Ciberseguridad en la pandemia

La llegada del Covid-19 nos ha transformado la vida a todos: cómo trabajamos, nos relacionamos y comunicamos, por lo que una de las prioridades actuales es mantenernos informados sobre normatividad, decisiones gubernamentales y medidas sanitarias. En consecuencia, los cibercriminales idearon un nuevo modo de operar consistente en hacerse pasar por organismos internacionales de salud o entidades informativas y mediante correos electrónicos envían campañas que generan pánico para desencadenar acciones que les permitan el acceso a sistemas sensibles de información.

Además, dado que muchas empresas han migrado su operación cotidiana a la colaboración remota, es imprescindible tener una estructura fuerte y organizada que pueda resguardar los datos empresariales de los cibercriminales.

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Deloitte

Para más información consulte el artículo titulado “Consideraciones de ciberseguridad en medio de una pandemia global” publicado por Deloitte.

Consideraciones de ciberseguridad en medio de una pandemia global

A medida que los efectos del coronavirus (COVID-19) se hacen presentes en todo el mundo, las acciones principales de gobiernos y empresas se enfocan, cada vez más, en garantizar el bienestar y la seguridad de sus ciudadanos, colaboradores y clientes.

En este contexto particular, en el que la difusión de información oficial es fundamental para definir las medidas de control y protección que se deben poner en marcha, los cibercriminales han encontrado un nuevo nicho de negocio.

Su nueva forma de operar consiste en hacerse pasar por organismos internacionales de salud (como la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones de atención médica) y otras entidades gubernamentales, a través de campañas de correo electrónico maliciosas, diseñadas invocando el miedo, con la esperanza de desencadenar acciones que les brinden la oportunidad de obtener acceso a sistemas sensibles de información.

Sin embargo, éste no es el único aspecto relacionado con ciberseguridad al que las organizaciones deberán prestar atención. La coyuntura actual ha provocado también que muchas empresas, con el propósito de responder activamente a los riesgos de salud relacionados con el COVID-19, hayan comenzado a migrar su modo de operación regular a uno alterno, basado en la colaboración remota y las oficinas virtuales.

Contar con un enfoque integral y bien estructurado durante un evento extraordinario, como el que actualmente nos encontramos viviendo, permitirá a las organizaciones abordar proactivamente los desafíos cibernéticos.

Presentamos algunas consideraciones y recomendaciones en materia de ciberseguridad que las organizaciones pueden considerar al momento de definir la estrategia que implementarán para hacer frente al COVID-19.

Ver: Consideraciones de ciberseguridad en medio de una pandemia global

Fuente: Deloitte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *