La Fed subirá la tasa de interés y aspira  a hacer lo mismo el próximo año

FinancieroSe da por hecho un incremento de 0,25% en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Aunque hay un panorama de incertidumbre por la elección de Donald Trump, varios analistas de instituciones como Investing.com, Reuters y Brown Brothers Harriman aseguran que hay muchas posibilidades de que en el 2017 se suba la tasa en dos o tres ocasiones. Sin embargo, aún hay que esperar, ya que algunos hechos inesperados –como el Brexit este año– pueden afectar las decisiones.

Redacción INCP a partir del artículo publicado en La República 

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “La Fed subirá la tasa y llevará los intereses a 1,25% el próximo año” de la fuente La República 

La Fed subirá la tasa y llevará los intereses a 1,25% el próximo año

“La recuperación ha recorrido ya un largo camino, aunque no sea completa”, le dijo Janet Yellen al mundo cuando anunció el 17 de diciembre de 2015 que la Reserva Federal subía sus tasas de interés 25 puntos básicos después de 10 años de quietud.

A tres días de que se cumpla un año de esa decisión, el mercado mundial ya da por hecho un nuevo incremento de 0,25% para dejar los tipos de referencia en un rango entre 0,50% y 0,75%; y ahora apuesta a que el próximo diciembre el alza que se barajará será para dejar los intereses en 1,25%.

Los analistas de instituciones como Investing.com, Reuters, Brown Brothers Harriman estiman que hay 100% de probabilidades de que la Fed anuncie un nuevo incremento y son los mismos que consideran que las subidas durante 2017 podrían oscilar entre dos y tres. Una postura diferente a la mostrada este año, pues si bien se había anunciado que habría cuatro alzas, solo se espera que pase una.

De acuerdo con Investing.com, una encuesta del Wall Street Journal arrojó que el banco central será más agresivo el próximo año, y mucho de eso tendrá que ver la recuperación de los indicadores macroeconómicos que hay ahora.

Orlando Santiago, gerente de Fénix Valor, señaló que la Fed esperaba que el desempleo se mantuviera por debajo de 4,9% (hoy está en 4,6%) y que la inflación se acercara a 2% para subir las tasas de interés, y como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé que el dato sería de 1,9% el próximo año, la Reserva continuará una política monetaria agresiva con dos incrementos.

“Si bien la llegada del presidente Trump genera incertidumbre con lo que puede pasar el próximo año, es probable que la Fed suba tasas hoy y después esperará a que esté listo el presupuesto y con él el panorama económico de Estados Unidos para que haya un incremento de tipos en junio y así evaluar entre uno o dos en el segundo semestre. Hay que tener en cuenta que Trump busca la expansión de la economía, y por eso el mercado ha reaccionado a esto”, dijo Wilson Tovar, gerente de investigaciones económicas de Acciones y Valores.

Una de las apuestas de los mercados y de los analistas es el plan de infraestructura de Trump. Debido a su experiencia en el sector y a lo que ha dicho una vez fue elegido, se espera que el monto de US$550.000 millones para construir carreteras, puentes y otras obras se materialice, aunque los analistas estiman que lo más importante será ver si esta estrategia se piensa pagar con deuda.  La razón es porque la economía quedaría en una encrucijada si se piden recursos por este mecanismo y a la vez se bajan impuestos, como lo propuso el magnate, por lo que ese tipo de decisiones será fundamental para la Reserva Federal.

El camino de crecimiento al que siempre se ha referido Yellen tiene un palo en la rueda y es que la deuda pública supera 100% del PIB, pero en 2017 este riesgo puede verse contrarrestado si es que los precios del petróleo oscilan entre US$60 y US$70, lo que, según Tovar, haría que la inflación siga aumentado y sobrepase la meta proyectada.

A la espera de las decisiones internas que tomará Trump, los analistas estiman que la política fiscal expansiva sea otro gancho que jalone las subidas de las tasas de interés y así la política monetaria podría ajustar a un ritmo mayor, aunque sin pasar de los niveles de 1,50% en las tasas.

Continuará la incertidumbre en 2017

Camilo Silva, socio de Valora Inversiones, dijo que la gran lección que dejará 2016 es que no se pueden hacer grandes pronósticos y apuestas en medio de la incertidumbre. Esto, recordando que al terminar 2015 la Reserva Federal auguró cuatro alzas este año, cosa que no sucedió por factores como el Brexit y las elecciones presidenciales de Estados Unidos. El experto señaló que en 2017 la situación de incertidumbre condicionará las decisiones si se tiene en cuenta que habrá elecciones en Francia y Alemania.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *