Taxonomía de información financiera US GAAP 2014 ahora disponible para revisión y comentario público

El Consejo de Normas de Contabilidad Financiera de los Estados Unidos (FASB) ha emitido la taxonomía propuesta de información financiera US GAAP 2014 para revisión y comentario público. La fecha límite para la entrega de comentarios escritos es octubre 31, 2013.

La taxonomía es una lista de códigos de información financiera legibles por computadores y codificados en XBRL, un lenguaje de fuente abierta que permite a las compañías etiquetar de manera exacta los miles de datos financieros incluidos en los estados financieros típicos de largo formato y las revelaciones relacionadas de pie de página. Las etiquetas permiten a los usuarios de estados financieros buscar, reunir y procesar información electrónicamente para que ésta pueda ser accedida oportunamente y analizada por inversores, analistas, periodistas y reguladores. Continuar…

IASB, FASB en desacuerdo frente al proyecto de contabilización de los arriendos

El Consejo de Normas de Contabilidad Financiera de los Estados Unidos y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad votaron a favor de enfoques diferentes de un componente importante de su proyecto de contabilización de arriendos. El conflicto gira alrededor de los cambios a la cuenta de resultados para los arrendatarios. Sin embargo, se espera que las normas propuestas sean presentadas nuevamente y que ambos consejos logren emitir una norma convergida luego de recibir la retroalimentación por parte del público participante.

El Consejo de Normas de Contabilidad Financiera de los Estados Unidos y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad no están de acuerdo en un componente principal de su proyecto de normas de arrendamiento, el cual implica un cambio para los arrendatarios en la cuenta de resultados.

En una tensa junta en Londres el miércoles, ambos consejos votaron a favor de enfoques diferentes. “Se sentía mucha frustración en la mesa del Consejo,” admitió Leslie Seidman, presidente del FASB.

Sin embargo, dado que las normas de arrendamiento serán presentadas nuevamente para acatar nuevos comentarios, los consejos esperan emitir una norma convergida para los U.S GAAP y las normas IFRS una vez reciban retroalimentación sobre cada enfoque por parte de los constituyentes; así podrán reunirse nuevamente en Abril.

“El propósito de la junta era básicamente llevar a cabo una discusión cuyo objetivo era responder a la retroalimentación que hemos recibido acerca de los efectos de la cuenta de resultados para los arrendatarios,” explicó Leslie Seidman a los periodistas durante una conferencia telefónica el jueves. “El objetivo de este debate no era abarcar -ni tampoco se abarcó- el trato de estos arriendos en el balance general. El enfoque era abarcar la retroalimentación recibida constantemente acerca del efecto que tendría sobre la cuenta de resultados el modelo para el derecho de uso que hemos estado desarrollando para ciertos tipos de arriendos.”

Resaltó que la preocupación era que algunas de las personas que entregaron comentarios sobre el anterior borrador de consulta de las normas no veían ciertos tipos de arriendos como financiaciones ni adquisiciones principales, sino como gastos operativos en los casos en los que deseaban arrendar una propiedad por un cierto periodo de tiempo. Por ejemplo, cuando una empresa arrendaba equipos o propiedad y no involucraba una decisión de compra/arriendo, el efecto en la cuenta de resultados sería similar a una decisión de compra/arriendo.

“Ese era el tema que deseábamos abarcar; al recibir los comentarios correspondientes al primer borrador de consulta, y luego otra serie de cartas cuando confirmamos el enfoque en el borrador de consulta, decidimos retomar el tema ahora a fin de ver si podemos resolver la inquietud antes de continuar con un segundo borrador de consulta,” recalcó Leslie Seidman.

Sin embargo, no solo el FASB y el IASB discrepaban sobre el enfoque a tomar; algunos miembros del FASB estaban divididos. Aún así, la mayor parte de los miembros del FASB apoyaron un enfoque conocido como el “método de amortización basada en los intereses,” bajo el cual los arriendos que transfieren sustancialmente todos los riesgos y beneficios del activo de riesgo serían contabilizados bajo un modelo de derecho de uso que había sido decidido por el consejo.

Seidman explicó: “se trata del derecho de uso que estaba incluido en el borrador de consulta y que luego confirmamos durante las nuevas deliberaciones, solo que con algunas modificaciones relacionadas con temas como los arriendos contingentes. Los arriendos que no transferían sustancialmente todos los riesgos y beneficios de propiedad, serían reconocidos en el Balance bajo el valor presente de los pagos de arriendo esperados, como los demás, pero serían amortizados utilizando un enfoque que reconocería el gasto total de arriendo de manera lineal.”

Agregó que no sería el caso siempre; por ejemplo, si una empresa presentaba pagos de arriendo desiguales o arriendos en festivos. Sin embargo, si los pagos seguían un patrón nivelado, entonces el gasto total de arriendos sería lineal.

Sin embargo, el IASB votó a favor de un modelo diferente. “El IASB apoyó un nuevo enfoque para todos aquellos arriendos que reconocerían los arriendos en el Balance bajo el valor presente de los pagos de arriendo esperados, tal como el FASB, pero -bajo el modelo que votaron- el activo de derecho de uso sería amortizado con base en el consumo estimado del valor del activo de arriendo subyacente,” aclaró Leslie Seidman. “Ésta es la nueva parte y se utilizaría una fórmula para aplicarla. Se llegaría a un porcentaje de consumo estimado, el cual se aplicaría luego al valor justo del activo subyacente; esto representaría su gasto de arriendo en cualquier periodo de tiempo. Entre más alto sea el porcentaje de consumo que se estima para el tiempo del arriendo, más se reflejará en  la cuenta de resultados como una compra y una financiación, lo cual tiene sentido ya que sería similar a poseer el subyacente, pero de manera proporcional. Entre más bajo sea el porcentaje de consumo, más se reflejará en  la cuenta de resultados como un patrón lineal. Sin embargo, ese enfoque -llamado el ‘enfoque del activo subyacente’- no resultaría en un patrón lineal para la mayor parte de los arriendos.”

Puesto que los consejos no lograron llegar a un acuerdo sobre cómo avanzar y abarcar el tema de la cuenta de resultados, solicitaron a su personal miembro realizar un sondeo sobre ambos enfoques. El personal recibiría retroalimentación por parte de los constituyentes acerca de la utilidad de la información que resultaría de ambos enfoques, qué tan bien operarían, y actualizaría a los consejos en la junta del mes de Abril.

“Solicitamos al personal tener en cuenta igualmente la parte del arrendador al realizar estos debates ya que se elevaron preguntas sobre si debería existir una simetría entre el arrendatario y el arrendador,” concretó Seidman. “Este debate acerca de la simetría para los arrendadores podría tener implicaciones en la decisión previa del consejo que consistía en dejar fuera del alcance las propiedades de inversión de los arrendadores.”

El FASB teme que el enfoque del IASB represente “un nuevo enfoque teórico frente al pensamiento sobre los arriendos, lo que consideramos no se justificaba en este punto para abarcar el problema planteado,” continuó Seidman. “El problema que se planteó fue que las personas sentían que para ciertos tipos de arriendos que esencialmente representan arriendos periódicos, el patrón lineal era adecuado. Para la gran mayoría de los arriendos, el modelo considerado por el IASB no resulta en un efecto de intereses de ingresos nivelados; por esta razón no pensamos que resolviera el problema que se planteaba.”

El FASB no creía que los arrendatarios podrían cumplir en la mayoría de los casos con la estimación del valor del activo subyacente, otra preocupación relacionada con la complejidad del modelo del IASB.

“Al pensar en arrendamientos de propiedades, uno realmente no tiene idea del valor razonable del edificio o del piso en el que se encuentra el apartamento que arriendas,” declaró Seidman. “La otra manera de hacer las cosas es estimar el porcentaje de consumo, lo cual parece basarse en las mismas dos variables. Nos preocupó que agregara complejidad al modelo y que fuera difícil para las compañías cumplirlo.”

Según Leslie Seidman, para el FASB sería complejo implementar el enfoque del IASB en el caso de cualquier compañía que arriende periódicamente equipamientos o finca raíz. Las compañías que contemplan una decisión de compra versus de arriendo cuentan con mayor información; sin embargo, Seidman considera que el enfoque del FASB les beneficiaría más desde una perspectiva de costo-beneficio.

Seidman no cree que el desacuerdo con el IASB retrase mucho su proyecto ya atrasado sobre las normas de arrendamiento. Señala que una vez el personal presente los resultados de su sondeo en la junta de Abril, sólo unos pocos temas de arrendamiento quedarán por resolver entre los dos consejos.

“Creo que lograremos concluir nuestros debates en el segundo trimestre,” afirmó. “Para mí no representa un atraso significativo.”

Las consultas adicionales podrían posponer el cronograma un mes, según un empleado del FASB. Sin embargo, el FASB emitirá probablemente su nuevo borrador de consulta sobre sus normas de arrendamiento a finales del segundo trimestres o a inicios del tercero.

Seidman agrega: “siempre he opinado que podemos invertir un poco de tiempo y de esfuerzo para resolver las preocupaciones que han sido identificadas, nos ahorrará mucho tiempo a todos en el largo plazo.”

Seidman reconoció que se sintió mucha frustración al no lograr llegar a un acuerdo con el IASB en la junta del miércoles.

“A lo largo de este proyecto hemos logrado llegar a decisiones convergidas,” aclaró. “Esto se debe a que ambos consejos sentíamos que debíamos perfeccionar nuestras normas. Iniciamos el proyecto casi al mismo tiempo y trabajamos de manera coordinada para intentar llegar a una solución mejorada y convergida. Sería en realidad muy decepcionante divergir en este momento. La frustración se apoderó de la mesa del consejo; parecía muy difícil conciliar. Nuestra opinión es que el modelo del IASB gravitaba hacia un nuevo modelo. En cierta forma, es un modelo graduado en el que se reflejaría un patrón lineal si el consumo del activo es bajo, y un patrón más acelerado si el consumo del activo es alto. El FASB simplemente decidió ser más directo y dijo: ‘en este caso se debería tener un patrón lineal y en éste un patrón acelerado.’ Por eso espero que la retroalimentación que recibiremos nos ayude a llegar a puntos comunes.”

En cuanto al impacto que el desacuerdo tendrá sobre la decisión atrasada de la Comisión de Valores de los Estados Unidos sobre la incorporación de las normas IFRS en el sistema de información financiera de los Estados Unidos, Seidman recalcó que ambos consejos están progresando.

“La Comisión de Valores de los Estados Unidos informó que desea ver el progreso realizado sobre los cuatro proyectos restantes,” dijo Seidman. “Como tal, no nos han fijado fechas límites para cada uno de estos proyectos. Simplemente quieren ver un progreso equilibrado frente a estos proyectos. No creo que este trabajo adicional represente un atraso significativo.”

Fuente: FASB