7 formas de financiar un negocio

reunion

Aprenda cómo financiar su negocio propio mediante estas técnicas de financiamiento 

Un desafío para este nuevo año es pensar en la financiación de un negocio propio, teniendo en cuenta la compleja situación que se vive en materia económica en el mundo. Pensando en esto, podría ser prudente contemplar diferentes maneras de cómo obtener fondos para un prospecto de negocio. Una de estas maneras podría ser obtener un préstamo del banco, aunque hay que tener en cuenta que las solicitudes se han vuelto más estrictas; otra opción bastante llamativa es el crowdfunding, por medio del cual puede conseguir financiación simplemente por personas que simpaticen con su causa o negocio. También existen otras opciones (microcrédito, recaudar el dinero de su familia y amigos, factoring, entre otros), pero claro, cabe aclarar que todas estas opciones tienen sus riesgos y es una decisión propia si quiere asumirlos para hacer próspero su negocio. 

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Gestiopolis – Por Juan Sánchez  

Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “7 formas de financiar un negocio” de la fuente Gestiopolis – Por Juan Sánchez.

7 formas de financiar un negocio

La obtención de financiación en cualquier clima económico puede ser un reto, ya sea que esté en busca de fondos de puesta en marcha, el capital para expandir o dinero para mantener en estos tiempos difíciles. Pero dado nuestro actual estado, la obtención de fondos es tan duro como cabe pensar. Para ayudarle a encontrar el dinero que necesita, hemos recopilado una guía sobre técnicas de financiación con lo que debe saber y cuándo recurrir a ellas.

  1. Obtener un préstamo del banco

Las solicitudes de préstamos se han vuelto mucho más estrictas, pero los bancos están publicitando préstamos destinados a pequeñas empresas. ¿Por qué no solicitarlos?

  1. Utilice una tarjeta de crédito

Utilizar una tarjeta de crédito para financiar su negocio es un asunto arriesgado. Si se atrasa en los pagos su puntuación de crédito puede ser castigada. Pagar solo el mínimo cada mes puede hacernos entrar en un agujero difícil de salir. Sin embargo, mediante un modo responsable con una tarjeta de crédito se puede salir del atasco inicial e incluso ampliar sus cuentas por pagar durante un periodo.

  1. Intente obtener dinero mediante crowdfunding

Obtener dinero mediante crowdfunding puede ser una manera eficaz para recaudar fondos para un proyecto creativo y de coste relativamente bajo. Debe establecer una meta en cuanto al dinero que le gustaría aumentar durante un período de tiempo. Pero tenga en cuenta, no se trata de financiación a largo plazo. Más bien, se supone que debe facilitar el pedir y dar apoyo a ideas únicas de una sola vez. No hay retorno a largo plazo de la inversión y ni siquiera la posibilidad de cancelar las donaciones con fines impositivos.

  1. Atraer a un inversionista “ángel”

Para atraer a un inversionista “ángel”, todavía se aplican todas las viejas reglas: ser breve, evitar la jerga, tener una estrategia de salida. Pero la crisis económica de los últimos años ha hecho un juego aún más complicado. Estos son algunos consejos para ganar más interés:

  • Añadir experiencia: ver un poco de pelo gris en su equipo de gestión le ayudará a aliviar los temores de los inversionistas sobre la capacidad de su empresa para hacer frente a una economía difícil. Incluso un asesor no remunerado, pero con mucha experiencia podría añadir credibilidad.
  • Conozca a su equipo: tendrá evaluaciones de mercado, análisis de la competencia y de marketing sólido y planes de ventas si quiere a llegar a alguna parte con un inversor “ángel”. Incluso las empresas jóvenes tienen que demostrar un conocimiento experto del mercado que están a punto de entrar, así como la disciplina para seguir adelante con su plan de juego.
  • Manténgase en contacto: un inversor puede no estar interesado en el negocio de inmediato, especialmente si no tiene un historial como un empresario exitoso. Para combatir esto, debe formular una manera de mantenerlos al tanto de los grandes acontecimientos, como una venta importante.
  1. Recaudar dinero de su familia y amigos

Conseguir dinero mediante los amigos y la familia es la forma más común de financiar una “startup”. Pero cuando son los seres queridos los acreedores, se está poniendo en riesgo el futuro financiero y las relaciones con personales importantes. Para evitarlo, se debe crear proyecciones financieras formales, así como una evaluación basada en la evidencia de que sus seres queridos van a ver su dinero de nuevo. Esto debería reducir la probabilidad de sorpresas desagradables. También permite a los inversores saber que se toma su dinero en serio. Lo más importante es hacer hincapié en el riesgo que implica y ofrecer un plan de negocio sólido, pero recordándoles que hay una buena probabilidad de su dinero se perderá.

  1. Obtener un microcrédito

La falta de un historial de crédito, garantías o la imposibilidad de obtener un préstamo a través de un banco no significa que nadie le va a prestar dinero. Una opción sería solicitar un microcrédito a través de una pequeña empresa de préstamos rápidos. Los microcréditos son a menudo tan pequeños que los bancos comerciales no se molestan en ofrecerlos. En lugar de un banco, es necesario recurrir a una entidad de microcrédito. Una organización sin fines de lucro, que funciona de forma diferente que los bancos. Microfinancieras ofrecen préstamos más pequeños, por lo general requieren menos documentación que los bancos, y con frecuencia se aplican criterios de suscripción más flexibles. Hay muchas entidades de microcréditos que a menudo cobran tipos de interés ligeramente más altos para los préstamos que los bancos. Los microcréditos son realmente para que arranque un emprendedor o un empresario en un negocio existente frente a una demanda de capital que necesita para asegurar nuevos equipos o para dar servicio a un contrato.

  1. Considere la posibilidad de factoring

El factoring es un método de financiación en el que una empresa vende sus cuentas por cobrar con un descuento, con la condición de obtener dinero por adelantado. A menudo se utiliza por empresas con mal crédito o por las empresas como fabricantes de prendas de vestir, que tienen que cumplir con los pedidos mucho antes de que se les pague. Sin embargo, es una manera costosa de obtener fondos. Las empresas que venden los créditos por lo general pagan una tarifa que es un porcentaje de la cantidad total. Si paga una cuota del 2 por ciento para obtener fondos con 30 días de antelación, es equivalente a un tipo de interés anual de alrededor del 24 por ciento. 

Fuente: Gestiopolis – Por Juan Sánchez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *