ACCA propone una evolución fiscal

A través del informe Impuestos como una fuerza positiva: reequilibrar nuestros sistemas impositivos para apoyar una economía global apta para el futuro; la Asociación de Contadores Públicos Colegiados (ACCA, por sus siglas en inglés) propone una evolución fiscal, la cual consiste, básicamente, en aumentar los impuestos sobre la contaminación y el uso de los recursos naturales y reducir la carga fiscal sobre el trabajo.

ACCA considera que las medidas fiscales específicas –impuesto al carbono, a los rellenos sanitarios, al uso del plástico- pueden ser útiles, pero ya no son suficientes. Para elaborar un sistema impositivo que sea adecuado para el siglo XXI es necesario que los Gobiernos profundicen sobre qué se debería tributar y cómo deberían usarse los ingresos tributarios.

Según ACCA, los Gobiernos deberían:

  • Poner un precio a la contaminación y al uso de recursos. Abolición de los subsidios a los combustibles fósiles y fijación de precio a las emisiones de carbono.
  • Utilizar los ingresos fiscales para reducir los impuestos al trabajo y ampliar la protección social, en particular para atender las necesidades de los hogares de bajos ingresos.
  • Aumentar gradualmente la tasa y el alcance de los impuestos a la contaminación y el uso de recursos.
  • Comunicar de manera transparente a las empresas y al público en general, cualquier cambio en esta materia.
  • Trabajar junto con los Gobiernos de otros países para adoptar un enfoque regional que les permita lograr los mismos objetivos ambientales y sociales. Esto sentaría las bases para la coordinación global.

Por su parte, las empresas deberían:

  • Evaluar los riesgos y las oportunidades relacionadas con las megatendencias ambientales y socioeconómicas.
  • Aplicar precios internos –carbono, agua- y supervisar los costos y beneficios externos para comenzar a cambiar las decisiones de inversión empresarial hacia opciones más inclusivas y sostenibles.
  • Adaptar el gobierno corporativo de la empresa, las estrategias, la gestión de riesgos y las evaluaciones de desempeño para responder a los riesgos y oportunidades de nuevos modelos de negocio (circulares e inclusivos).
  • Comprometerse de manera proactiva con el Gobierno para impulsar políticas que promuevan el crecimiento de negocios circulares inclusivos.

Yen-pei Chen, gerente de informes e impuestos corporativos de ACCA, expresó:

Los Gobiernos deben poner un precio a la contaminación y al uso de recursos, comenzando con la abolición de los subsidios a los combustibles fósiles y la fijación de precios de las emisiones de carbono. Los ingresos fiscales se pueden utilizar para reducir los impuestos sobre el trabajo y aumentar la protección social, en particular para atender las necesidades de los hogares de bajos ingresos. Reducir la carga fiscal de trabajo ayudará a los Gobiernos a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas al hacer que más personas trabajen de manera decente.

Mayor información, aquí.

Ver: Tax as a force for good

Redacción INCP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *