El BVC celebra el 90 aniversario del Mercado de Capitales de Colombia

El mercado de capitales de Colombia cumplió recientemente 90 años. En razón a ello, el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) Juan Pablo Córdoba, hizo un análisis sobre los principales retos que tiene la industria colombiana en la actualidad. Para la cabeza del BVC, los últimos 15 años han sido positivos para el mercado de capitales del país al contar con un desarrollo importante en el mercado de deuda, y al promover el profesionalismo de la industria, siendo el desarrollo tecnológico un elemento fundamental para lograrlo.

De cara al futuro del Mercado de Capitales colombiano, Juan Pablo Córdoba considera que el país cuenta con pocos emisores e inversionistas, lo cual debe incentivar la creación de un círculo económico que permita el fortalecimiento del mercado, contribuyendo de este modo en que el Estado enliste a más compañías en la bolsa nacional. A su vez, el BVC tiene por reto impulsar el crecimiento del mercado de capitales del país y popularizarse a sí misma, incluyendo a más ciudadanos de a pie para afianzar su desarrollo.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República.

Para mayor información, puede leer el artículo: “Las empresas públicas, por decisión, deberían estar listadas en la Bolsa”, de La República.

“Las empresas públicas, por decisión, deberían estar listadas en la Bolsa”

“Cumplir 90 años en sí mismo es un gran logro”, dice Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia al revisar la historia del mercado de capitales local que hoy cumple nueve décadas. En diálogo con LR, el directivo habló sobre los principales retos que tiene la industria que cuenta con pocos emisores e inversionistas, y señaló que para crear un círculo virtuoso que fortalezca al mercado es necesario que el Estado enliste sus compañías en la Bolsa.

¿Qué balance hace del mercado de capitales que cumple 90 años?

Es muy positivo. Cumplir 90 años en sí mismo es un gran logro, haber sobrevivido a los vaivenes de una economía y de un país durante 90 años es extraordinario y creo que los últimos 15 años, desde la creación de la Bolsa de Valores de Colombia, el mercado de capitales ha tenido un desarrollo importante. Hemos tenido un desarrollo del mercado de deuda, y el nivel de profesionalismo de la industria es extraordinario, y mal que bien el mercado de capitales ha financiado gran parte del proceso de crecimiento de las empresas de nuestro país. Es cierto que hay muchos retos, el tamaño del mercado de capitales que tenemos luce pequeño para la economía y estamos convencidos de que podemos hacer mucho más.

¿Hacia dónde irá el mercado en el futuro?

En los últimos 20 años todas las actividades financieras están cimentadas en temas tecnológicos, así que cuando uno mira hacia adelante la conversación es tecnológica. Como institución nos hemos mantenido muy al día en los últimos años y seguiremos invirtiendo de manera fuerte en temas de tecnología, en este momento estamos invirtiendo cerca de $20.000 millones al año. Compramos una compañía que le ayuda a la industria financiera a acelerar su proceso de innovación y adaptación de tecnología; somos inversionistas en compañías de tecnología y es hoy y seguirá siendo un frente de desarrollo tanto para la empresa, y los servicios que prestamos, como para el negocio. La tecnología busca acercar al mercado a más participantes. Lo que queremos es que de manera más segura y más costo-eficiente llegarles a más personas, y que más personas puedan hacer más cosas en el mercado.

¿Es necesario que la Bolsa se popularice?

Esa ha sido una obsesión nuestra, y mía personal. Hemos logrado avances por olas, pero ahorita vamos a pegar un empujón muy fuerte con inversiones en tecnología para hacer que eso sea palpable para la persona de a pie. Queremos que la persona de a pie sienta que el mercado de capitales sí está accesible para ellos y que los costos le permiten acceder sin mayor dificultad.

En el sector se dice que trabajan con el Gobierno para que llegue un nuevo emisor este año…

El desarrollo del mercado de capitales no sucede sin el apoyo de los Estados. Todos los casos de éxito de países que han pasado de un mercado pequeño a un mercado relevante a nivel global y para la economía del país específico ha sido en un proceso de desarrollo de entre 10 y 20 años, y se ha dado gracias a una decisión deliberada de los gobiernos de desarrollar esos mercados. El mercado de deuda pública es el que tenemos más desarrollado en Colombia, y se desarrolló con una decisión del Estado, y hoy es ejemplo en muchas partes del mundo. Entonces, eso mismo es lo que tenemos que hacer en otros frentes. En Inglaterra y Europa cuando se hizo la gran parte de las privatizaciones, se hicieron a través del mercado público de valores. Sería un buen ejemplo del Estado, que con las empresas que tiene diera ejemplo de listarlas y empezar a vender participaciones accionarias. Sería ideal, y el mismo presidente Duque lo ha mencionado como algo de interés del Gobierno y lo que necesitamos es concretar eso. Empresas como Ecopetrol, Grupo Energía Bogotá e ISA ya son activos de la sociedad y generan valor, ¿por qué hacerlo solo con tres empresas?, hagámoslo con todas. Todas las empresas públicas, por decisión, deberían estar listadas en bolsa. Necesitamos iniciar un círculo virtuoso, invitar a los inversionistas y eso empezará a animar a más personas y empresas a venir al mercado.

¿Es momento de que el Estado enajene el resto de acciones de Ecopetrol?

Estoy convencido de que sí. Por valoración con los precios del petróleo es buen momento. Desde el momento de la compañía, desde el momento del activo, desde el momento de la diversificación de portafolio lo consideramos y el mercado de capitales lo necesita.

¿Cómo atraer a las Pyme?

El mercado de capitales ofrece alternativas a las Pyme. En deuda vemos buenas oportunidades. Hemos trabajado en darles soluciones y dentro de la nueva regulación estamos en la iniciativa de lanzar este año una plataforma que permita construir bonos digitales para Pyme.

¿Cuál es el perfil de esas empresas?

La invitación es a todas las empresas. No queremos excluir a nadie, lo que sí es importante, es que aquí es viable hacer empresa, y hacerlo por encima de la mesa, pagando los impuestos, siendo transparente. Entonces si yo aspiro a tener financiación de terceros tengo que hacer las cosas bien hechas. Todo plan de negocios que tenga probabilidades de éxito, que esté bien manejado y que tenga transparencia en la revelación de información, debería poder acceder al mercado.

¿Es difícil y costoso entrar a la Bolsa?

Es un mito que es difícil y costosa la bolsa. Pero obviamente estamos abiertos a mejorar, si un proceso se demoraba dos meses y ahora se puede hacer en 15 días, pues hagámoslo en 15 días. No solo nosotros, sino la Superfinanciera ha dado unos pasos súper importantes en esa dirección. La Superfinanciera redujo los costos para vincularse con un emisor del mercado, automatizó los temas de entrega de los prospectos de emisión, todo está movido a través de correos digitales y se están agilizando los procesos con miras a eso. No es que sea muy costoso o muy difícil, pero si se puede mejorar, mejoremos.

¿Qué expectativas tiene de la Misión del Mercado?

Hay unos temas que si la Misión aborda, va a generar una hoja de ruta de reformas que cambiarán al mercado. Tengo plena confianza de que la misión va a producir un informe muy valioso para le país, han pasado más de 20 años desde el informe anterior y en ese tiempo el país y el mercado ha evolucionado mucho y la realidad de hoy es distinta y estábamos en mora de tener el informe, y solo el informe de qué está bien y qué necesita mejorarse y corregirse, será una gran contribución al debate. Creo que ellos han escuchado el llamado, y es que más que temas de decretos, hay una serie de temas mucho más grandes: de la estructura del sistema financiero, de algunos incentivos que hay, del tema del fondo de pensiones, de los portafolios públicos. Hay un gran activo que el país no está utilizando, y yo creo que hay unos cuatro, cinco o seis temas que si la Misión los aborda, eso va a generar una hoja de ruta de reformas que no necesariamente será una ley o un decreto, sino una agenda de reformas hacia adelante que va cambiando la realidad de al estructura del mercado de capitales.

¿Es válida la crítica que hacen de la BVC que dicen que no hay emisores y acciones, y que es una bolsa de fondos de inversión?

Puntos de vista habrá muchos siempre, pero ojalá podamos generar un circulo virtuoso en el que todo el mundo estuviera feliz. Que haya más participantes, más inversionistas institucionales, más fondos, más emisores y todo esto se reatroalimente en un mundo feliz, esa es la idea. Cómo llegamos allá y a qué velocidad suceden unas cosas y otras, ese es el tema complejo. Por un lado hay temas de eficiencia, ofrecerle a las personas naturales que invierten montos bajos en el mercado de capitales vehículos como los fondos resulta ser muy eficiente desde el punto de vista de costos, porque yo puedo diversificar mi inversión. Eso es muy eficiente, entonces hay quienes creen que ese es un mejor camino. Ahora hay unos que dicen que en el país hay muy pocos participantes y si usted concentra todo el flujo en unos pocos fondos no habrá suficientes jugadores en el mercado, también tienen razón, o sea, yo soy de los que cree que necesitamos muchos más participantes.

¿Le preocupa la salida de las acciones de los inversionistas naturales?

En términos generales lo que ha pasado es entendible desde el punto de vista del ciclo de las inversiones. Todas las emisiones en Colombia y en todas las partes del mundo, cuando hay una emisión hay muchos participantes que llegan con la idea de cuando llega al precio objetivo, vender, entonces es normal que haya una disminución del número de inversionistas con el paso del tiempo. Asociado a eso, lo que sucede es que es normal que lleguen muchos inversionistas a una emisión y con el paso del tiempo van vendiendo y se van quedando los inversionistas institucionales. ¿Qué pasa con esas personas naturales? Que participan en la siguiente emisión y luego en la siguiente, ¿qué ha pasado en Colombia en los últimos cinco años? Que se ha dado el proceso de ir saliendo y que los institucionales vayan comprando, pero no ha habido esas nuevas emisiones que permitan  invitar a los inversionistas al mercado, y por eso se ve desbalanceada la cosa. El problema, yo creo, radica, no en el proceso natural, sino en que no ha habido nuevas emisiones de acciones para invitar a esos inversionistas.

¿Los departamentos y distritos deberían apalancarse su financiación en más en emisiones?

Claro, y es un tema que será una evolución natural. En los países con mercados de capitales más desarrollados lo vemos. Que emisores públicos diferentes a la Nación son activos y apetecidos. En Estados Unidos, los estatales son muy apetecidos porque es un nivel de riesgo, más arriba de la nación y menos que el corporativo, y en la curva de riesgo es muy apetecido. Las entidades municipales y gubernamentales, bien manejadas y serias, claramente son un emisor idóneo para el mercado. Y son perfectos emisores para bonos de largo plazo, de tal manera que hay un calce adecuado entre financiadores y emisores, que se tuvo en Colombia hace un tiempo, y hacemos la invitación a muchos.

El petróleo ha subido y el dólar también, ¿le preocupa la volatilidad?

Yo creo que los mercados reaccionan a las realidades económicas a los países. Al país le está yendo bien y es claro que será mejor que los años anteriores. La conversación es que Colombia podría estar mejor, y el llamado a la clase política es por qué no aceleramos la toma de decisiones de cosas que nos podrían hacer estar mucho mejor y capitalizar mucho más este momento que está pasando Colombia, que es positivo, por ejemplo si hiciéramos las cosas mejor y hacemos la venta de acciones de Ecopetrol, esto será mucho mejor. Si hacemos todo dentro de un marco de política que genere una perspectiva de mediano y largo plazo, todo será positivo.

Los contrastes

Richard Francis

Dir. Equipo Calificaciones Soberanas de Fitch

“Puede ser un buen momento para que el Gobierno venda sus acciones en Ecopetrol, con el petróleo subiendo y la mejora en las ganancias, podría ser”.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *