Claridad frente a exenciones arancelarias de la industria petrolera

El pasado 8 de febrero, por medio de la sentencia 21808, el Consejo de Estado aclaró que la exención de aranceles para las importaciones de bienes relacionados con la exploración de petróleo está regida por el literal H del artículo 9 del Decreto 255 de 1992, y de ninguna manera esta actividad podrá ser cobijada con lo dispuesto en el Decreto 260 de 2005, el cual contempla exenciones arancelarias, únicamente, para las actividades relacionadas con explotación, transporte por ductos y refinación de petróleo.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por EY

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Consejo de Estado señala que las exenciones arancelarias para actividades relacionadas con el petróleo únicamente podrán aplicarse a la explotación, transporte y refinación de hidrocarburos” de la fuente EY.

Consejo de Estado señala que las exenciones arancelarias para actividades relacionadas con el petróleo únicamente podrán aplicarse a la explotación, transporte y refinación de hidrocarburos

El Consejo de Estado mediante Sentencia No. 21808 de 8 de febrero de 2018 recordó que el literal H del artículo 9 del Decreto 255 de 1992 mantuvo las exenciones arancelarias para la importación “de maquinaria, equipos técnicos, sus accesorios, materiales y repuestos destinados a la exploración de petróleo, que conforme con el artículo 4 del Decreto 1056 de 1953 – Código de Petróleos- corresponde a una de las actividades de la industria del petróleo”.

Atendiendo a lo anterior, concluye que las exenciones arancelarias previstas en el Decreto 260 de 2005 se refieren a los ramos de la industria del petróleo relacionados con la explotación, transporte por ductos y refinación de hidrocarburos, mas no con la de exploración, porque para la importación de bienes dedicados a este ramo se aplica el literal h) del artículo 9 del Decreto 255 de 1992, que reitera, se encuentra vigente y no ha sido objeto de ninguna modificación.

Además, advierte que de conformidad con el artículo 2 del Decreto 260 de 2005, la exención de gravámenes arancelarios para las actividades de hidrocarburos fijadas en dicho Decreto, esto es, las relacionadas con la explotación, transporte por ductos y refinación, solo se aplica para los bienes importados que se clasifiquen en las subpartidas arancelarias expresamente señaladas en el listado que aparece en el citado artículo, que corresponden a las autorizadas por la CAN con la Resolución Nro. 880 de 2 de diciembre de 2004, lo que no se puede hacer extensivo para la exploración, porque el texto de la norma no permite esa interpretación.

Fuente: EY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *