Así se gesta el derecho a dirigir el uso de un activo codificado en un contrato de arrendamiento

En una de las consultas hechas al Comité de Interpretaciones NIIF (CINIIF), se interrogaba el derecho de un arrendatario de dirigir el uso de un buque. El contexto delineaba un contrato de arrendamiento, configurado por un activo identificable (buque), en donde el arrendatario tenía el derecho de obtener todos los beneficios económicos del uso del buque en un periodo alrededor de 5 años, este era operado y mantenido durante el periodo por el arrendador; no todas las decisiones relevantes frente al activo se definieron en el contrato: el cómo y el propósito del uso del buque durante el periodo.

Frente a esto, el CINIFF, argumentando desde la NIIF 16 – Arrendamientos, puntualizó que el arrendatario estructura el derecho de dirigir el uso del activo durante todo el periodo, cuando las decisiones frente al activo se encuentran predeterminadas y el alcance de su derecho definido por el contrato le otorga la manipulación del cómo y para qué se utiliza el activo. Así pues, el arrendador no decide el propósito del uso del activo.       

Redacción INCP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *