Ahorro por Facturación Electrónica podría representar el 0,42 del PIB

Aunque la facturación electrónica en el país se ha incrementado, y a pesar de representar una reducción en el gasto por este trámite de casi un 80% para los emisores, aún falta mucho para alcanzar la meta de implementación de, por lo menos, 50.000 declarantes para el año 2019. Esto según cifras aportadas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y uno de los proveedores de este sistema de facturación, Seres.

De 900 contribuyentes analizados tan solo el 4% de grandes empresas y un 1,96% de empresas medianas han usado el sistema, por su parte ninguna pequeña lo ha empleado.

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Transacciones a través de factura electrónica suman $20,5 billones” de la fuente La República.

Transacciones a través de factura electrónica suman $20,5 billones

La facturación electrónica en el país tendrá que avanzar mucho en 2018 para lograr la meta de tener implementado este método de pago y declaración en al menos 50.000 contribuyentes para 2019. Hasta el momento, los reportes de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) dan cuenta de que el monto de ventas a través de este tipo de documentos fue de $20,05 billones, representados en 1,3 millones de facturas.

Aunque hay un incremento frente a los reportes anteriores, ser percibe que todavía es muy baja la utilización del mecanismo, pues solo 3% de las empresas comenzaron el proceso, tal como arrojó un estudio de Seres, uno de los proveedores autorizados.

Entre las 900 empresas que hicieron parte del estudio, ninguna pequeña registró facturación electrónica, y solo 1,96% de las medianas lo había hecho. Aunque en mayor proporción, la tasa de uso de estos documentos en las empresas grandes es baja, ya que solo 4% de las firmas encuestadas afirmó haberla utilizado. Alberto Redondo, director de marketing para Iberia y Latam de Seres, indicó que “cada empresa tiene que hacer sus cuentas; depende de la tipología, el nivel tecnológico de sus clientes y proveedores”.

De acuerdo con el más reciente informe de la Dian, el monto corresponde a 402 facturadores autorizados por la entidad, que ya cumplen con la implementación de esta tecnología, a través de los 41 proveedores autorizados para prestar los servicios de factura electrónica en Colombia.

La directora de Fiscalización de la Dian, Pierina González, explicó que “un empresario que facture electrónicamente no requerirá disponer de servicios de mensajería postal para la entrega de las facturas; simplemente debe “dar clic” en enviar y esta será entregada a su cliente en cuestión de segundos”.

Con eso, según González, las empresas reducen sus gastos; y es que de acuerdo con un estudio del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, cuando la factura electrónica se aplique en 100% de las empresas, los ahorros podrían llegar a ser de 0,42% del Producto Interno Bruto (PIB) total. Esto, pues el costo de cada factura se reduciría de $2.633, que vale una factura en papel, hasta $540 en formato electrónico, lo que representa un ahorro cercano a 79%.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *