que nacen por naturaleza humana.
  • Persona Jurídica: Es también conocido como persona moral; es un individuo con derechos y obligaciones que existe, pero no como persona, sino como institución que es creada por una o más personas físicas para cumplir un objetivo social[1].

Una vez se precisan estos conceptos, se desarrollan las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son las personas naturales obligadas a llevar contabilidad?

Las personas naturales que están obligados a llevar contabilidad son los comerciantes, esto de acuerdo con el código de comercio, a su vez deben cumplir con las obligaciones establecidas en el artículo 19 de este mismo código, las cuales son las siguientes:

“… Es obligación de todo comerciante:

1) Matricularse en el registro mercantil;

2) Inscribir en el registro mercantil todos los actos, libros y documentos respecto de los cuales la ley exija esa formalidad;

3) Llevar contabilidad regular de sus negocios conforme a las prescripciones legales;

4) Conservar, con arreglo a la ley, la correspondencia y demás documentos relacionados con sus negocios o actividades;

5) Denunciar ante el juez competente la cesación en el pago corriente de sus obligaciones mercantiles, y

6) Abstenerse de ejecutar actos de competencia desleal…[2]”.

Lo interesante para los comerciantes radica en numeral 3, en el cual se establece la obligación de llevar contabilidad regular de sus negocios conforme a las prescripciones legales, al comparar esta situación con el escenario internacional, también existen normativas que establecen la contabilidad como obligatoria, pero por razones legales más no por razones técnicas.

La contabilidad debe ser útil y para ello llevada de acuerdo a la técnica, los legisladores están interesados en que las personas lleven contabilidad y por ello, se convierte en obligatoria desde el punto de vista legal.

En el código del comercio se establecen quienes son y quienes no son comerciantes, la primera categoría en el artículo 20 – Actos, operaciones y empresas mercantiles – concepto y la segunda en el artículo 23 – Actos que no son mercantiles, los cuales vale la pena precisar:

“… Los que compran para el consumo doméstico.

  1. Adquisición de bienes para producir obras artísticas y la enajenación de estas por su autor.
  2. Adquisiciones hechas por funcionarios o empleados para fines del servicio público.
  3. Las enajenaciones que se hagan directamente por agricultores y ganaderos de los frutos de sus cosechas o ganados en su estado natural, las actividades de transformación de tales frutos, siempre y cuando no sustituya una empresa.
  4. La prestación de los servicios inherentes a las profesiones liberales…”

El último punto de este artículo es lo relacionado con las Profesiones liberales es impreciso, al referirse al pensamiento más no su actividad; la cámara de comercio de Bogotá define ¿Qué es una profesión liberal de la siguiente forma:

“… Según el Diccionario de la Real Academia Española, profesiones liberales son aquellas actividades en las cuales predomina el ejercicio del intelecto, que han sido reconocidas por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere la habilitación a través de un título académico.

En consecuencia, quien tenga como actividad exclusivamente la prestación de servicios inherentes a una profesión liberal, entendida como aquella en la cual predomina el ejercicio del intelecto, reconocida por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere la obtención de un título académico (ingeniero, médico, abogado, entre otros), no estará obligado a matricularse como comerciante en el Registro mercantil que lleva la Cámara de Comercio de Bogotá. Por el contrario, si además de su profesión se dedicara al ejercicio de actividades calificadas por la ley como mercantiles, deberá efectuar su matrícula mercantil como comerciante…[3]

Es por ello que en el caso de las empresas de consultoría se ha debatido si es comercial o no, bajo el último literal, debido a que puede considerarse como un grupo de profesionales liberales o una actividad mercantil.

  1. ¿A quién podría el gobierno obligar a llevar contabilidad?

En la ley 190 del 1995 el artículo 45 establece que: “…todas las personas naturales y jurídicas señaladas en el reglamento deberán llevar contabilidad de acuerdo a los principios generalmente aceptados”. Sin embargo, el gobierno a pesar de tener este derecho desde hace tiempo no ha hecho uso de esta facultad debido a que las personas de mayores ingresos no quieren llevar contabilidad, es un tema político y existe una gran cantidad de personas que ejercen actividades comerciales sin llevar contabilidad.

Los declarantes son personas que superan las condiciones por ingresos, patrimonio y operación o actividad (Tarjetas de crédito, movimientos financieros), entre otros.

  1. ¿Quiénes son los no declarantes?

Todo no declarante de impuesto a la renta está obligado a contribuir al impuesto de renta; a medida que se les aplique retención en la fuente.

Los participantes plantearon el debate de si es justo o no para las personas que no tienen que declarar pero que se le descuenta de sus ingresos un porcentaje por retención en la fuente, teniendo en cuenta que no es recuperable o descontable dado que no tiene que hacer la declaración de renta.

La corrupción que existe en Colombia, es un argumento contundente para justificar la inconformidad que siente la sociedad al saber que el gobierno quiere aumentar el pago de impuesto a personas naturales para poder disminuir ese pago a las empresas; sin tener en cuenta cuál es la base tributaria y sus diferencias entre los dos agentes.

  1. ¿Cómo es la contabilidad que tienen que llevar las personas naturales comerciantes?

La contabilidad para las personas naturales comerciantes es por medio de las normas de contabilidad para PYMES; estableciendo no solo la contabilidad para su actividad mercantil en el negocio sino de su actividad domestica (vida personal). Estas normas son simplificadas comparadas a las normas para PLENAS, dada su generalidad en el momento de revelar.

Un participante plante que existen inconformidades en algunas personas que usan estas normas porque no está reflejando la situación real de las empresas. Las normas para PYMES por el lado del estado de situación financiera siguen manejando las cosas por su naturaleza, sin embargo, podría esperarse que los estados financieros se dividan en tres partes tal y como ocurre con el flujo de efectivo, particularmente en el estado de resultados existe la libertad para elaborarlo, pero cuando se miran las normas se explican genéricamente los ingresos y gastos de acuerdo a su naturaleza.

Esta contabilidad está pensada para el que quiere invertir en esa empresa y no para el que la gobierna, tiene sentido cuando se publica para los usuarios interesados.

  1. ¿Quiénes son los que están obligados a aplicar el sistema cedular?

Las personas naturales declarantes sobre el impuesto de renta y residentes en el país; según el artículo 330 de la Ley 1819 de 2016 indica que: 

“La depuración de las rentas correspondientes a cada una de las cédulas a las que se refiere este artículo se efectuará de manera independiente, siguiendo las reglas establecidas en el artículo 26 de este Estatuto aplicables a cada caso. El resultado constituirá la renta líquida cedular.

Los conceptos de ingresos no constitutivos de renta, costos, gastos, deducciones, rentas exentas, beneficios tributarios y demás conceptos susceptibles de ser restados para efectos de obtener la renta líquida cedular, no podrán ser objeto de reconocimiento simultáneo en distintas cédulas ni generarán doble beneficio.

La depuración se efectuará de modo independiente en las siguientes cédulas:

a) Rentas de trabajo

b) Pensiones

c) Rentas de capital

d) Rentas no laborales

e) Dividendos y participaciones

Las pérdidas incurridas dentro de una cédula solo podrán ser compensadas contra las rentas de la misma cédula, en los siguientes periodos gravables, teniendo en cuenta los límites y porcentajes de compensación establecidas en las normas vigentes”.

En esta misma dinámica, de acuerdo con el Capítulo 1 Titulo 5 del Estatuto Tributario se establece la Determinación del impuesto sobre la renta de las personas naturales, el cual indica que el impuesto sobre la renta y complementarios de las personas naturales residentes en el país se calculará y ajustará de acuerdo con las disposiciones de ese título.

Un participante aseveró que “El veneno” de todo esto radica en cuando se habla de “Los conceptos de ingresos no constitutivos de renta, costos, gastos, deducciones, rentas exentas, beneficios tributarios y demás conceptos susceptibles de ser restados para efectos de obtener la renta líquida cedular y no podrán ser objeto de reconocimiento simultaneo en distintas cedulas ni generarán doble beneficio”. Dado que antiguamente se ponían los ingresos y luego relacionaba los costos, gastos y deducciones todo en bloque y obtenía una renta bruta gravable o renta líquida.

Sin cambiar la tarifa a nadie, esta norma ya aumenta el valor de los impuestos, porque antes se deducía con mayor libertad, además no se pueden dividir las deducciones en diferentes rentas cedulares; es decir, de forma obligatoria debe deducir todo el valor en una sola renta. Las personas que han empezado a hacer declaraciones se han dado cuenta del efecto que tiene esta prohibición y entonces ya existen conferencistas que aconsejan renunciar a los costos.  

Los participantes se preguntan ¿cómo se va a pagar sobre presuntiva?, haciendo alusión a que el objetivo sería declarar menos.

Una limitante para el sistema son los no contribuyentes, ellos ganan y gastan lo que deseen, siguen siendo no contribuyentes del monto límite para abajo y de para arriba tiene la categoría de contribuyente.

Existe un primer escalón en la categoría de los contribuyentes no declarantes que en principio son los que tienen rentas laborales; por otro lado, hay unos que ya son contribuyentes declarantes porque no tienen ese tipo de rentas, entonces los comerciantes siempre se ubican ahí. Finalmente se llega a un punto donde todos son contribuyentes y declarantes.

Después de esta norma, es importante tomarse el trabajo de decir cuáles son las rentas de trabajo, cuales son las rentas de pensiones, cuales son las rentas de capital (Intereses, rendimientos financieros, arrendamientos, regalías, exportación de propiedad intelectual), las rentas no laborales, los dividendos y las participaciones que son el producto de inversiones de capital. Después vienen las tarifas que se encuentran en tres tablas porque las rentas no se graban con la misma tarifa; las laborales y de pensiones se graban con una tabla, la renta líquida no laboral y de capital se graban con otra tabla y la renta de dividendos con otra. Esta forma de clasificación no altera los activos, pasivos o patrimonio. Esto afecta el estado de resultados, desempeño o de ingresos comprensivos.

  1. ¿Será que se va a llevar contabilidad por cedulas?

Según la norma tributaria deben llevar contabilidad los que están obligados a hacerlo con las normas contables correspondientes. Y a su vez tienen que llevar un registro de detalle de todas las diferencias que ocurran entre su contabilidad financiera y su contabilidad tributaria.

Según la norma usted puede llevar esos registros como el obligado quiera, pero la pregunta es ¿Cómo se lleva? Un ejemplo de un comerciante que necesita cerrar sus estados financieros, presentar sus declaraciones, pagar nómina, de qué forma debería llevarla: Podría hacerlo como dice la norma de PYMES, y después la va a dividir para volverla cedulas o cumpliendo la norma de detalle y cada vez que haga una operación clasificarla en cada cedula.

  1. ¿Qué es la depreciación tributariamente?

Es un costo en unos casos y una deducción en otros, la regla dice que se debe poner en un solo sitio.

Una solución podría ser crear un centro de beneficios con una estructura similar al centro de costos, pero exclusivamente para identificar los ingresos por cada cedula; la cuestión de cómo se podría llevar a la práctica es haciéndolo por cada transacción dirigirlo a un centro de beneficio.

El punto claro es que la ley 1819 exige que usted mantenga unos registros que permitan conciliar en cualquier momento las cifras tributarias con las cifras de la contabilidad financiera, ese es el problema. Las normas de contabilidad financiera dicen que hay que fijarse si esas diferencias le crean unas distorsiones en el impuesto y que tiene que pensar si esas distorsiones van a durar toda la vida o si van a ser temporales y según eso, o las carga a gastos o resuelve que esos son pagos anticipados o atrasados. Las normas dicen que usted tiene que decir como calcula su impuesto y al decir como lo hace, se está remitiendo a las normas tributarias.

En la vigencia del decreto 2649 de 1993 se crearon unas cuentas de orden que se llamaron fiscales que se suponen era para eso, pero nadie lo hacía. Ahora sale la norma relacionada con la reforma tributaria y dice sin perjuicio de lo que haga la contabilidad deberá llevar una conciliación para efectos tributarios de detalle, es decir a nivel de transacción; ya se complicaron las cosas porque si resuelve cuentas de orden fiscales van a ser tan grandes como sea necesario o si resuelve llevar un libro (archivo) distinto para su contabilidad tributaria pues va a tener dos archivos: el archivo de la contabilidad financiera con sus registros y el archivo de la contabilidad tributaria, sin embargo  de todas maneras la conciliación son unas partidas de diferencias.

Con el fin de evitar ese problema de eficacia, la solución que parece más eficiente es crear una base de datos única donde usted anexa todas las clasificaciones y deja al computador el problema de armar los reportes que sean del caso. Si un comerciante lleva su contabilidad a mano es más complejo porque va a tener que anotar en un libro las diferencias por tipo para poder ponerlas después en una conciliación, eso no se puede dejar cinco días antes de la declaración para clasificar por cedulas.

¿Cómo van a llevar la contabilidad?

Debido a estos cambios, los contadores deben tener en cuenta que las diferencias se van a dar en todo lo que tiene criterios de valoración diferente.

COMENTARIOS:

  • Si usted presta servicios profesionales así sea solo a nivel de consejería usted tiene responsabilidad por lo que se hace.
  • Existe un debate entre si los socios de una compañía son comerciantes o no.

Participantes:

Carlos Alberto Ramirez Acosta

Carolina Rodríguez

Edelmira Rodríguez Sanabria

Hector Hernando Duque Pardo

Hernando Bermúdez

Jackeline Mahecha Baracaldo

Johana Cano

Judith E. Carolina Herrera Peñaloza

Liliana Jimenez Mariño

Luis Hernán Galindo Beltrán

Natalia Baracaldo Lozano

Nidia Inés Villamil

Segundo Paulino Angulo

 

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Persona_jur%C3%ADdica

[2] Lea más: http://leyes.co/codigo_de_comercio/19.htm

[3] https://www.ccb.org.co/Preguntas-frecuentes/Tramites-registrales/Que-es-una-profesion-liberal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *