Aspectos que influyen en la elección de la nube

Con el cambio generacional se revela un punto de inflexión para las aplicaciones empresariales, que buscan más flexibilidad, agilidad y ahorro de tiempo en el desarrollo de labores. Ante esto, se presentan unas opciones que finalmente dependen de cómo se perciba la presencia de datos y el rol que la empresa quiere que TI desempeñe dentro de la organización, estas son: nube privada, nube pública o híbrida. Cada una ofrece y es adecuada para ciertas condiciones y varían en practicidad.

Otros de los aspectos que inciden en esta elección son:

Elaboración propia 

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Hybrid IT 

Para más información consulte el artículo titulado “Comienza la era híbrida predeterminada” publicado por Hybrid IT. 

Comienza la era híbrida predeterminada 

El cambio generacional en los sistemas de back office es la siguiente fase en la adopción de la nube. Hoy en día, las empresas están adoptando de manera oportunista aplicaciones especializadas de análisis, inteligencia artificial y SaaS. ¿Qué es lo siguiente? El próximo punto de inflexión para las principales aplicaciones empresariales.

La simplicidad operativa, la flexibilidad, la agilidad y el rápido tiempo de beneficio que puede brindar la implementación nativa de la nube son algunos de sus mayores atractivas. Las empresas esperan que sus organizaciones de TI brinden servicios de manera tan rápida y eficiente como los proveedores de la nube.

Y ahí es donde la elección entre continuar la implementación en las instalaciones, pasar a una nube pública o adoptar una ruta de nube privada o híbrida se convierte en el problema. La elección depende del rol que la organización quiere que TI y / o el proveedor de la nube jueguen en la administración y ejecución de los sistemas, y dónde deben residir físicamente los datos y las aplicaciones.

El crecimiento explosivo de la nube pública da fe de su viabilidad para muchos casos de uso empresarial. Pero para muchas organizaciones, puede haber límites en cuanto a si pueden o están dispuestos a confiar sus sistemas de latidos administrativos a la nube pública. El uso de la nube pública puede ser adecuado solo bajo ciertas condiciones. O en muchos casos, la nube pública puede no ser práctica.

Como la necesidad es la madre de la invención, hay una buena razón por la cual 2019 fue el año en que cada proveedor importante de la nube anunció sus estrategias híbridas. La necesidad era la necesidad de conveniencia en la nube; la invención fue la aparición de Kubernetes, que ha hecho posible la movilidad en la nube porque proporciona el andamiaje para hacer que todos esos contenedores cobren vida.

Lo significativo es que no existe una forma única de nube híbrida. Una buena razón para la diferenciación es el tema de la estrategia de nube única versus estrategia de nube múltiple. En la mayoría de los casos, las empresas son multinube, no por estrategia, sino por defecto. Al igual que la mayoría de las empresas a menudo tienen uno de los elementos dispersos en sus carteras de TI, el mismo escenario ya se repite con la nube. La mayoría utilizará nubes diferentes, con la mayoría de las veces, las decisiones se tomarán a nivel de unidad de negocio o departamento. Y la elección de comprometerse oficialmente con una sola nube o las apuestas de cobertura en varias nubes es un factor importante que impulsará la elección de qué plataforma(s) de nube híbrida adoptar.

Con esta variedad heterogénea de opciones de nube pública, privada e híbrida, ¿cuál es el hilo conductor? Es la simplicidad operativa del plano de control de la nube, donde los recursos se virtualizan en bloques de construcción genéricos y se ordenan bajo demanda para entregar el cómputo. Es el plano de control en la nube que demandan las empresas y eso va a cambiar la toma de decisiones de TI. 

Fuente: Hybrid IT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *