60 años junto a la Junta Central de contadores

Durante seis décadas, esta institución ha crecido de la mano de los profesionales colombianos. Ahora se enfrenta a retos tan grandes como la adopción de las NIIF y la actualización de la tarjeta profesional.

foto-1-jcc

Cuando se creó la Junta Central de Contadores (JCC) con el decreto legislativo 2373 de 1956, había más de una manera de ser reconocido como contador. Por aquellos días, muchas personas ejercían la profesión luego de aprender a través de la práctica diaria; estaban también los graduados de la Facultad Nacional de Contaduría y Ciencias Económicas.

Por lo anterior, la JCC nació como una entidad adscrita el Ministerio de Educación. Algo que se mantuvo hasta el siglo XXI, cuando en 2007 con la Ley 1151 pasó a estar vinculada al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y ser reconocida como Unidad Administrativa Especial (UAE) del gobierno. Al mismo tiempo se creó el Consejo Técnico de la Contaduría Pública, que asesora al estado desde una perspectiva contable a la hora de establecer leyes y normas relacionadas, así como a las personas que tienen dudas relacionadas.

“Se espera que a comienzos del 2017 esté disponible la nueva tarjeta profesional…”

A qué se dedican

foto-2-jccDesde un principio la JCC quedó a cargo de registrar, inspeccionar y vigilar a los contadores colombianos. Por eso siempre viene a la mente la tarjeta profesional cuando se habla de la Junta; desde 1956 han registrado a 229.523 personas, 141.594 mujeres y 87.929 hombres. Para otros, lo primero que recuerdan son las sanciones que aplica a los profesionales que violan lo establecido en el Código de Ética, la Ley 43 de 1990.

Pero no se limitan a los individuos, también entran a sancionar sociedades de ser necesario. En el 2015, año con las últimas cifras consolidadas, se presentaron 109 sanciones: 55 a contadores, 49 a revisores fiscales y 4 a auditores y asesores, y una a sociedades. La sanción más aplicada fue la suspensión de la inscripción profesional, en 104 casos, luego está la amonestación con 3 y la cancelación de la inscripción profesional que cayó sobre un contador y la única sociedad del listado. La conducta más sancionada fue atentar contra la fe pública con 75 casos, seguida por la retención indebida de documentos e información contable con 12.

A comienzos de diciembre de 2016, iban 110 sanciones, 10 con cancelación de la tarjeta profesional. Las mujeres son las más sancionadas porque hay más mujeres contadoras que hombres, según los registros de la Junta.

El encargado de hacer cumplir el código es el Tribunal Disciplinario de la JCC. A lo largo de los años ha ido sumando representantes de diferentes estamentos relacionados con el que hacer contable. Empezó con cinco miembros: La Facultad Nacional de Contaduría y Ciencias Económicas, en representación del Ministerio de Educación Nacional; las Superintendencias de Sociedades y la Bancaria, además de dos delegados de los contadores públicos.

Actualmente está conformado por 12 personas: Gloria Nancy Jara Beltrán, Delegada del Director General de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y presidenta actual; Carlos Augusto Molano Rodríguez, Representante Principal de los Contadores Públicos y vicepresidente; Edgar Roberto Cortés Baquero, Delegado del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo; María Victoria Agudelo Vargas, Representante Principal de las Instituciones de Educación Superior que cuentan con registro calificado de programas académicos de Contaduría Pública; José Ubaldo Díaz Henao, Miembro Principal en Representación del Consejo Gremial Nacional, Miguel Enrique Peña León, Miembro Suplente del Consejo Gremial Nacional; Luis Eduardo Forero Vargas, Representante del Sector Administrativo de Comercio, Industria y Turismo; Leonardo Varón García, Representante Suplente de los Contadores Públicos; Omar Eduardo Mancipe Saavedra, Delegado del Contador General de la Nación; Jair Albeiro Osorio Agudelo, Representante Suplente de las Instituciones de Educación Superior que cuentan con registro calificado de programas académicos de Contaduría Pública; Juan Camilo Ramírez, Secretario Tribunal Disciplinario de la U.A.E. Junta Central de Contadores; y Oscar Eduardo Fuentes Peña, Director General de la UAE Junta Central de Contadores.

Panorama actual

Precisamente, el Director de la JCC nos habló un poco de lo que viene con la adopción del código de ética de la IFAC, que debe incorporarse a la vez que se Colombia se une al grupo de países que emplea las NIIF.

“El código IFAC, a través del 302, no es que haga una modificación a lo que ya viene a través de la ley 43 sobre esos principios éticos” dijo Oscar Fuentes “Básicamente lo que hace es un refuerzo con respecto a lo que ya viene, pero no va a modificar; por tanto la aplicación del tribunal disciplinario va a ser igual”.

Desde el 2013 se creó el Área de Inspección y Vigilancia, conformada por abogados y contadores que se encargan de verificar que la profesión se está ejerciendo dentro de los marcos normativos mencionados por el director de la institución. Se han realizado más de 1800 diligencias de inspección a personas y empresas a nivel nacional.

La JCC actualmente tiene oficinas en 12 ciudades del país: Armenia, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cúcuta, Ibagué, Medellín, Pasto, Pereira, Riohacha y Valledupar. Entre las metas que tienen trazadas está ampliar su presencia en todo el país.

foto-3-jcc

Otro de sus objetivos ya se logró: actualizar la tarjeta profesional. De acuerdo con lo dicho por su director, la JCC quiere que haya más seguridad a la hora de contratar a un contador con tarjeta, ya que existen personas haciéndose pasar por profesionales, según han podido establecer gracias a las alianzas que han establecido con la DIAN, la Cámara de Comercio de Bogotá y Confecámaras. “A raíz de eso hemos decidido hacer un cambio en la tarjeta, que consiste en que a través de un aplicativo móvil la persona puede consultar si definitivamente la información que aparece en el documento es verídica”, señala.

“A comienzos de diciembre de 2016, iban 110 sanciones, 10 con cancelación de la tarjeta profesional”

A comienzos del 2017 estará disponible la nueva tarjeta profesional. Aunque el cambio no es obligatorio para quienes ya la poseen, él recomendó hacerlo por seguridad.

Para quien se preocupe por el tiempo que tarda sacar la tarjeta, puede tranquilizarse al saber que gracias a la tecnología actual puede realizarse el trámite en 20 días. Pueden llegar a ser 8 si se entrega toda la documentación completa.

Uno de los temas que más interesan a la Junta es la ética de los contadores. El director Fuentes siente que es el tema a fortalecer en las universidades e instituciones educativas, ya que muchos jóvenes cometen faltas al Código de Ética por desconocer las normas, lo que al final les acarrea sanciones.

“Hemos hecho acercamientos con las diferentes universidades, con gremios de profesionales también, buscando llevar ese mensaje de lo ético”, dijo el director al respecto. Esto, a su vez, pretende que los contadores entiendan cada vez más las funciones de la JCC, para que los conozcan.

Finalmente, habló de la posibilidad de establecer intercambios laborales con otros países. Contadores nacionales viajarían a otras latitudes para adaptarse mejor a las NIIF, mientras extranjeros vienen a trabajar en entidades nacionales, ayudando de esta manera a que Colombia logre los estándares internacionales que busca.

foto-4-jcc

Sobre el director de la JCC

Oscar Eduardo Fuentes Peña fue nombrado en su cargo en la Junta Central de Contadores con el Decreto 2122 del 3 de noviembre de 2015 de la Presidencia de la República.

Es Contador Público de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y Abogado de la Universidad Libre, un complemento que en sus propias palabras “puede beneficiarle mucho” al contador que le interese la legislación. También tiene formación de Normas Internacionales de Información Financiera.

Cuenta con más de 30 años de experiencia en los que se ha desempeñado como jefe de auditoría, jefe de control interno, jefe de impuestos y consultor en la implementación de las NIIF. Ha laborado en empresas como PwC, el Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD), Findeter, Electrificadora de Santander, Cervecería Leona, Previsora Seguros.

Él recuerda que sus comienzos como contador no fueron fáciles. “Definitivamente la experiencia es fundamental. Las personas deben comenzar desde abajo, como auxiliar contable”, dice.

Como director, quiere acercar más a los profesionales a la JCC, que entiendan el papel que desempeña esta entidad en la sociedad colombiana.

Por: Juan Andrés Rodríguez, Editor del INCP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *