Gas Natural reclamará a Colombia €1.000 millones por Electricaribe

Planta Electrica-EconomiaLuego de saberse que Electricaribe será liquidada, Gas Natural Fenosa reclamará cerca de €1.000 millones al Gobierno colombiano, más del doble del valor de la empresa que desaparecerá. Aunque desde la empresa no se han dado declaraciones al respecto de este tema, si hubo un comunicado en el que se manifestaba que la decisión de liquidar Electricaribe iba en contra de las buenas relaciones que se están dando entre Colombia y la Unión Europea. Vale destacar que Gas Natural Fenosa es de capital español.

Redacción INCP a partir del artículo publicado en El Espectador

Para mayor información, puede revisar el artículo titulado “Gas Natural reclamará a Colombia 1.000 millones de euros por Electricaribe” de la fuente El Espectador.

Gas Natural reclamará a Colombia 1.000 millones de euros por Electricaribe

Gas Natural Fenosa reclamará unos 1.000 millones de euros (alrededor de 1.630 millones de dólares) al Gobierno colombiano por la liquidación de Electricaribe, según fuentes financieras consultadas por Efe.

Las fuentes sostienen que la multinacional pedirá más del doble del valor contable de Electricaribe, que es de 475 millones de euros (505 millones de dólares), al considerar que se debe tener en cuenta la cartera de 2,5 millones de clientes que tiene en el Caribe colombiano, mientras que fuentes de Gas Natural Fenosa eludieron pronunciarse sobre el importe de la reclamación.

Gas Natural Fenosa ultima la presentación de una demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), que depende del Banco Mundial, para ser indemnizada, y pidió ayer a Colombia que deje sin efecto su decisión de liquidar su filial Electricaribe.

Además, este conflicto obligará a Gas Natural a incluir en provisiones los 475 millones de euros de valor contable de Electricaribe.

En un comunicado, Gas Natural aseguró ayer que la decisión del Gobierno colombiano de liquidar Electricaribe, que llevaba intervenida desde mediados de noviembre, es “contraria al proceso de diálogo” abierto en los últimos meses con Colombia y “al espíritu de profundización de las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Colombia”.

Asimismo manifestó que “impacta negativamente” en el clima requerido para que se produzcan flujos de inversión internacional hacia ese país.

Fuente: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *